Publicado: 26.06.2014 14:02 |Actualizado: 26.06.2014 14:02

La plataforma de Ada Colau nace en Barcelona para ser palanca del cambio político general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Guanyem Barcelona (Ganemos Barcelona). Así de sencillo lanza mensaje y posible candidatura una plataforma que aglutina a personalidades, movimientos sociales y partidos de izquierda con el objetivo de lograr la alcaldía de Barcelona. Su propuesta gira en torno a la carismática exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, e intentará orientar el contrapoder ciudadano, reforzar el tejido social e impulsar los espacios de autoorganización.

En una rueda de prensa en la escuela Collaso Gil, del barcelonés barrio del Raval, han presentado la iniciativa varios portavoces del proyecto como Joan Subirats, Jaume Asens y la propia Ada Colau, apostando por la proximidad para articular una palanca de cambio, una punta de lanza hacia ámbitos más amplios. Quiere ser un proceso plural, abierto y colectivo; que permita "recuperar una ciudad que nos da la sensación de que la estamos perdiendo", aseguran.

Pretenden conseguir al menos 30.000 apoyos desde ahora hasta el 15 de septiembre El abogado Jaume Asens, uno de los portavoces de esta plataforma que hoy echa a andar, ha explicado que, con la pretensión de acceder a las instituciones, lejos de descapitalizar los movimientos sociales, lo que pretenden es precisamente reforzarlos. Guanyem Barcelona iniciará así una campaña de explicación barrio a barrio y de evaluación del apoyo que pueden obtener desde la base, mediante una recogida de firmas. Pretenden conseguir al menos 30.000 apoyos desde ahora hasta el 15 de septiembre, la mitad de las cuales deberían ser de ciudadanos barceloneses. "Desde los ayuntamientos se puede hacer contrapoder para frenar la ofensiva oligárquica. No queremos ser vanguardia de nada, pero queremos interpelar a los ciudadanos de Barcelona", ha subrayado el abogado. También ha aclarado que Guanyem Barcelona no se propone como "marca electoral" y, sobre la consulta del 9-N, "estamos a favor, al igual que de muchas otras", ha apuntado, antes de acusar a CiU de "ocultar la responsabilidad de la crisis" bajo una "operación para formar una frente de unidad patriótica".

"Creemos en el derecho a decidir, queremos decidir, aquí y ahora", afirman en su manifiesto, y, al contrario que otras fuerzas, desde Guanyem Barcelona extienden este derecho a decidir a todos los ámbitos: las políticas públicas, los derechos sociales o el modelo de ciudad. "Queremos una ciudad sin desahucios ni malnutrición, una ciudad que promueva la honestidad de los gobernantes y que impida la connivencia mafiosa entre política y dinero", afirman.

"No somos una candidatura, sino que queremos contribuir a que surja" Por su parte, Joan Subirats asegura que ya hay 160 personas adheridas a este proyecto, e insiste en "no confundir lo público con lo institucional", y que en definitiva quieren ser un "punto de conexión", por lo que poco a poco buscarán complicidades con otros actores sociales. "No somos una candidatura, sino que queremos contribuir a que surja", apunta, al igual que dice que no quieren "una candidatura única de izquierda, sino que se escuche a mucha gente a la que hoy no se le escucha. No identificamos a la izquierda con los partidos que ahora se llaman de izquierda. La democracia se ha quedado reducida a un esqueleto y se ha olvidado la justicia y la igualdad", ha criticado.

Aunque Joan Subirats, Jaume Asens y Ada Colau insisten una y otra vez en que el impulso de una candidatura, todavía inexistente, no les llevará, en ningún caso, a la formación de una coalición ni a la presentación electoral de una "sopa de letras, la plataforma a mantenido conversaciones previas con fuerzas políticas ICV, EUiA , Procés constituen, Partido X, Podemos y la CUP.

"Decidámoslo todo", insisten, para señalar que según ellos el Derecho a decidir debe ir mucho más allá de las preguntas planteadas para la consulta del 9 de Noviembre.

Se dirigen sobre todo a la ciudadanía que hoy se encuentra desmovilizada. Cuentan con la gente organizada, pero entienden que Guanyem Barcelona ha de ser un instrumento para incorporar a sectores desilusionados con la política. Y según explican, los puntos básicos de esta idea son los derechos y diginidad de las personas, una economía vinculada a la justicia social y ambiental y más democracia. Para ello, apunta el catedrático en  gobernanza, gestión pública y en el análisis de políticas públicas, "el ayuntamiento tiene competencias significativas en sanidad, educación y servicios sociales. Hace falta usarlas para ir a la raíz de los problemas y abordarlos con valentía".