Público
Público

El pequeño Nicolás, condenado
a pagar una multa de 4.500 euros 
por calumniar al CNI

El presunto estafador queda absuelto del delito de injurias pero tendrá que abonar 12 euros al día durante 12 meses a los espías españoles por acusarles de actos ilegales. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El Juzgado de lo Penal número 25 de Madrid ha sentado este jueves en el banquillo de los acusados a Francisco Gómez Iglesias, el Pequeño Nicolás. E.P.

El Juzgado de lo Penal número 25 de Madrid ha sentado este jueves en el banquillo de los acusados a Francisco Gómez Iglesias, el Pequeño Nicolás. E.P.

@patricialopezl

MADRID-. Es su primera condena penal pero podría no ser la última. Francisco Nicolás Gómez Iglesias ha sido condenado por el juzgado de lo penal número 25 de Madrid por calumniar al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) al acusarles de tener pinchado su teléfono ilegalmente, de intentar lavar pruebas para perjudicarle en otro procedimiento o por decir que era un 'Charlie' que trabajaba para ellos. 

Aunque sólo es una multa económica de 12 euros al día durante un año - unos 4.500 euros- y el pago de las costas del procedimiento, el veinteañero ya tiene una sentencia que le abre el camino a prisión en caso de ser condenado nuevamente por el sumario que instruye el juzgado de instrucción número 2 de Madrid, en el que se le acusa de cohecho, estafa, falsificación de documentos, usurpación de funciones públicas y un largo catálogo delictivo que se investiga en los dos procedimiento y cuatro piezas separadas que instruye el juez Arturo Zamarriego. 

Hechos probados

La sentencia da como hecho probado que Nicolás incurrió en injurias tanto contra los agentes del CNI como con los investigadores de su causa en el programa de Producciones Mandarina, que en ese momento dirigía la actual jefe de Nacional de Eduardo Inda, Sandra Fernández. 

Los programas tuvieron lugar a finales de noviembre de 2014 y allí Francisco Nicolás ya desveló que "el comisario de Policía, sr Villarejo, tiene una grabación no manipulada en la que los agentes de la Policía Nacional y del CNI señalan que le tienen pinchado el teléfono sin autorización judicial", señala la sentencia.

Sin embargo, dos años después, el juzgado de instrucción que investiga esta grabación ilegal al CNI y a Asuntos Internos ya tiene como investigados (imputados) junto al pequeño Nicolás, al comisario Villarejo, a su mujer y a un periodista del medio de comunicación que regenta su familia por ser los autores de esta grabación, manipularla y además difundirla con el fin de ayudar al presunto estafador a eludir sus delitos.