Publicado: 15.11.2013 07:34 |Actualizado: 15.11.2013 07:34

El PCE afronta su XIX Congreso con Europa, la deuda y el proceso constituyente como platos fuertes

Con la reelección de José Luis Centella como secretario general asegurada, el partido reclamará una auditoría ciudadana y el impago de la deuda ilegítima así como el inicio de un nuevo proceso de integraci&oacut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con 92 años recién cumplidos el Partido Comunista de España (PCE) celebra desde esta tarde su XIX Congreso en el Auditorio Marcelino Camacho de Madrid. La cita servirá para confirmar la reelección de José Luis Centella como secretario general durante los próximos cuatro años, aunque tal y como explica en una entrevista a Público el número dos de Cayo Lara en Izquierda Unida, eso, su reelección, será casi lo de menos. El PCE está concentrado en desarrollar un profundo debate sobre temas esenciales para el futuro del Estado y de la izquierda en todo el mundo. Será un ejercicio de reafirmación y posicionamiento tras unos años en los que se dudó de su supervivencia, para dar una "respuesta social y anticapitalista a la crisis" del sistema.

De ahí que uno de los temas fundamentales que debatirá el cerca de medio millar de delegados congregados en la capital será el de poner en marcha un proceso constituyente que siente las bases de una democracia más participativa, enfocada, como no podía ser de otro modo, a la consecución de la Tercera República. El análisis de la situación es profundo y tiene sus raíces en la crisis del bipartidismo y su defensa, como si fueran tótems intocables, de la Constitución y del rey. Pero lo que el PCE planteará este fin de semana no será una nueva Transición teledirigida sino la ruptura total con lo que consideran el régimen constitucional surgido de la Carta del 78.

El Congreso denunciará en especial la modificación del Artículo 135 pactada por PP y PSOE durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, lo que condiciona toda la política económica del Gobierno a la reducción del déficit y el pago de los intereses. Tema que encaja por partida doble en las discusiones sobre la Europa que quiere el PCE y la política económica. Sobre lo primero, Centella deja claro que no se trata de una mera refundación como pide Izquierda Unida, en línea con el Partido de la Izquierda Europea. Los delegados apostarán por un nuevo proceso de integración territorial, similar al de América Latina, que empiece la casa por los cimientos y no por el tejado, es decir, con una unión monetaria que, como se ha demostrado durante la crisis, ha terminado con la soberanía de los países del sur.

Una de las principales causas es el pago de los intereses de la deuda, algo que el PCE pactará como inaceptable. Del Congreso saldrá un documento que reclame la necesidad de hacer una auditoría ciudadana de la deuda que determine qué parte es legítima y qué parte no lo es. O lo que es lo mismo, la cantidad que debe asumir el Estado como deuda porque la ha producido lo público y la que debe rechazar porque proviene del ámbito privado. 

Otro de los pilares de las discusiones será la regeneración de la democracia a partir de los sistemas de revocación de los cargos públicos. La propuesta está muy relacionada con ese proceso constituyente y se basa en dotar a los ciudadanos de herramientas para que puedan fiscalizar el trabajo de las personas que eligen como gestores de la administración pública. 

El PCE tomó hace cuatro años la decisión de plantar la batalla al neoliberalismo en la calle, con los movimientos sociales y sindicales y este Congreso, además de evaluar el trabajo desarrollado en este ámbito, se pondrá como reto el contribuir a la unión de la izquierda social. En el Estado, cuya concepción seguirá siendo federal, plurinacional y pluricultural, como dijo el propio Centella hace una semana a los periodistas, pero también en el resto del mundo. El Partido pretende hacer bandera del internacionalismo histórico del movimiento comunista y contará con la presencia en Madrid de numerosos miembros de socios europeos y latinoamericanos provenientes de Ecuador y Cuba.

Todo ello se producirá en paralelo a la aprobación de los nuevos estatutos y de las tesis políticas, que han recibido un total de 1.824 enmiendas. El Congreso se abrirá esta tarde a las 16.00 con el informe de gestión de Centella y se alargará hasta el domingo a mediodía con su ratificación.