Publicado: 27.12.2015 20:52 |Actualizado: 28.12.2015 13:25

A 140...

Pérez Tapias: "En el PSOE hay mucho españolismo inconsciente y mucho temor electoralista"

El representante de Izquierda Socialista en el Comité Federal defiende la búsqueda del acuerdo con Podemos y la configuración de un nuevo Estado “en un espacio federal y plurinacional”. “Decir que Podemos promueve la ruptura de España es una falacia”, dice

Publicidad
Media: 4.06
Votos: 18
Comentarios:
Captura de pantalla del perfil de Pérez Tapias en la red social 'Twitter'

Captura de pantalla del perfil de Pérez Tapias en la red social 'Twitter'

Sevillano, decano de la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada, padre de dos hijos y abuelo de un jugador de ajedrez de seis años, José Antonio Pérez Tapias es del Betis manque pierda, como es del PSOE manque no levante cabeza.

Fue rival de Pedro Sánchez en las primarias a la Secretaría General en 2014 y, aunque la experiencia le curó de espanto, el representante de la Izquierda Socialista no desiste en el empeño de que su partido se resitúe en la siniestra que no debió abandonar.

Este lunes lo intentará ante el Comité Federal más peliagudo de la historia reciente de Ferraz. A 140, @japtapias anuncia que volverá a pedir la palabra para insistir en lo que viene proclamando en Twitter desde hace días: “Hagamos posible lo necesario: pacto de izquierdas”



¿Cómo define el filósofo lo que está ocurriendo en su partido?

Como un momento de incertidumbre que está generando cierta sensación de pánico. El futuro se ve muy oscuro, el partido acumula muchos temores y lo que deberían ser fuerzas para despejar ese futuro hacia la izquierda se concitan en regresiones y repliegues que a veces tienen un carácter conservador.

Parece más sencillo lo del Homo homini lupus…

Hay quien grita ‘sálvese quien pueda’ y lo que se desatan no son los mejores rasgos de la pasión política sino otras características que también abundan en el campo político.

¿Qué es lo que se juega el PSOE (de verdad) en el Comité Federal de este lunes?

El papel que el PSOE pueda desempeñar en la política española en el corto, medio y largo plazo. ¿El PSOE va a jugar a favor de políticas de izquierdas en el ámbito social y económico? ¿Va a ser capaz de desempeñar un papel estructurador de la sociedad y configurador de un nuevo Estado capaz de atender a la plurinacionalidad? Son dos cuestiones clave a las que tiene que responder.

¿Y Pedro Sánchez?

En la mente de todos está que se juega su futuro como secretario general. Si acierta en la estrategia que diseñe, se reconocerá su liderazgo. Si no delinea de manera clara esa estrategia, es probable que no pueda mantenerlo.

¿Y cuál ha de ser la estrategia? ¿Qué propondrá Pérez Tapias al Comité?

La estrategia debe estar enfocada a lograr de manera efectiva un pacto de izquierdas, capaz de sostener un gobierno de izquierdas.
Una alternativa política sólida que contemple la reconstrucción del estado del bienestar; políticas económicas que replanteen muchas cosas ante las instancias europeas; y una actitud mucho más abierta de cara a la reforma constitucional: que se afronte el futuro del Estado en un espacio federal y plurinacional.

Es decir: negociación con Pablo Iglesias, líneas rojas de Podemos incluidas.

Pérez Tapias

 

Hay que construir puentes y no bombardearlos antes de que sean levantados.
Hay que potenciar los lugares en los que sea posible la confluencia entre Podemos, el PSOE y otras fuerzas de la izquierda. Para ello, no se debe partir de premisas falaces como decir que Podemos promueve la ruptura de España. Eso no se corresponde con la realidad.

¿Está usted de acuerdo con el referéndum de autodeterminación?

La posición que está presentando Podemos respecto a una consulta legal en Cataluña se puede entender -y dialogar sobre ella- en los términos de un referéndum consultivo, que no se identifica con un referéndum de autodeterminación.
En otras palabras: lo que está defendiendo Podemos es lo que defendía el PSC no hace mucho tiempo.

¿Por qué la alergia repentina de muchos barones a Pablo Iglesias?

