Publicado: 06.05.2015 14:57 |Actualizado: 06.05.2015 17:18

Podemos quiere obligar a las administraciones
a plantar batalla contra los desahucios

Propone crear un organismo público que apoye y asesore a quienes pueden perder su casa, e incluso les ayude a negociar con los acreedores. 

Publicidad
Media: 4.56
Votos: 9
Comentarios:
manuel lopez

José Manuel López, candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid, durante una intervención en el programa 'Otra Vuelta de Tueka'.

MADRID.- Parar los desahucios sin alternativa habitacional es su primera promesa electoral, uno de los objetivos prioritarios de su programa de Rescate Ciudadano, pero eso no basta. Podemos quiere crear un ente público que sirva de apoyo a quienes corran peligro de ser desahuciados, que pueda asesorarlos, elaborar informes sobre el peligro que corren o ayudarles a negociar con sus acreedores. Incluso, llegado el caso, que pueda personarse en los procesos judiciales para "poner todos los recursos de las administraciones" en la lucha contra las ejecuciones hipotecarias. Así lo ha afirmado Rafa Mayoral, secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos.



El candidato López insiste en que su propuesta no costará "un euro" a los madrileños, ya que se basa en redistribuir los recursos económicos y personales del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA)

Este miércoles, Mayoral ha comparecido junto al candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, José Manuel López, en la presentación del programa marco en la autonomía que aspira a gobernar. En Madrid hubo más de 7.000 desahucios, a pesar de que la cifra oficial de viviendas vacías supera las 260.000.  

Muchas de ellas, por cierto, están en manos de fondos buitre que las mantienen vacías.

"El IVIMA está vendiendo su patrimonio a los fondos buitre, los fondos buitre retienen viviendas para que suba su precio", acusaba este miércoles López, en el escenario perfecto para evidenciar esa realidad: un edificio propiedad de un fondo buitre en el madrileño distrito de Usera, un inmueble en el que una familia fue desahuciada hace apenas un año.

El candidato López insiste en que su propuesta no costará "un euro" a los madrileños, ya que se basa en redistribuir los recursos económicos y personales del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) y dotarlo de dos nuevas instituciones: la Agencia de Derecho a la Vivienda y la Agencia Pública de Alquiler.

Los objetivos de estos organismos son claros: incentivar el alquiler (especialmente social), reducir el número de viviendas vacías, ampliar el parque público de viviendas y rehabilitarlas, y servir como intermediario entre las familias y los propietarios. El partido apuesta por impulsar el mercado de alquiler público, por lo que quiere que la administración conceda bonificaciones fiscales a quienes cedan la gestión de sus propiedades a la Agencia Pública de Alquiler, y, como ya avanzó este diario, sancionará a personas y empresas que posean más de diez casas vacías, los grandes tenedores de vivienda.

El martes, el partido presentó las 215 medidas de su propuesta marco autonómica, en la que defiende que las administraciones se manchen las manos ayudando a quienes corren el riesgo de perder su casa y corten las alas a quienes especulan con el "derecho constitucional" a la vivienda, y este miércoles se ha ocupado de concretar estas ideas sobre el terreno en Madrid, una de las plazas clave para Podemos de cara al 24 de mayo.

La SAREB, en el punto de mira

La vivienda es uno de los ejes clave del programa autonómico de Podemos, que también defiende reestructurar las deudas de quienes están en peligro de ser desahuciados y pagaron un precio desproporcionado por su vivienda para ajustarlo a su valor real, alejado del precio convenido en la era del ladrillo.

López propone también realizar un censo realista del número de viviendas vacías en la Comunidad, y sostiene que la mayoría de estas medidas están enfocadas a servir como corrector a las malas conductas de grandes propietarios como la SAREB (el llamado banco malo), y que estas no tendrán efecto sobre los dueños de menos de diez viviendas vacías, a los que intentarán convencer de que alquilen, pero a los que no impondrán sanciones.

Junto al candidato y a Mayoral han comparecido también Alejandro Inurrieta, economista y experto en el sector inmobiliario, que llama a equiparar el mercado de alquiler español al nivel europeo, y Esperanza Redondo, afectada por la hipoteca. Redondo debería pagar hoy una letra de 675 euros, pero apenas cuenta con un salario de 1.000 para sacar adelante a una familia de cinco miembros. De momento no corre un peligro inmediato, pero sabe que si sigue sin pagar podrá verse expulsada de su casa, como tantos otros madrileños.

Es la cara de un problema que según Podemos no se ha resulto por la mera falta de voluntad política, además de por favorecer los intereses y negocios de quienes especulan con la vivienda, y es uno de los ejes del programa de López.

López se fortalece

A juzgar por el aplauso que recibió este martes, durante la presentación del programa marco, el candidato se está haciendo fuerte y ya no es un desconocido para la opinión pública. Dice tener un proyecto político claro, carga contra el modelo del ladrillo y del gasto desproporcionado y anticipa que si logra gobernar auditarán hasta el último euro de la "opaca" deuda de la Comunidad, contraída tras 20 años de gobiernos del Partido Popular.

López quiere poner el foco de sus políticas en quienes, dice, "han cargado con el peso de la crisis y el austericido"

Reconoce que dotar al IVIMA de su nueva función requerirá de una inyección económica para contar con un depósito que asegure las propiedades que gestione el ente público, pero insiste en que no hará falta gastarlo, sólo mantenerlo como garantía.

Para obtener dinero López quiere tirar del impuesto de sucesiones y de patrimonio, que recaería fundamentalmente en las 14.000 personas más acaudaladas de Madrid, intensificar la lucha contra el fraude fiscal o suprimir ciertas bonificaciones, como la que disfrutan "el 5%" de padres que llevan a sus hijos a las escuelas privadas, por ejemplo.

En definitiva, quiere poner el foco de sus políticas en quienes dice que han cargado con el peso de la crisis y el austericido, y a hacer que paguen más quienes "han especulado" con los derechos de los madrileños.