Publicado: 26.12.2013 18:29 |Actualizado: 26.12.2013 18:29

El PNV también plantea un referéndum para un nuevo estatus de Euskadi

Tras la propuesta de Mas en Catalunya, todos los partidos vascos están dispuestos a revisar el autogobierno pero desde visiones antagónicas, unos para lograr la independencia y otros para mejorar el actual Estatuto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todos los partidos vascos están dispuestos a revisar el autogobierno vasco a través de una ponencia parlamentaria, pero lo harán desde visiones antagónicas, unos con la vista puesta en lograr la independencia y otros simplemente para mejorar el actual Estatuto de Gernika. El PNV ha cumplido hoy su promesa electoral y ha registrado en el Parlamento Vasco una proposición no de ley para crear dicha ponencia, que podría empezar a trabajar en febrero. El objetivo del PNV es, según ha explicado hoy su presidente, Andoni Ortuzar, lograr que en 2015 se cierre un acuerdo político con la redacción de un texto articulado que sustituiría al actual Estatuto de Gernika y que en principio se sometería ese mismo año a una consulta popular.

No obstante, el PNV quiere que ese nuevo estatus jurídico político que se redacte tenga el mismo o mayor consenso que el que tuvo el Estatuto de 1979, aprobado con un 90% de votos a favor, un 5% en contra y una abstención del 41%. Por eso, su reto es tratar de sumar al PP y a EH Bildu, como representantes de las sensibilidades políticas que en su día no respaldaron el Estatuto de Gernika. El PNV defiende que todo debe hacerse por vías legales y se apoya en la Constitución y en el Estatuto, porque en él se recoge la posibilidad de un referéndum para sancionar cualquier reforma o transición a un nuevo estatus.

EH Bildu, por su parte, exige más audacia al PNV y lamenta que la mayoría soberanista que salió de las urnas haya derivado en el pacto de estabilidad que han firmado PNV, PSE y PP para aprobar los presupuestos de 2014 en las principales instituciones, pero que a su juicio va más allá de lo meramente fiscal y mantiene "prisionero" al PNV. La coalición abertzale cree que la ponencia es válida pero para "dar la voz a la ciudadanía vasca" y cambiar el modelo político, social y económico. "La sociedad vasca siente que el ciclo autonomista no da más de sí, está agotado" y es necesario iniciar una andadura propia, "con apellido vasco", ha dicho hoy la portavoz de EH Bildu, Laura Mintegi.

Los socialistas creen por contra que esta ponencia no es una prioridad para la sociedad vasca, más preocupada por la crisis y el paro, sino que responde "a la agenda política y a las necesidades del PNV", por lo que intentarán que no se convierta en "una subasta de proyectos particulares". Ante ese temor, han alertado de que estarán "muy vigilantes" para evitar que el nuevo foro que se cree en la Cámara de Vitoria se convierta en una "palanca" para planteamientos que puedan "fracturar y enfrentar" a la sociedad vasca. El PSE lo que buscará es "identificar mejoras" del autogobierno.

El PP también es "escéptico" con esta ponencia pero participará en ella para "modernizar la Administración" y sacar el máximo partido al Estatuto de Autonomía. "Euskadi es un Ferrari, pero el PNV lo conduce como si tuviera un 600. El potencial de nuestro autogobierno es todavía inmenso, no se me ocurre qué hay que superar para tener una herramienta mejor", ha dicho a Efe el portavoz del PP en el Parlamento Vasco, Borja Sémper. El PP pretende con esta ponencia evitar duplicidades entre administraciones vascas, modernizar la administración y buscar más sinergias y complicidades con el resto de España.

UPyD acudirá a la ponencia para "acabar con las falacias del nacionalismo vasco", como el derecho a decidir, y defenderá un Estado federal, simétrico y cooperativo, que garantice la igualdad de los ciudadanos, frente a la propuesta del PNV de "dividir a la sociedad" y "romper España".