Publicado: 16.11.2013 16:13 |Actualizado: 16.11.2013 16:13

El PCE proclama su apuesta por romper con la UE y el euro

El XIX Congreso comunista declara "incorregible" a la Unión y abre un debate más profundo sobre la moneda única que el que hizo IU en su Conferencia sobre Europa en junio. La posición global es similar: ruptura, pr

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No ha sido una pasada por la izquierda a IU. Tampoco un tema de divergencia en el planteamiento global. Ha sido, simplemente, una cuestión de profundidad en el debate. Y en esta segunda jornada del XIX Congreso del Partido Comunista de España (PCE) el euro ha ocupado más espacio que el que le dedicó la Federación que dirige Cayo Lara en su Conferencia sobre Europa del pasado mes de junio. Básicamente, porque el programa de aquel encuentro en el Ateneo de Madrid sugería que la crisis social, económica y política en la Unión Europea requería otro tipo de respuesta más allá de la mera discusión sobre si IU está a favor o en contra de la permanencia en el euro.

Ese tampoco era el punto central del debate de los comunistas esta mañana, pero durante la evaluación de la tesis política sobre Europa presentada al casi medio centenar de delegados concentrados en el Auditorio Marcelino Camacho de Madrid, se han podido escuchar palabras mucho más contundentes con respecto a la moneda única. La visión más decidida la expuso la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), para quienes "la única opción posible en beneficio de los pueblos es la salida de la UE y del euro porque la UE tiene un carácter irreformable que sólo se podría cambiar con una mayoría absoluta en el Parlamento Europeo, algo que es imposible".

Esta es una de las tres enmiendas que la UJCE presentó a la tesis sobre Europa y que, por la votación que hubo después, de alguna manera tendrá que quedar reflejada en la propuesta transaccional que saldrá del Congreso. Ahí se verá si el PCE apuesta por la salida o por la ruptura, que no es lo mismo aunque las palabras puedan parecer similares. El documento original habla de la "ruptura con el actual modelo de la UE y del euro y avanzar hacia un modelo de integración territorial".

Y esto sí entronca de manera más coherente con la posición que IU aprobó en su Conferencia: una especie de sí a la UE y al euro pero refundando el tinglado de Bruselas, democratizándolo y dando al Banco Central Europeo los poderes de cualquier Banco Central que se precie para poner la economía al servicio de los ciudadanos y no del poder financiero.

En su Conferencia, IU no sólo no optó por hacer un debate sobre el ‘sí' o el ‘no' al euro, sino que los pocos militantes que quisieron abrirlo se encontraron de frente con la negativa de la mayoría a hablar del tema. ¿Por qué? La explicación es sencilla y en esto IU y PCE van de la mano: la estrategia debe seguir centrándose en aglutinar a una mayoría política y social capaz - en el Estado y en Europa- de conseguir forzar un cambio democrático.

Esto, el esperar al cambio dependiendo de un resultado en unos comicios, tampoco convence a los comunistas del País Valencià, quienes explicaron que la tesis del Congreso plantea "la salida de la UE sólo después de haber ganado peso electoral y eso no puede ser un presupuesto real". "El partido tiene que tener una postura al respecto", reclamaron.

No faltaron tampoco las críticas de los delegados de Madrid a la Conferencia de IU sobre Europa, de la que el portavoz que se dirigió al auditorio dijo que había "pasado sin pena ni gloria". Afirmación curiosa por partida doble, porque justo delante de él estaban el eurodiputado Willy Meyer y el secretario federal de Economía, José Antonio García Rubio, y porque ellos y otras personas que forman parte de la delegación madrileña del PCE en el Congreso participaron activamente en la Conferencia de IU.  

El PCE se ha emplazado a una Conferencia económica en la que la UE ocupará un lugar prioritario. Por cuestión de tiempo y de organización no podrá celebrarse antes del Congreso del Partido de la Izquierda Europea (PIE) de Madrid el próximo diciembre. Ahí se definirá más claramente cuál es la estrategia común de la izquierda de cara a las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2014. Como es normal, no existe una visión consensuada sobre el euro entre las 40 formaciones que componen el PIE, pero por una lógica -legítima- electoral, es muy probable que tampoco ese sea el tema central de la campaña que está por empezar.

El secretario general del PCE, José Luis Centella, -que ayer recibió la aprobación del 95% de los delegados- aseguró en una entrevista a Público el pasado viernes que lo importante era "romper con la UE y el euro" y buscar una nueva forma de integración al estilo de Latinoamérica. Esto sí forma parte del discurso para Europa de IU y, de hecho, tiene un apartado específico en el borrador de programa para las europeas que se difundió en octubre.

Esa superación necesita de un proceso constituyente europeo -otro tema en el que no hay diferencias- y que el ponente de la tesis, José Manuel Mariscal, resumió en  cuatro puntos fundamentales que el PCE deberá tratar en dicha Conferencia económica: Alternativa económica desde el sur, estrategia para romper la UE y el euro, alianza de los pueblos deudores del sur y un programa económico.  

Por último, el PCE también se reafirmó su postura con respecto a la necesidad de hacer una auditoría ciudadana de la deuda y el impago de la que no haya producido el Estado, sino los privados.