Publicado: 09.10.2014 22:27 |Actualizado: 09.10.2014 22:27

"El peligro de ruptura en Catalunya será mayor si no hay consulta"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Hablar de independencia en el sur de la Europa del siglo XXI no trata de crear un Estado decimonónico sino de buscar nuevos marcos de convivencia, de libre entendimiento entre pueblos y de salir de un régimen agotado". En estos términos ha explicado David Fernàndez, diputado de la Candidatura de Unidad Popular (CUP), cómo entiende su formación el proceso soberanista catalán.

Fernàndez ha participado en la presentación del libro Cataluña quiere decidir (Icaria), de Jaime Pastor. En la obra, el politólogo e intelectual español Jaime Pastor analiza las raíces del independentismo catalán y su actual "conflicto abierto" con el Estado español, así como la situación internacional del derecho a decidir, sobre el que ha expuesto que "el derecho internacional no lo reconoce pero tampoco lo prohíbe".

"Con Catalunya tenemos dos enemigos comunes: el régimen del 78 y la troika", asegura Pastor"En Catalunya hay una aplastante mayoría de gente que quiere decidir", ha manifestado Pastor, que ha puntualizado que ello "no quiere decir que todos sean independentistas, sino que quieren ser consultados". En opinión del autor, esta voluntad ha lanzado un proceso de "profundización democrática" que ha lanzado al pueblo catalán en la búsqueda de "un modelo alternativo de sociedad".

"Hay que aprender mucho de Catalunya porque tenemos dos enemigos comunes: el régimen del 78 y la troika", ha manifestado Pastor. Fernàndez, por su parte, ha coincido con él: "Si no tuviéramos ese potencial democratizador el Parlament no habría sido capaz de posicionarse a favor del Kurdistán, de aprobar una ley contra la homofobia pionera en toda Europa, de prohibir definitivamente el fracking, las balas de goma..."

En la presentación también ha participado Miguel Urbán representando a la editorial del libro. El activista y miembro de Podemos ha recalcado que la sociedad española debería "enlazar lo que está pasando en Catalunya con un proceso constituyente a nivel nacional".

Urbán, que ocupó el séptimo puesto en la lista de Podemos en las europeas, ha afirmado que "es fundamental no perder la oportunidad de decidir, entre todos, para avanzar" en la construcción de un Estado como el expuesto por Fernàndez. Sin embargo, también ha reconocido que será necesaria "pedagogía" con una parte de la sociedad española, que "se opone frontalmente" a que Catalunya se separe de España en un proceso unilateral.

"Me preocupa la falta de voz de Podemos en Catalunya", ha exteriorizado Urbán, séptimo en la lista de las europeasPese a todo, el diputado de las CUP no considera factible que, en el caso de que las próximas elecciones generales arrojen un panorama político favorable al cambio de modelo territorial —posibilidad que recogen partidos como PSOE, Podemos o IU—, el proceso soberanista catalán se detenga. "Existe una fractura social muy difícil de recuperar", ha aseverado.

Urbán ha lamentado la ausencia de "portavocías catalanas" porque, a pesar del poco peso que todavía tiene la formación en Catalunya, si cree hay "un espacio" para ella, sobre todo entre los castellano-hablantes no independentistas descontentos con la actuación del PSOE y Ciutadans. "Me preocupa la falta de voz de Podemos en Catalunya", ha exteriorizado. 

Pese a la suspensión casi instantánea de la consulta del 9-N por parte del Tribunal Constitucional, Fernàndez ha asegurado que "el 9-N se va a votar con dignidad desobediente", aunque aún no puede adelantar "bajo qué marcos o con qué condiciones".

"Con los que votaran en contra de la independencia no pasaría nada, lo mismo que con los que votaron No a la Constitución" "Nos esperan 30 días frenéticos y antitéticos, porque un día se encarga de desmentir al anterior", ha señalado respecto a la consulta, lamentando a su vez que "estemos hablando de si votaremos o no cuando deberíamos estar haciendo campaña por el Sí" debido a que el "Tribunal Constitucional va cercenando todas las posibilidades de desplegar una consulta no vinculante para que los ciudadanos puedan votar".

Respecto a qué ocurriría con los ciudadanos que votaran en contra de una independencia en una hipotética consulta vinculante, el activista y diputado catalán ha apuntado que "no pasaría nada". "Lo mismo que no ha pasado nada con los que han votado a favor de la independencia de Escocia, o los que votaron en contra de la Constitución española, ha explicado, asegurando que "en Catalunya no hay talibanismo, nadie va a decirle a nadie cómo se tiene que sentir con respecto a su identidad nacional".