Público
Público

"En Peu de Pau", una iniciativa para mantener el carácter pacífico de las movilizaciones en Catalunya

Promotores de la cultura de la paz, intelectuales, dirigentes juveniles y activistas constatan que la represión contra el soberanismo va en aumento y deciden crear un espacio para reforzar y ampliar la cultura de movilizaciones ciudadanas, estrictamente no violentas, en los días y semanas que vendrán

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:

Promotores del espacio "En peu de pau"

Activistas conocidos en Catalunya por su militancia en el pacifismo, en el trabajo humanitario, en las campañas en favor de la acogida de inmigrantes, personas comprometidas en organizaciones juveniles y también intelectuales comprometidos en la vida política han acordado la creación de un espacio, 'En Peu de Pau' (En pie de paz), para favorecer que las próximas movilizaciones de la sociedad catalana no pierdan el carácter cívico y pacífico que han tenido hasta ahora.

Constataron que la represión contra el soberanismo va en aumento y que "probablemente veremos escenarios más duros que los que hemos visto hasta ahora", ha explicado a Público el director de la Fundación para la Paz (Fundipau), Jordi Armadans.

Personas como el propio Armadans, o como la filósofa Marina Garcés, o el pacifista Pepe Beúnza, considerado como el primer objetor de conciencia en España, o el periodista y militante de la izquierda independentista David Fernández, o el conocido promotor de la campaña "Casa nostra, casa vostra" (Nuestra casa, vuestra casa), Ruben Wagensberg, entre otros, se han reunido sin más finalidad que la de "reforzar y ampliar la cultura de movilizaciones ciudadanas estrictamente no violentas en los días y semanas que vendrán". "Sin pretensiones de dirigir nada", sin voluntad de crear ninguna "coordinadora de entidades", pero sí de prevenir a la gente que participa en movilizaciones contra sentimientos de "más miedo, más angustia o más rabia", indica Armadans.

Y con el fin de mostrar la fuerza de la no violencia han elaborado y dado a conocer un decálogo, en forma de hashtags, encabezado con una recomendación del presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez: "Tenemos todo el derecho a manifestarnos y exigir nuestros derechos y libertades. Pero también pido que lo hagamos con el compromiso insobornable de la no violencia. Nunca hemos caído en la trampa de la violencia. Ahora tampoco lo haremos ".

El decálogo

#NiUnaExcusaALaCaverna, dicen: "Lo que haces compromete a todo el movimiento, tanto si das una flor como si insultas o das un empujón. Tenemos que ser impecables en denunciar todas las provocaciones y actos violentos, vengan de donde vengan".

Convierte indignación en entusiasmo. "No te dejes enloquecer por las emociones, evita la violencia verbal y física, tanto a las personas como a las cosas. Rechaza los discursos y los lemas incendiarios, las actitudes de arrogancia y prepotencia. Que la rabia no te cree más adversarios. la acción no violenta requiere de la serenidad y la calma, no el calentamiento. Si notas que no puedes controlar, apártate de la acción ".

Evita rumores. "No difundas informaciones incendiarias, dudosas o falsas. Comparte sólo informaciones validadas".

Aprende a manejar el miedo. "No niegues tus sentimientos, pero evita que el miedo te paralice: respira profundamente, envuélvete de gente conocida, cuidaos colectivamente y no os vayáis solos / as. No se trata de no tener miedo; se trata de no dejarse gobernar por él ". "Si ves alguna persona provocar o actuar violentamente, no conteste. Aíslala a distancia con la complicidad de otra gente".

No estás obligada a nada. "Haz lo que te ves capaz de hacer. No arriesgues más de lo que puedes asumir".

Los activistas recomiendan también "tener cuidado de tu propio cuerpo", sin olvidarse de dormir y descansar; preparase para la represión acordando con el propio entorno "mecanismos de apoyo en caso de lesión o detención", y no olvidar que la acción no violenta puede conllevar "la reacción violenta de los adversarios". En caso de no estar preparados, "hay muchas otras maneras de movilizarnos sin exponernos a ser agredidas o detenidas", recuerdan.