Público
Público

Pedro Sánchez Un Gobierno con el espíritu del 8-M

Por primera vez habrá más mujeres que hombres en el Ejecutivo (11 frente a 6) y, además, llevarán varias carteras de la mayor relevancia. Cambia la nomenclatura de muchos ministerios, incluyendo área como Formación Profesional, Migraciones, Transición Ecológica o Bienestar Social.

Publicidad
Media: 2.44
Votos: 9

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa - REUTERS

“Lo ocurrido el 8-M ha venido para quedarse. Quien ignore el grito de las mujeres, se equivocará”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha repetido en más de una ocasión esta frase desde la manifestación histórica de marzo, y en la conformación de su Gobierno anunciada este miércoles dio pruebas de haber entendido el mensaje.

Sánchez: "Este Ejecutivo está comprometido con las Igualdad de manera inequívoca"

En el Ejecutivo de Sánchez se pueden ver reflejadas muchas de las reivindicaciones escuchadas aquel día. Mayor presencia de las mujeres (en el Consejo de Ministros se sentarán 11 junto a 6 hombres), y no sólo para rellenar un cupo, sino en puestos claves y determinante de un Gobierno (el área económica al completo tiene nombre de mujer).

A esto hay que sumar que las políticas de Igualdad han subido al rango de la Vicepresidencia, con ministerio propio, y con el propósito de que las primeras leyes que se llevan al Parlamento sean las de igualdad salarial.

Sánchez, en una breve comparecencia sin preguntas, puso como primer punto de las características de su Gobierno este hecho. “Este Ejecutivo está comprometido con las Igualdad de manera inequívoca. Las políticas de igualdad serán una auténtica prioridad”, sentenció.

Las políticas de Igualdad han subido al rango de la Vicepresidencia, con ministerio propio

Todo esto lo dijo después de citar a once mujeres que se sentarán en el ahora mal llamado Consejo de Ministros: Dolores Delgado (Justicia); Margarita Robles (Defensa); María Jesús Montero (Hacienda); María Isabel Celaá (Educación y Formación Profesional); Magdalena Valerio (Trabajo, Migraciones y Seguridad Social); Reyes Maroto (Industria, Comercio y Turismo); Carmen Calvo (Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad), Meritxell Batet (Política Territorial y Función Pública); Teresa Ribera (Transición Ecológica); Nadie Calviño (Economía y Empresa), Carmen Montón (Sanidad, y Consumo y Bienestar Social).

Los otros seis hombres que se sentarán en el Consejo de Ministros son: Fernando Grande Marlaska (Interior); José Luis Ábalos (Fomento); Luis Planas (Agricultura); Màxim Huerta (Cultura y Deportes), Josep Borrell (Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación) y la gran sorpresa, el astronauta Pedro Duque en Ciencia.

Los nuevos ministros de Pedro Sánchez, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Carmen Calvo, Nadia Calviño, María Jesús Montero, Meritxell Batet, Josep Borrell, Teresa Ribera, José Luis Ábalos, Dolores Delgado, Pedro Duque, Isabel Celaá, Magdalena Valerio, Fernando Grande-Marlaska, Margarita Robles, Reyes Maroto, Luis Planas, Carmen Montón y Màxim Huerta

Nuevas carteras y nuevas nomenclaturas

Además, Sánchez destacó de su Gobierno haber recuperado ministerios que no estaban en el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que considera fundamentales. Así, hizo especial hincapié en el de Industria que, según dijo, es clave para potenciar la reindustrialización de España; en el de Cultura, “que nunca había tenido que haber desaparecido”, dijo: y el Transición Energética para un futuro sostenible.

El cambio de nomenclatura de muchos ministerios incluye áreas que hasta ahora nunca se habían mencionado

También cabe destacar el cambio de nomenclatura de muchos ministerios, incluyendo áreas que hasta ahora nunca se habían mencionado, lo que refleja un compromiso claro en temas determinantes, que siempre han estado más solapados.

Así, el de Educación lleva como segundo apellido Formación Profesional. El de Trabajo incluye Migraciones; el de Medio Ambiente pasa a llamarse de Transición Ecológica; el de Sanidad incluye el concepto de Bienestar Social y el de Exteriores añade Cooperación.

Sánchez dio las gracias a todos los nuevos miembros de su Gobierno por haber aceptado el cargo, “y haber aparcado sus prestigiosas carreras profesionales para servir al país y a la ciudadanía”, afirmó. También puso en valor que todos ellos tienen una “acreditada preparación” y una “vocación de servicio público”.

El espíritu del Gobierno es "escuchar, dialogar y consensuar con aquel que piensa distinto"

El presidente del Gobierno indicó que ha pretendido hacer un Gobierno reflejo de la sociedad española, y los explicó: “Paritario, intergeneracional, abierto al mundo, pero anclado en Europa, comprometido socialmente y altamente cualificado”.

Aseguró también que todos sus miembros son plenamente conscientes de la importancia de la ejemplaridad pública, de la dedicación que deben poner en su trabajo, y que su puesto “no es una carrera profesional, es sólo una etapa”, dijo. Finalmente, aseguró que el espíritu del Gobierno y todos sus miembros es “escuchar, dialogar y consensuar con aquel que piensa distinto”, advirtiendo de las dificultades que se avecinan.

Tras poner en valor que también se ha creado un Alto Comisionado para luchar contra la pobreza infantil, Sánchez salió sonriente de su primera intervención en la sala de prensa de La Moncloa. Sabe que ha sorprendido favorablemente con su Gobierno, que ha cumplido todo lo que prometió como líder de la oposición en torno a lo que sería su Ejecutivo, y que ha llevado la voz del 8-M al Consejo de ministras y ministros. Ahora viene lo más difícil.