Publicado: 25.01.2016 18:22 |Actualizado: 25.01.2016 21:04

El rey decidirá si recibe a Sánchez antes del Comité Federal del PSOE

Patxi López entrega al rey la lista de portavoces en el Congreso para que inicie su segunda ronda de consultas para formar Gobierno. Felipe VI podría citarlos en sólo tres días, de modo que concluiría antes del cónclave socialista, que se celebrará este sábado con el objetivo de evaluar la oferta lanzada por Podemos para apoyar la investidura de Sánchez.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El rey Felipe VI posa con el presidente del Congreso, Patxi López, en la Zarzuela. / EFE

El rey Felipe VI posa con el presidente del Congreso, Patxi López, en el Palacio de la Zarzuela. / EFE

MADRID.- El presidente del Congreso, Patxi López, ha dicho hoy tras reunirse con el rey que a él no le corresponde explicar cuánto durará la segunda ronda de contactos que abrirá Felipe VI para buscar candidato a la Presidencia, aunque "por muy corta que se quiera hacer, lleva un tiempo y unos días", ha dicho.

López ha señalado tras llegar a la Cámara baja desde el Palacio de la Zarzuela que se ha limitado a entregar al monarca la lista de los líderes de las formaciones políticas con los que Felipe VI comenzará su nueva serie de entrevistas "para que concluya con una propuesta de candidato o candidata a la Presidencia del Gobierno".

A partir de esta relación de portavoces de catorce formaciones, los mismos que se entrevistaron con el jefe del Estado la semana pasada, la Casa del Rey los volverá a convocar en las próximas horas, pero todavía no se conoce el calendario de los contactos.

Como Zarzuela adelantó el viernes pasado que las entrevistas se celebrarían "a partir del miércoles día 27, se abre la posibilidad de que sean citados en sólo tres días, antes del viernes, o que se repita el formato de la primera ronda, cuando la Casa Real distribuyó las reuniones en cinco días, de lunes a viernes.

Si se optara por el primer formato, Felipe VI acabaría sus consultas la víspera del Comité Federal del PSOE, que se celebra el sábado 30 con el objetivo de evaluar la oferta lanzada por Podemos al líder socialista Pedro Sánchez, para apoyarle en la investidura a cambio de entrar en su futuro Gobierno.

Cualquier otro calendario situaría la conclusión de las consultas, que previsiblemente se cerrarán con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para después del cónclave socialista, donde el dirigente del PSOE escuchará las voces de los dirigentes territoriales del partido, algunos abiertamente contrarios a aceptar las condiciones del pacto ofrecido por Podemos.

En esta tesitura, los periodistas han preguntado a López si cree que la nueva ronda del rey será corta o larga. El presidente de las Cortes ha contestado: "No me corresponde a mí decirlo, porque los nombres que le he pasado son los mismos y las mismas formaciones políticas, catorce, así que por muy corta que se quiera hacer, lleva un tiempo y unos días". Además, ha apostillado que aunque Felipe VI anunció que emprendería las conversaciones a partir del miércoles, él no sabe "a qué ritmo" las llevará a cabo.



Rechazo de Mariano Rajoy

Felipe VI optó el pasado viernes por abrir una segunda ronda de consultas políticas después de que ese día ofreciese a Rajoy ser candidato a la Presidencia del Gobierno y
el líder del PP declinase el ofrecimiento del jefe del Estado.

Después de que Felipe VI comunicara a López la decisión de Rajoy, el presidente del PP y jefe del Ejecutivo en funciones compareció ante los medios informativos en el Palacio de la Moncloa para explicar que declinaba el ofrecimiento del rey porque "en este momento" no cuenta con los apoyos necesarios para ser investido por el Congreso, aunque no por ello renuncia a intentarlo más adelante.

El PSOE, por boca de su secretario de Organización, César Luena, ha criticado la "insólita" decisión de Rajoy -sobre la que este partido apunta que algunos la sitúan incluso al margen de la Constitución- y ha acusado al líder del PP de demostrar con ella "deslealtad con las instituciones e irresponsabilidad con España".

Ausencia de ERC y Bildu

La ronda anterior duró cinco días y comenzó hace una semana, a partir de una lista entregada a la Casa del Rey por el Congreso, en la que figuraban representantes de quince formaciones, todas salvo ERC, que supeditó su asistencia a que el monarca, previamente, hubiese atendido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y recibido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Iniciada la ronda, a la negativa de ERC se sumó la de EH-Bildu, cuyos militantes acordaron en asambleas que no acudiera a la Zarzuela la diputada Marian Beitialarrangoitia -a quien se esperaba para el día siguiente-, porque no se sentían representados por una monarquía que consideran "antidemocrática".

Por tanto, finalmente el rey tuvo ocasión de conocer la posición ante la sesión de investidura de catorce candidaturas o formaciones políticas parlamentarias, a través de las reuniones que mantuvo de lunes a viernes en su despacho con los portavoces de Nueva Canarias, Foro Asturias, CC, UPN, PNV, UP-IU, En Marea, DiL, Compromís, En Comú-Podem, Ciudadanos, Podemos, PSOE y PP.