Publicado: 18.09.2015 13:29 |Actualizado: 18.09.2015 15:00

Pedro Sánchez: "No se mejora cambiando el pasaporte, sino cambiando de Gobierno"

El líder del PSOE reprocha a Mas haber hecho una política de derechas de la que no tiene culpa España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Pedro Sánchez con la bandera rojigualda durante el acto. EFE/Andreu Dalmau

Pedro Sánchez con la bandera rojigualda durante el acto. EFE/Andreu Dalmau

MADRID. —"Los derechos no mejoran cambiando el pasaporte, mejoran cambiando un Gobierno de derechas por uno de izquierdas. En Catalunya, y en España”. Con estas palabras, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, lanzó un duro ataque centrado en el president de la Generalitat, Artur Mas, a quien le dijo que España no tiene culpa de las políticas que él ha realizado estos años en Catalunya.

Así, explicó que "los sueldos de los catalanes no bajan por estar en España, sino por la reforma laboral de Rajoy apoyada por Mas; ni se privatiza la sanidad catalana porque se pertenezca a este país; ni tampoco se suben por eso las tasas universitarias. Eso ocurre porque hay un gobierno de derechas", dijo.



Sánchez hizo estas afirmaciones durante una reunión con alcaldes y concejales socialistas, donde prácticamente celebraron ya la previsible victoria en la Asamblea de la Federación España de Municipios y Provincias (FEMP), que volverá a presidir un socialista, el alcalde de Vigo, Abel Caballero.

El líder del PSOE puso en valor el espíritu municipalista que siempre ha tenido el partido y el gran avance de poder local que han tenido los socialistas tras las elecciones de mayo. Sánchez relató que los socialistas gobiernan 2.800 alcaldías y a más de 18 millones de españoles. Asimismo, indicó que el PSOE es la primera fuerza en el mundo urbano y en el mundo rural.

El dirigente socialista prometió que si es presidente del Gobierno, la próxima legislatura será la de los municipIos y concretó tres promesas: derogará la ley de base local aprobada por el actual Gobierno; aprobará una nueva ley de financiación local y se reconocerá en la reforma de la Constitución la autonomía local.

También se refirió Sánchez a la crisis de los refugiados y pidió a sus ayuntamientos que den ejemplo, como hizo el propio Abel Caballero cuando estalló el problema, ofreciendo todo el apoyo desde su municipio. El secretario general del PSOE pidió a Mariano Rajoy que no sea “cicatero” con el número de refugiados que puede acoger España, mostró su acuerdo con la decisión tomada el jueves por el Parlamento europeo y pidió que España lidere la solidaridad en Europa con los refugiados, “porque los españoles quieren ser solidarios”, dijo.

Previamente a la intervención de Sánchez, intervino el que posiblemente será el próximo presidente de la FEMP, Abel Caballero, quien estuvo extremadamente generoso con el liderazgo de Sánchez al frente del PSOE. El veterano político indicó que “volver a presidir la FEMP es una victoria de Pedro Sánchez; y recordó que siempre el partido que ha liderado dicha federación ha gobernado posteriormente España. Caballero dijo que España necesite “un presidente de verdad” y, que en su opinión, ése sólo puede ser Pedro Sánchez, a quien le reconoció el mérito de haber levantado al PSOE.