Publicado: 15.12.2015 23:13 |Actualizado: 16.12.2015 07:00

De los pijos a los hipsters: así votan las tribus urbanas

La pertenencia a un mismo grupo no implica necesariamente que sus integrantes depositen en las urnas la misma papeleta.

Publicidad
Media: 2.06
Votos: 16
Comentarios:
Combo tribus urbanas

Siempre han existido ciertos grupos o tribus urbanas que, según David Madrid y Jorge Murcia, autores del libro Tribus Urbanas: Ritos, Simbolos y Costumbres, se definen desde una perspectiva social como “un grupo de jóvenes que observan una forma de vestir y vivir en común, con aficiones, formas de expresión, símbolos de identidad, actividades, reglas y rituales de admisión que giran en torno a una ideología o filosofía de vida"

MADRID.- Se aproxima el día de las elecciones generales, el 20-D, día en el que los ciudadanos decidirán el futuro político de este país. Seguramente ya tengan decidido a quién piensan votar y se hacen una idea de a quién van a votar sus amigos y familiares, pero si en la cola del domingo, tienen delante a un joven pijo, por ejemplo, no den por hecho que votará al PP.

Siempre han existido ciertos grupos o tribus urbanas que, según David Madrid y Jorge Murcia, autores del libro Tribus Urbanas: Ritos, Simbolos y Costumbres, se definen desde una perspectiva social como “un grupo de jóvenes que observan una forma de vestir y vivir en común, con aficiones, formas de expresión, símbolos de identidad, actividades, reglas y rituales de admisión que giran en torno a una ideología o filosofía de vida, y cuya presencia es visible en la gran mayoría de las Comunidades Autónomas”. Dicho esto, David Madrid nos recuerda que es un tema muy complejo y que no se pueden hacer generalizaciones, porque se puede caer en el error de frivolizar.



No podemos negar que la parte ideológica tiene un peso importante dentro de estos grupos, pero esto no quiere decir que no nos podamos topar con sorpresas como la que nos intentó mostrar el Partido Popular con su spot de campaña ‘Piensa sin prejuicios - Hipsters’. A veces por culpa de los tópicos y de las ideas preconcebidas pensamos que todos los de un mismo grupo votarían a un mismo partido político…

El pijo que votará a 'Pdro Snchz' y no a Rajoy

“Yo voy a votar a Pedro Sánchez, pero porque está bueno”, confiesa Mateo. Tiene 22 años, es estudiante de derecho y vive en una de las mejores zonas del noroeste de Madrid. Viste muy bien y reconoce ser “bastante pijo”. Ha decidido que va a votar a Pedro Sánchez el próximo domingo, no porque se haya leído su programa electoral y le guste sino porque le cae bien. Sus amigos, sin embargo, lo más seguro es que voten al PP. “No lo dicen abiertamente, pero se da por hecho”, explica.

Cuando vio el spot del PP, dice que le pareció cutre pero que le hizo gracia y no le pareció mala idea. “Creo que la política se ha metido en un ‘todo vale’”. ¿Y qué tiene que decir un pijo sobre Rajoy? “Lo calificaría de cínico porque yo no le niego que se encontrara una situación difícil pero también creo que él cuando llegó al Gobierno sabía lo que se iba a encontrar. Cínico por llevar toda la legislatura echando las culpas de que todo esté mal al gobierno anterior. Entró diciendo que lo iba a cambiar”.

“Yo voy a votar a Pedro Sánchez, pero porque está bueno”, confiesa Mateo. Tiene 22 años, es estudiante de derecho y vive en una de las mejores zonas del noroeste de Madrid.

Sobre los últimos cuatro años de gobierno añade a carcajadas: “El otro día no sé por qué, pero me di cuenta de que sólo llevan cuatro años en el Gobierno, ¡pensaba que llevaban ocho! No te sé explicar por qué pero estos cuatro años del PP se me han hecho larguísimos”.

A pesar de haber decidido votar al socialista basándose en su carisma y su aspecto físico, Mateo está contento de que hayan surgido nuevos partidos para romper con el bipartidismo tradicional. “Me gusta que hayan venido a molestar y a cuestionar cosas”. Desgraciadamente, desde su punto de vista, ahora la gente, y los jóvenes sobre todo, “votan en función de quién sale en la televisión, que me parece bien, pero esto no es Gran Hermano. Creo que lo que se consigue con esto es que la gente vote al candidato porque le cae bien”, como es su caso.

