Público
Público

Un poeta contra el bipartidismo

García Montero, número tres de la lista de IU por Granada, persigue una «representación cívica».

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los intelectuales de izquierda o son comprometidos o no son intelectuales”. Lo dijo anoche el coordinador provincial de IU de Granada, Manuel Morales, en la presentación de la candidatura que presenta la coalición por esa circunscripción. No fue un acto al uso ni tampoco multitudinario, pero contó con la adhesión de algunos intelectuales comprometidos con la izquierda, como la escritora Almudena Grandes o el poeta Luis García Montero, número tres de la candidatura de IU al Congreso. “Es una candidatura de compromiso por Granada”, señaló el poeta a los periodistas poco antes de comenzar el acto. “Ante todo vivimos en una tierra con muchos problemas”, añadió, y criticó la dinámica en la que se ven envueltos el PSOE y el PP. “Estamos acostumbrados a que los partidos mayoritarios se echen la culpa unos a otros, cuando gobierna uno la oposición dice que la culpa la tiene el Gobierno y cuando gobierna, el otro dice lo contrario, y las cosas no se hacen”, explicó.Son las cosas del bipartidismo, contra el que se pronunció García Montero. “Granada es un ejemplo de que hace falta abrir la política, romper el bipartidismo y tener una representación cívica en el parlamento más allá de los intereses de los partidos mayoritarios”.Poco después, en la presentación de la candidatura, García Montero destacó las cualidades del cabeza de lista, Raúl García, un militante de IU vinculado a todo tipo de movimientos sociales. Del candidato, y su vinculación con los movimientos sociales progresistas, hablaron casi todos los que participaron en la presentación de la candidatura, que fueron muchos: concejales, diputados provinciales, la escritora Almudena Grandes, el coordinador regional de la formación, Diego Valderas, o el diputado Gaspar Llamazares.

Coalición PP-PSOE

Juntos posaron antes del acto y allí estaba el poeta, dispuesto a defender la cultura como espacio de libertad, junto a Llamazares, que acudió a Granada a denunciar “el Gobierno oculto y de amplia coalición entre el PP y el PSOE, que han protagonizado la contrarreforma de la Constitución española para anteponer el déficit a los derechos sociales”. El diputado de IU insistió en ese ‘pacto oculto’ del PP y el PSOE, “que han protagonizado también un acuerdo con Estados Unidos, al margen del Congreso, para poner en marcha el proyecto de escudo antimisiles”.Frente a ello, Llamazares vendió las bondades de su coalición, de la que dijo que representa una “propuesta de salida justa de la crisis” y la reconciliación entre la ciudadanía y la política”. El representante de IU destacó que hay dos crisis: “La económico social, que tiene efectos fundamentalmente sobre los cinco millones de parados, y la política y moral, que sólo se recompone con gente al frente de los partidos que renueven la relación entre la sociedad civil y la política”. Es lo que definió como la “regeneración de la vida política” que, según dijo, debe producirse tras las próximas elecciones generales. Su opinión fue compartida por muchos de los que participaron anoche en el acto, entre ellos, por el coordinador regional de IU, Diego Valderas. Su coalición, dijo, es “la izquierda decente y coherente, la única con alternativas a la situación de injusticia que están viviendo los más débiles ante la crisis”. Por ello, opinó que el 20-N abrirá paso a un nuevo tiempo político, convencido de que IU logrará reforzar su grupo parlamentario en provincias como Granada.De eso, de que IU recuperará el escaño que logró en otras convocatorias, se mostraron convencidos muchos de los participantes en el acto, que presentó el periodista Eduardo Castro, miembro del Consejo Audiovisual de Andalucía. Ante algo más de 500 personas, los intervinientes hablaron de la dictadura de los mercados, del programa que representa la coalición, del Manifiesto Granada por la izquierda, del 20-N de 1975, cuando muchos de los que estaban allí brindaron con champán o sidra, “más bien sidra”, por la muerte del dictador.