Publicado: 30.09.2015 18:57 |Actualizado: 30.09.2015 21:18

Pedro Sánchez opta por Meritxell Batet como número dos por Madrid pese a militar en el PSC

La número seis de la lista será la excomandante Zaida Cantera, que denunció acoso sexual y fue dada de baja del Ejército

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Pedro Sánchez, Meritxell Batet (d), Zaida Cantera (i) y Sara Hernández (2i), este miércoles en Madrid. EFE/Chema Moya

Pedro Sánchez, Meritxell Batet (d), Zaida Cantera (i) y Sara Hernández (2i), este miércoles en Madrid. EFE/Chema Moya

MADRID.- Si la antigua Federación Socialista Madrileña (FSM) levantara la cabeza, volvería a cambiar de siglas. Y es que Pedro Sánchez presentó la tarde de este miércoles a sus dos fichajes para la lista que él encabezará por Madrid, rompiendo todos los tradicionales esquemas del socialismo madrileño.

Para empezar, de número dos estará por Madrid una militante de Partido Socialista de Catalunya (PSC), Meritxell Batet. Ha sido una persona de la máxima confianza de Pedro Sánchez, coordina el programa electoral, está en el grupo de sabios y en la Ejecutiva Federal. El guiño catalán y la trasversalidad tampoco han quedado ajeno a esta decisión.



También estuvo en el acto la número seis de la candidatura, la excomandante Zaida Cantera, que denunció acoso sexual y fue dada de baja del Ejército.

En medio de todo ello, la nueva secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, que justificaba estos nombres por el buen entendimiento con la dirección federal. Y aún falta encajar a Eduardo Madina (vasco) y algún que otro nombre que poco tiene que ver con el socialismo madrileño.

De tal forma que el PSOE-M parece que va a aportar poco en los puestos de salida. Ángeles Álvarez parece que será la más cercana al partido en Madrid, porque los últimos rumores apuntan a que el expresidente la Gestora y ex secretario general del PSM, Rafael Simancas, también podría caerse de la lista, para ir finamente al Senado o en un puesto de dudosa salida.

La dirigente de la Ejecutiva Luz Rodríguez también estará en la candidatura, posiblemente la número cuatro, y aunque es militante del PSOE-M su trayectoria política siempre ha estado vinculada a Castilla-La Mancha. La extraña operación de César Luena quedó ya abortada, y no habrá un riojano por Madrid. El secretario de Organización del PSOE repetirá como número uno por La Rioja.

Sánchez aseguró que tenía decidido desde el verano que su número dos fuera la diputada del PSC que, por cierto, apoyó a Eduardo Madina en las primarias del PSOE. Aunque otras voces apuntan a que los intentos de buscar otro nombre más mediático han fracasado y que ha sido la opción final.

En cuanto a Zaida Cantera, el líder socialista indicó que la conoció recientemente y que le causó una gran impresión, sobre todo, por sus ganas de hacer política. Medio en broma, descartó que fuese a ser la próxima ministra de Defensa si él llega al Gobierno, pero apuntó que en el Congreso llevará áreas vinculadas a las relaciones internacionales.

Todos estos nombres deben ser aprobados el próximo viernes, 2 de octubre, en el Comité Regional del PSOE-A y, aunque se espera un amplio apoyo a la candidatura, no faltarán voces en contra del desembarco total del federal en las listas de Madrid, algo nunca vista en toda la etapa democrática.

Ferraz se defiende diciendo que Pedro Sánchez y Antonio Hernando siempre han pertenecido al partido en Madrid, y que van encabezando dicha candidatura; y que dicha lista siempre ha tenido independientes y un marcado carácter de ámbito nacional. Pero nunca la dirección federal ha hecho la lista a su antojo como en esta ocasión.