Publicado: 15.04.2014 13:36 |Actualizado: 15.04.2014 13:36

El PNV quiere que se devuelvan los símbolos y banderas capturados por el bando nacional en la Guerra Civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En una proposición no de Ley para su debate en el Pleno de la Cámara Baja, el PNV denuncia que la exhibición de algunos de estos objetos en museos e instituciones del Estado es "una ofensa para la memoria histórica" y cree que es hora de subsanar esta "injusta situación". En 1984, un senador del PNV, Joseba Elósegui, llegó incluso a robar una ikurriña que se exhibía en el Museo del Ejército. Y hace apenas un año el diputado Joseba Agirretxea exigió al ministro de Defensa, Pedro Morenés, la devolución de otra bandera vasca que se muestra en el Museo de la Legión de Ceuta con la leyenda "arrebatada al enemigo" en la Guerra Civil.Es una "humillación"

"¿Le parece de recibo?", espetó el diputado al ministro en una sesión de control. Para Agirretxea, es una "humillación" que el Ejército siga poseyendo y mostrando ikurriñas como "captura de guerra". El ministro se limitó a replicar que los fondos históricos que se encuentran en los Museos militares pueden ser trasladados si se solicita por su "cauce y procedimiento", pero quiso dejar claro que las banderas e insignias en estas instituciones forman parte del "patrimonio nacional" al que pueden acceder en los museos "todos los españoles". "Todos los sucesos y los recuerdos que llevan aparejados forman parte de nuestra historia común y son reliquia de la lucha entre españoles con ideas distintas o de la lucha de España con potencias extranajeras", subrayó. El PNV considera que no sólo hay ikurriñas en los museos militares y está seguro de que también hay emblemas o banderas del PSOE, de la UGT, de la CNT, del PCE y de todos aquellos que combatieron el alzamiento y la dictadura.

Por ello, la propuesta de los nacionalistas es realizar un "un inventario general de objetos, símbolos, banderas y material" perteneciente a instituciones, partidos políticos y centrales sindicales arrebatados en la Guerra Civil, para, en segundo lugar, clasificarlos y proceder a su devolución.

"Aunque tras la Transición se subsanaron en parte algunas de las injusticias cometidas en la Guerra Civil y en la Dictadura, existe material incautado y arrebatado a la fuerza que sigue en propiedad del Estado y que incluso se exhibe en museos e instituciones, lo que es una ofensa para la memoria histórica", sostiene el PNV.

Por último, en un tercer punto de la iniciativa, el Grupo Vasco pide que se tomen las medidas jurídicas o reglamentarias pertinentes para que la comercialización de esos símbolos y objetos que actualmente se encuentren en manos privadas quede prohibida y sea penalizada.