Publicado: 23.09.2015 19:29 |Actualizado: 23.09.2015 19:31

Podemos pide retirar privilegios a Bono, Monago y otros expresidentes

Los grupos parlamentarios del partido en cuatro comunidades presentan proposiciones de ley para reformar los estatutos de los expresidentes autonómicos

Publicidad
Media: 4.57
Votos: 7
Comentarios:
El presidente de Extremadura, José Antonio Monago. EFE

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago. EFE


MADRID.- Los grupos parlamentarios de Podemos en la Comunidad Valenciana, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía han presentado en sus respectivos Parlamentos Autonómicos proposiciones de ley para reformar los estatutos de los expresidentes regionales con el objetivo de "acabar con los privilegios materiales y personales que se les otorgan en la actualidad". De prosperar estas iniciativas, expresidentes como el socialista José Bono (Castilla-La Mancha) o el conservador y recientemente defenestrado José Antonio Monago (Extremadura) serían algunos de los exdirigentes que podrían verse afectados.

"Recuperar las instituciones para la gente es precisamente esto, poner fin a los privilegios de unos pocos que pensaban que las instituciones les pertenecían", asegura en un comunicado la secretaria de Acción Institucional de Podemos, Auxiliadora Honorato, encargada de coordinar las acciones comunes de los grupos parlamentarios de Podemos.



Podemos justifica esta acción en que la legislación vigente otorga a los expresidentes autonómicos una serie de "privilegios materiales y personales" con "una notable falta de transparencia y sin ninguna regulación sobre sus incompatibilidades".

En este sentido, denuncian que las leyes vigentes "no precisan las funciones a desempeñar por los expresidentes autonómicos", así como que no existe "ninguna contraprestación determinada que justifique los privilegios personales y materiales que reciben".

A través de esta iniciativa parlamentaria, que Podemos también quiere llevar a los Parlamentos de Catalunya y País Vasco, la formación liderada por Pablo Iglesias aboga por que sean las propias cámaras las que fiscalicen la pertinencia o no de retribuir a expresidentes, como a cualquier otra persona, en función del desarrollo de tareas concretas encargadas por las instituciones.