El mundo friki, donde escasean los de derechas

“Es difícil encontrar a alguien en el mundo friki que sea de derechas, no sé por qué”. Son las palabras de José, estudiante madrileño de ingeniería química, de 23 años. Los videojuegos, el manga, el J-pop (un género musical japonés que suele estar en el anime), o los juegos de rol son todos elementos clave del mundo friki, y este joven reconoce pertenecer a él.

José vota nulo

A pesar de afirmar que es difícil encontrar a alguien de derechas en su entorno, tampoco se define como un votante de izquierdas. “Lo tengo claro. No voy a votar a nadie, haré voto nulo, como he estado haciendo todos estos años. Porque no hay ningún solo partido con el que esté al cien por cien de acuerdo”, dice rotundamente. Admite que hay partes de los programas de algunos partidos que le gustan, pero luego las otras partes le echan para atrás. ¿Y sus amigos? “Sí que es verdad que tengo algunos conocidos que también van a hacer votos nulos, pero la mayoría que conozco suelen ser de izquierdas. Hay uno que es derechas pero es el único, es algo raro”. Ante esta última afirmación, la pregunta es clara: ¿Le intentáis convencer como los amigos del hipster del PP?. “Claro que no”, asegura, y comenta que cuando se habla de política con él, simplemente se acalora un poco la charla, pero nada más.

“Es difícil encontrar a alguien en el mundo friki que sea de derechas, no sé por qué”. Son las palabras de José, estudiante madrileño de ingeniería química"

Le gusta que hayan surgido nuevos partidos y que haya más variedad de opiniones, pero aun así, insiste en que ninguno le convence. “No me fío de los candidatos, porque no siempre la imagen que dan representa al partido”, aclara. Lo único bueno que destaca de estos años es la bajada del precio del abono de transporte para los jóvenes en la Comunidad de Madrid. Pero por otro lado, las tasas universitarias han subido, recuerda, y entre eso y más recortes, no podría estar más indignado. Por ello, él se mantiene firme: “prefiero hacer voto nulo como protesta porque no me gusta cómo se están haciendo las cosas”, zanja.

Los hipsters, ¿tribu nueva, partidos nuevos?

“Yo no conozco a ningún hipster que vaya a votar al PP. Creo que los demás lo verían mal de hecho. Yo creo que es una especie de tribu urbana reciente que no debería anclarse en la política antigua como es la del PSOE o del PP”. Viste una barba oscura y esponjosa, pero bien cuidada y lleva unas gafas de pasta negra. Alejandro, un graduado en ciencias medioambientales reflexiona así sobre los hipsters en una cafetería moderna en el barrio de Malasaña en Madrid.

Alejandro, un graduado en ciencias medioambientales

El grupo urbano de hipsters es probablemente el más conocido hoy en día. Pero no hay que olvidar que hay muchos tipos, el abanico de hipsters es muy amplio. Aún así, los rasgos comunes son una barba importante, un peinado característico (un pompadur con los laterales y parte de atrás muy corto) y luego la música que escuchan estos jóvenes, que suele variar entre el rock-indie, y la música considerada como “alternativa”. Dicho esto, Alejando se considera uno más, aunque admite que hay muchas diferencias entre unos y otros.

“Yo creo que en general, si estamos hablando del típico hipster, yo diría que pasan bastante de la política. Creo que se vería mucho voto en blanco y mucho apolítico. Y algún que otro seguidor de Podemos, pero no creo que veríamos a un hipster votando al PP”, cree. Él sería la excepción: lo tiene claro, este año va a votar a Unidad Popular porque considera que es el único partido que propone medidas “creadas por el pueblo, para el pueblo”. Está de acuerdo con los anteriores en que la ruptura del bipartidismo es algo positivo, pero no llegan a convencerle los nuevos partidos. “Considero que Ciudadanos es un partido de derecha pero que viene con fuerzas renovadas y un discurso nuevo para atraer al votante joven y conseguirán el apoyo del votante de la derecha que ha perdido la esperanza en el PP”. Y en cuanto a Podemos, critica que se posicionen como un partido sin ideología, y piensa que sólo intentan conseguir el voto de todos los indignados, sean de la ideología que sean.

