Publicado: 27.07.2016 13:19 |Actualizado: 27.07.2016 17:39

Convergència y PNV votarán
dos veces “no” a Rajoy y no
descartan terceras elecciones

Las dos formaciones soberanistas trasladan al jefe del Estado su negativa a respaldar al candidato del PP al tiempo que consideran que la situación está bloqueada por lo que no descartan la convocatoria de unas terceras elecciones generales

Publicidad
Media: 2
Votos: 3
Comentarios:
El rey Felipe saluda al portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (d), a quien recibió en el Palacio de la Zarzuela en la segunda jornada de su ronda de consultas con las formaciones políticas parlamentarias para proponer un candidato a la Presidenci

El rey Felipe saluda al portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (d), a quien recibió en el Palacio de la Zarzuela en la segunda jornada de su ronda de consultas con las formaciones políticas parlamentarias para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno. EFE/Ballesteros

MADRID.- Convergència y PNV han coincidido esta mañana en trasladar al jefe del Estado su oposición frontal a respaldar al candidato del PP, Mariano Rajoy, en una posible sesión de investidura para asumir la presidencia del Gobierno. Así lo han expresado públicamente sus respectivos portavoces parlamentarios, el catalán Francesc Homs, y el vasco Aitor Esteban tras finalizar sus encuentros con el monarca en el Palacio de la Zarzuela.

De esta forma, las dos formaciones políticas soberanistas y de corte moderado se descartan definitivamente de una posible operación para facilitar la investidura del actual presidente del Ejecutivo en funciones, bien sea votando afirmativamente o con la abstención de sus bancadas -8 de Convergència y 5 del PNV-.

Tanto Homs como Esteban han sido concluyentes utilizando prácticamente la misma frase: “Vamos a votar no a Rajoy en la primera votación y 48 horas después volveremos a votar no”, han dicho cada uno por su parte durante sus comparecencias ante los periodistas. Tanto el uno como el otro, además, han descartado cualquier posibilidad de entendimiento con el PP.

Los dos portavoces nacionalistas han coincidido también su pronóstico: “Vamos a unas terceras elecciones”, han dicho. Homs por entender que existe una situación de bloqueo “en la que nadie se mueve”; Esteban, más gráfico y coloquial lo ha justificado con otra frase: “Es la conclusión a la que llego conociendo al personal”.

Francesc Homs, que ha estado una hora reunido con el rey, no ha querido hacer ninguna valoración sobre la actitud del monarca. “No me corresponde”, ha explicado. No obstante, en otro momento de su comparecencia ha razonado que “todo el mundo que tiene lo que hay que tener en la frente es consciente de que hay una situación de bloqueo y que nadie se mueve”.

Para este político soberanista catalán el “no” de Convergència a Rajoy se extiende “a cualquier otro candidato propuesto por el PP”. Y ante la posibilidad de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, decidiese volver a intentar la investidura “nosotros lo estudiaríamos; pero, francamente, lo veo muy difícil”, ha agregado con cierta ironía. En otro momento de su comparecencia ha reconocido que la opción de unas terceras elecciones “sería horrorosa, pero no la descarto”.

Homs ha reconocido que en su encuentro con el monarca han hablado sobre la votación que se ha producido en el Parlament catalán en la que una mayoría de la cámara ha aprobado iniciar una vía unilateral hacia la independencia de Catalunya. “Ha sido tangencial y breve: yo le he trasladado mi solidaridad con la votación de la cámara”, ha explicado, sin querer añadir otras consideraciones sobre este asunto.



Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario del PNV, Aitor Esteban, que se ha reunido con el jefe del Estado a primera hora de este miércoles, ha roto su costumbre de no comparecer ante los periodistas tras acudir al Palacio de la Zarzuela en el marco de la ronda de consultas del monarca con los representantes de los partidos con representación parlamentaria. Pero no lo ha hecho para hablar de su encuentro con el rey.

“Comparezco ante ustedes porque estamos hartos”, ha dicho. Un hartazgo porque, ha insistido, “siguen los dimes y diretes sobre nuestra afinidad con la derecha”. “Pues quiero ser muy claro: si Rajoy es propuesto para una investidura el PNV va a votar no en la primera ocasión y 48 horas después volveremos a votar no”, ha sentenciado poniendo especial énfasis en sus palabras.

Esteban ha justificado esa posición por la actitud mostrada por el Gobierno de Rajoy “durante cuatro años, por los continuos recursos contra leyes vascas, la política de recentralización y las actitudes hostiles a todo tipo de medidas de la administración vasca: la última, haber recurrido la oferta pública de plazas para la Ertaintza. Y el cambio de esa actitud no va a ser en 48 horas ni en dos meses”, ha insistido.

El portavoz abertzale también ha criticado las formaciones de izquierdas, sobre todo al PSOE, formación sobre la que se ha preguntado “¿a qué juega?”, sobre todo después de atribuirle una afinidad con el PP. “Gobernamos en coalición en las tres diputaciones forales y en las tres capitales de los territorios históricos. ¿Qué pasa, que si hay una alternativa de esta formación entonces seremos afines a la izquierda?”. Esteban ha rechazado que su grupo sea decisivo en una investidura y que en cualquier caso si hubiese una alternativa a Rajoy “nos lo plantearíamos”.

En todo momento se ha mostrado remiso a hablar sobre su encuentro con el jefe del Estado. Tampoco respecto a sus percepciones sobre la actitud del rey. “Le he visto como siempre muy informado”, se ha limitado a decir. “No voy a añadir nada más; ya me conocen. Que lo hagan otros portavoces”, ha recalcado. A preguntas de un informador ha dicho: “Pues sí, le he hablado con tanta claridad como a ustedes, como hago siempre”.

En relación al clima político ante la posible investidura de un aspirante a presidir el Gobierno ha dicho: “Conociendo al personal, soy proclive a pensar que habrá unas terceras elecciones generales”. Y ha descartado que el apoyo recibido por parte del PP para la formación de un grupo parlamentario en el Senado responda a un acercamiento a la formación conservadora. “Es pura cortesía parlamentaria”, ha proclamado.