Publicado: 19.07.2015 15:54 |Actualizado: 19.07.2015 16:05

El PNV jura fidelidad a la causa del pueblo vasco y rechaza cualquier "limitación" de la libertad ciudadana

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha leído el juramento bajo el Árbol de Gernika y se ha comprometido a construir una nación vasca. La formación jeltzale ha incidido en que Euskadi es su patria y recalca que "en el proyecto nacional vasco que representamos sólo caben fórmulas de libre adhesión".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Afirma en una declaración "que este pequeño país no pretende ser ni mejor ni peor que los demás, sino ser él mismo"./ EUROPA PRESS

Afirma en una declaración "que este pequeño país no pretende ser ni mejor ni peor que los demás, sino ser él mismo"./ EUROPA PRESS

 GERNIKA (VIZCAYA).-El PNV ha jurado este domingo, bajo el Árbol de Gernika, fidelidad a la causa del pueblo vasco y, tras actualizar su compromiso de construir una nación vasca, ha rechazado "cualquier imposición" o "limitación" a la plasmación de "la libre voluntad democrática de la ciudadanía".

Este juramento ha sido leído por el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, en la Casa de Juntas de Gernika en un acto convocado con motivo del 120 aniversario del partido, al que han asistido los principales representantes de la formación jeltzale, además, del lehendakari, Iñigo Urkullu.

Entre los representantes institucionales han destacado la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería; los consejeros del Gobierno vasco; los diputados generales y los presidentes de las Juntas Generales de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, además de los alcaldes de las tres capitales vascas. Asimismo, se han acercado hasta Gernika los máximos mandatarios del PNV en Vizcaya y Álava, Itxaso Atutxa y Xabier Agirre.



En el juramento que incluía un decálogo de diez puntos, además de jurar fidelidad a la causa del pueblo vasco y rechazar cualquier "limitación" a la plasmación de la "libre voluntad" ciudadana, la formación jeltzale ha incidido en que Euskadi es su patria y forman parte de un mismo pueblo, "siete territorios unidos por un origen común, por una cultura, por un idioma y por la voluntad de su ciudadanía de reconocer su colectividad como nación, de ser dueña de su propio destino en un proyecto jurídico-político propio. Un sujeto político con ámbitos distintos de decisión".

"Aspiramos a construir una nación con todos los que pretendan unir su destino personal o familiar al porvenir de este pequeño país que no pretende ser ni mejor ni peor que los demás, sino ser él mismo. Queremos amar lo que somos sin repudiar lo que no somos. Y en ese ser, entendemos la identidad vasca como factor de desarrollo humano", ha leído Ortuzar.

Tras incidir en que la lengua "de nuestro pueblo es el euskera", el presidente jeltzale ha señalado que respetan y asumen la utilización de todas las lenguas "que se hablan en nuestro país". "Los idiomas no se niegan, se cultivan como enriquecimiento cultural de las personas, de su plena expresión y convivencia", ha añadido.

En este contexto, ha remarcado que la libertad y la justicia son bases de la convivencia y, por ello, el PNV "jamás" aceptará "tiranía ni servidumbre como jamás la aceptaron nuestros mayores".

"En el proyecto nacional vasco que representamos sólo caben fórmulas de libre adhesión. Rechazamos cualquier modelo de coacción o de imposición, así como cualquier impedimento o limitación a la plasmación de la libre voluntad democrática de la ciudadanía", ha afirmado.

Asimismo, ha destacado que "ningún pueblo es más en dignidad que otro" y el PNV defiende "el derecho a ser, a existir y a convivir conforme a la voluntad, carácter y valores de nuestro pueblo y de cualquier otro".

El decálogo, que también contiene compromisos por preservar el entorno natural y medio ambiente, y defiende que "no existe democracia sin justicia social e igualdad", remarca que "la patria es mucho más que un territorio; son las personas que en ella se identifican".

"Son, por tanto, ellas las destinatarias de nuestra actividad. Trabajamos, no lo olvidamos, por el derecho a la felicidad de los vascos y las vascas. Por su garantía de presente y de futuro. Por su dignidad, por su seguridad, por su convivencia, por su progreso individual y colectivo", ha leído Ortuzar.

El mandatario jeltzale ha recordado que nunca el PNV "había asumido mayor representación institucional que ahora" y ha destacado que el sentido de pertenencia a "una patria en construcción es el que nos ha unido antes y nos une ahora a todos nosotros".

"Juramos, bajo el Árbol de Gernika, símbolo de nuestros derechos y de nuestro ser nacional, fidelidad a la causa del pueblo vasco, sin contraponer ni anteponer jamás el interés particular al de la patria. Y lo hacemos con humildad, con compromiso de honestidad y honradez. Con transparencia y sentido del deber", ha finalizado.