Público
Público

Primarias del PSOE Pedro Sánchez defiende una alianza con Podemos y un Estado plurinacional

El precandidato a las primarias del PSOE aboga fundamentalmente por un nuevo modelo de partido que potencie el liderazgo del secretario general y delimite el poder “de los barones”.

Publicidad
Media: 3.55
Votos: 29
Comentarios:

El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, y la exministra Cristina Narbona. / CHEMA MOYA (EFE)

El precandidato a la secretaría general del PSOE, Pedro Sánchez, ha presentado su propuesta para liderar el partido apostando abiertamente por buscar alianzas sólo con las nuevas fuerzas de izquierda, con el objetivo de poner freno a las políticas conservadoras, lo que se interpretó como un claro guiño a Podemos.

El líder socialista, además, apostó por una España plurinacional que, en su opinión, puede caber en una reforma federal de la Constitución.

En un abarrotado Círculo de Bellas Artes, en Madrid, el precandidato del PSOE  ha presentado su propuesta Por una nueva socialdemocracia, un documento de 40 páginas en el que aboga fundamentalmente por un nuevo modelo de partido que potencie el liderazgo del secretario general y delimite el poder del PSOE “de los barones”.

Quiere que la militancia sea la “columna vertebral” del partido, dándole más poder de decisión

Así se recoge en el texto, en el que apuesta por un liderazgo “integrador del pluralismo existente en el PSOE, incluyente y compartido con claridad y eficacia”, pero añade: “Delimitando los papeles del liderazgo general con los de los representantes territoriales que funcionarán en el ámbito de sus respectivas competencias, apoyándose mutuamente y no compitiendo entre sí”.

Pedro Sánchez. / CHEMA MOYA (EFE)

Es decir, Sánchez aboga por acabar con el poder que los territorios han tenido en la política general del PSOE desde que Felipe González dejó de ser secretario general, cuando Manuel Chaves, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y José Bono se convirtieron en los “barones” del partido, con una influencia clave a nivel estatal, un modelo que ha funcionado hasta ahora.

Sánchez quiere que ese poder que delimita a los “barones” lo asuma la militancia que, según el documento, “debe ser considerada la columna vertebral del partido y los actores principales”, dándole más poder de decisión en el nombramiento de cargos y en los grandes temas estratégicos que adopte la formación. Asimismo, también quiere potenciar la figura del simpatizante, casi con los mismos derechos que el militante socialista.

Sánchez admitió que no es el mismo que llegó a la dirección del PSOE hace más de dos años y medio, y explicó que ahora sí cree saber lo que necesita el partido y la izquierda para renacer y hacer frente a las políticas de la derecha. Lo dijo sin tapujos: “Proponemos que el PSOE vuelva a ser el partido de la izquierda de este país”.

Sánchez: “Proponemos un PSOE que vuelva a ser la izquierda de este país”

Y, de nuevo, con toda claridad indicó que para que el PSOE sea la alternativa de la izquierda hay que buscar alianzas con las fuerzas progresistas que acaben con el “austericidio” de las políticas conservadoras.

Y reivindicó el ecologismo, el laicismo, el feminismo, el federalismo, la democracia social y la sostenibilidad medioambiental como banderas de su proyecto. “El PSOE no puede perder su naturaleza de ser alternativa”.

Pedro Sánchez saluda al ex alcalde de San Sebastián Odón Elorza. / CHEMA MOYA (EFE)

Y tampoco se mordió la lengua en su apuesta por una España federal, al ir un paso más allá del famoso documento de Granada y apostar por fortalecer en el marco constitucional una España marcadamente de carácter plurinacional.

“Refundación de la ideología socialdemócrata”

La apuesta de Sánchez en cuanto a contenido político habla de una “refundación de la ideología socialdemócrata”, que basa en un constante “pensamiento crítico hacia el capitalismo neoliberal". Define al PSOE, además, como una fuerza que cumple lo que promete, “y lo hace con competencia y eficacia, como una fuerza de izquierda reformista y transformadora. Sólo por esa vía construiremos la unidad”, dice.

Habla de una refundación de la ideología socialdemócrata en busca de una izquierda “reformista y transformadora”

Como marco estratégico para el partido, deja claro que los adversarios naturales del PSOE son “el capitalismo neoliberal y el conservadurismo del PP”; e insiste en esforzarse en buscar alianzas de todo tipo con las fuerzas progresistas de la sociedad.

El documento está elaborado como si fuera una ponencia del partido y podrá ser enmendado por todos los militantes del PSOE que lo deseen. Además, no se descarta que se presente como texto alternativo al documento que está elaborando la ponencia.