El rock, un género con mensajes políticos

Virginia, la rockera

Virginia, la rockera, dice que el pertenecer a un determinado grupo sí que puede influir en el voto de las personas.

Vestida de negro, un cinturón de pinchos y una larga melena morena hasta los hombros, Virginia dice que el pertenecer a un determinado grupo sí que puede influir en el voto de las personas. “Pero también influyen cosas como la familia y cómo estés en casa. Creo que la gente se junta cuando tienen más o menos cosas en común”, añade. La rockera (o heavy, como se define ella), tiene 23 años y está terminando el bachillerato. “Mi mundo está muy ligado a la música. Es verdad que antiguamente los rockeros no vestían mucho de negro y daba un poco igual, pero creo que lo que une más es la música porque las letras en general son muy significativas”. Pone el ejemplo de U2, que “es rock y transmite bastantes mensajes políticos” a través de sus canciones y cree que esto puede influir a los seguidores de esta música, ya que, al fin y al cabo, si no estuvieran de acuerdo con esas ideas, no escucharían a grupos como ellos.

“Sólo sé que me voy a posicionar en partidos de izquierda” afirma, pero reconoce que ninguno realmente le demuestra que pueda hacer algo por el país y se siente “desencantada”

Virginia explica que sus amigos y ellos tienen un sentimiento muy parecido hacia la política española. “Sólo sé que me voy a posicionar en partidos de izquierda” afirma, pero reconoce que ninguno realmente le demuestra que pueda hacer algo por el país y se siente “desencantada”. En general, dice que todos sus amigos heavies se sienten igual, “menos uno que es de Podemos hasta el fin”. Tienen claro que el Partido Popular no se merece su voto, los recortes en educación y sanidad le parecen horrendas y ha visto cómo su padre, que es autónomo ha sufrido estos años por seguir con el negocio sin ayuda por parte del Gobierno.

Asociar a un partido por las “pintas”

“La gente de mi rollo más bien van a votar a PACMA porque no se sienten identificados con ningún otro partido, pero no todos votarán al mismo”, explica Desiré, una joven que viste con ropa llamativa, una falda negra de lentejuelas, unas medias tupidas, un top estilo beisbolera y unas New Balance de colores. Le gusta la música Dembow, pero se identifica más con el rap. “No se puede encasillar a una persona en un pensamiento por la ropa que lleve. No tiene nada que ver. A lo mejor una pija piensa lo mismo que yo. No porque seamos de un grupo cultural hay que pensar lo mismo” dice.

Desiré, la rapera, dice que no se puede asociar a las personas a un partido por "sus pintas"

Desiré, la rapera, dice que no se puede asociar a las personas a un partido por "sus pintas"

En su caso, su voto irá para Ciudadanos, pero admite sentirse dividida entre la formación naranja y el partido de Pablo Iglesias. “Iglesias para mí es la voz del pueblo, es un soñador, cree que podemos tener un mundo mejor, pero sus propuestas son surrealistas. Albert Rivera sin embargo, creo que tiene los pies más en la tierra, pero no me gustan todas sus medidas”, explica.

Iris es una chica de 20 años que trabaja en una asociación de diversidad funcional a la vez que se está sacando el grado en trabajo social en la universidad. Sus amigos la llaman “la hippy” del grupo. Tiene el pelo rapado a un lado y teñido de azul, viste desenfadada y no lleva maquillaje. “Por mis pintas me asocian a Podemos”, admite, algo indignada pero manteniendo la sonrisa. Por lo que ella ha podido comprobar, “si eres más hippy, te asocian a la izquierda, y si vas mejor vestido, a la derecha, y no tiene por qué ser así”. Asegura que a una semana de las elecciones, todavía no sabe a quién va a votar. Lo que sí tiene claro es a quien no: ni a Ciudadanos, ni al PP. “Me quiero leer detenidamente los programas y ver qué propuestas tienen cada uno, y después decidiré”.