Hay contradicciones que se pueden pagar caras. Muchos de esos barones territoriales están tensando las relaciones con Podemos, haciendo críticas, insostenibles en algunos puntos, y poniendo en peligro sus presidencias obtenidas gracias al apoyo o la abstención de Podemos.
Hay que cuidar bien ese terreno de la izquierda, que es plural, que tiene menos protagonismos, y realizar esa tarea de diálogo complejo que requiere una labor de aprendizaje por parte de todos.

Igual milita usted en el partido equivocado…

Pienso que no. Tengo una determinada ubicación a la izquierda, dentro del legítimo espectro interno del PSOE.
Pero, hasta ahora, me he sentido útil promoviendo un debate del que no desisto. Es una posición minoritaria, pero uno sabe en qué terreno juega.

¿Es entonces el PSOE el que debería cambiar de siglas?

Cuando uno trata de contribuir a que el PSOE se ubique en la izquierda de una manera más coherente y creíble, lo que pretende es que la posición sea más consecuente con lo muchos pensamos que el Partido Socialista debe significar.

Pérez Tapias

 

No hemos hablado de la posibilidad de una abstención socialista a la investidura de Rajoy

Habrá presiones para que el PSOE se abstenga, máxime si se constituye el gobierno de Artur Mas en Cataluña.

¿Presiones de quién?

Hay cuestiones que subsisten como grandes conflictos de Estado para las que siempre se va a invocar el interés general. Es el caso del soberanismo catalán o de todo lo relativo al pacto antiterrorista

Si le pregunto por el papel de Felipe González y otros de la vieja guardia…

No lo considero muy positivo. No porque crea que deban estar ausentes del debate. Todo el mundo tiene derecho, y hasta la obligación, pero no condicionando las posturas del partido, sino arrojando luz. No a través de presiones o influyendo en la correlación de fuerzas, sino con argumentos nítidos.
Felipe González, aunque después se corrigiera, llevaba razón cuando invocó el reconocimiento de Cataluña como nación.
Hay que abordar las cuestiones nacionales sin miedo. Y en el PSOE, en este punto, hay mucho españolismo que fluye de manera inconsciente. A la vez que hay mucho temor electoralista.

Pérez Tapias

 

Pongamos que dejan a Sánchez que trate de formar gobierno. Pongamos que fracasa. ¿Quién debería ser el candidato socialista en un eventual adelanto electoral?

Si no se puede formar gobierno ni por la derecha ni por la izquierda, habrá que adelantar todos los procesos intermedios. Los relativos al Congreso Federal, a las candidaturas que se presenten y, sobre todo, al programa con el que el PSOE concurra de nuevo a las elecciones.
Hay que perfilar el programa en términos mucho más claros de lo hecho hasta ahora si no se quieren perder más votos de los que se han perdido.

O sea que Pérez Tapias es partidario, cono la dirección socialista, de retrasar hasta la primavera el Congreso Federal.

Hay que resolver la cuestión de la gobernabilidad del Estado; esperar a los resultados del diálogo para configurar una mayoría de izquierdas, en caso de que el PP no acceda al Gobierno; y ver cómo queda el partido y Pedro Sánchez como candidato.
Hay que despejar el horizonte con datos que aún no están definidos antes de que se celebre el Congreso Federal.

En un eventual enfrentamiento Díaz-Sánchez por la secretaría general ¿del lado de quién se colocaría Pérez Tapias?

Primero hay que ver si hay dos candidaturas concurriendo por la Secretaría General, o si aparece una tercera, o si de las dos que se mencionan una no concurre… Hay muchas cuestiones pendientes de resolver.
La misma Susana Díaz tiene mucho que resolver. La Presidencia de Andalucía requiere mucha dedicación. Tendría que pensárselo mucho porque la decisión tendría muchos inconvenientes. ¡Y el resto de España no es como es Andalucía!

¿Pérez Tapias ya escarmentó? ¿O repetiría?

Pérez Tapias ya pasó su momento. Estamos en otro capítulo.

La Izquierda Socialista ¿cómo está?

En una situación que entiendo como de crisis. No se han resuelto ciertos conflictos internos y es lamentable que, en un momento en el que se podría jugar un papel muy positivo en el debate interno del PSOE, ese papel se vea muy amortiguado por las disensiones internas que no se acaban de solucionar.

Es decir: que uno es del PSOE como del Betis… manque pierda!

Jaja… El Betis da alegrías pero también reporta algunos sufrimientos. Pero sí: hay opciones que son de largo recorrido.