Publicado: 12.12.2015 15:16 |Actualizado: 12.12.2015 15:16

Pedro Sánchez y Susana Díaz cierran filas frente a las encuestas

La presidenta andaluza dice que necesita a “Pedro en La Moncloa” y vaticina que los sondeos se equivocarán como pasó en Andalucía con Javier Arenas. 

Publicidad
Media: 1.80
Votos: 5
Comentarios:
El candidato a la presidencia del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha participado hoy en un acto público en Sevilla, junto a la secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta de la Junta, Susana Díaz. EFE/ Raúl Caro

El candidato a la presidencia del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha participado hoy en un acto público en Sevilla, junto a la secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta de la Junta, Susana Díaz. EFE/ Raúl Caro

LUGAR: Centro Deportivo Pino Montano (Sevilla)
ORADORES: Verónica Pérez, Antonio Pradas, Juan Espada, Susana Díaz y Pedro Sánchez
ASISTENCIA: Unas 3.500 personas
INCIDENCIAS: Antes del acto, Sánchez se reunió con Susana Díaz y varios dirigentes andaluces para darles la información de la que disponía de los atentado en Kabul. El acto empezó con un minuto de silencio en recuerdo de los dos policías asesinados.

Piropos mutuos y hasta complicidades programáticas de cara a un supuesto futuro con Pedro Sánchez en La Moncloa. El candidato socialista y la presienta andaluza, Susana Díaz, cerraron filas este sábado en Sevilla, en el mitin más grande y animado que ha celebrado el PSOE en lo que va de campaña.



El bombardeo de encuestas dando pronósticos muy negativos para los socialistas no permite otra cosa, y, a estas alturas, parece que no es cuestión de jugar ya a gestos de desplantes o a plasmar supuestas fricciones internas. En Sevilla, a ocho días de las elecciones, tocaba dar una imagen de unidad.

Así, Susana Díaz se subió a la tribuna asegurando que Pedro Sánchez ganará las elecciones el 20-D. "Lo que yo te diga, Pedro", dijo, "porque te necesito en La Moncloa".

La presidenta recordó lo que vaticinaban las encuestas hace tres años dándole todas ellas la mayoría absoluta a Javier Arenas en la elecciones andaluzas. A su más puro estilo trianero, afirmó: "Cada día había una encuesta que le daba la mayoría absoluta , y cada día abrían una botella de champán para celebrarlo. Dos días antes de las elecciones ya dije que iban a tener una mala resaca el lunes. Y así fue. La pancarta que tenían preparada para anunciar la victoria la tuvieron que esconder en la sede, y el PP tendrá que esconderla suya en Génova el próximo 20-D".

Díaz estuvo especialmente crítica con el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, a quien le acusó de querer cambiar la historia de Andalucía con sus referencias al referéndum andaluz de 1980 como una consulta de autodeterminación. "Pero no fue un desliz, fue una coartada para abrir este país en canal, para luego poder ir Cataluña a decir que defiende su referéndum independentista".

La lideresa andaluza, además, denunció que el PSOE está siendo objeto de todo tipo de ataques en esta campaña pero, en su opinión, no son gratuitos, "a la derecha siempre ha habido una izquierda que le ha gustado más que otra".

Acabó poniendo el pabellón en pie apelando al orgullo socialista y pidiendo el voto para Pedro Sánchez, "porque es un candidato comprometido, sensible y decente", dijo.

Con el ambiente muy caldeado, Sánchez subió a la tribuna y, aunque es difícil que tenga un puesto en el Club de la Comedia, quiso hacer un mitin de chascarrillos, de anécdotas, de frases hechas… y hasta contó un chiste.

No obstante, de mensajes nuevos no hubo ni uno. Sigue dedicando casi un tercio de sus mítines a hablar sobre las mujeres, con la que se compromete en tres puntos: una ley de igualdad salarial, la recuperación íntegral de la Ley del Aborto que aprobó el PSOE y un Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

No es casual este hecho, porque quizás es entre las mujeres donde los socialistas pueden tener más posibilidades de crecimiento de voto.
También hubo referencias a la corrupción del Partido Popular y a los recortes efectuados en estos cuatro años; y no faltó un toque a Podemos a quien calificó como el partido “de la izquierda del postureo”-

Y, finalmente, también se deshizo en elogios hacia Susana Díaz, a quien calificó como "la gran presidenta de Andalucía". Además, se comprometió ante Díaz a que si gobierna el Ejecutivo volverá a pagar el 50% del gasto en dependencia en Andalucía. Todo de muy buen rollito. De hecho, Sánchez acabó el mitin diciendo que salía de Sevilla "con las pilas cargadas".