Público
Público

La Policía busca en las casas de Munar y Nadal dinero de la corrupción

Por orden de la Fiscalía Anticorrupción, que rastrea los cobros a los dos políticos de la extinta Unión Mallorquina, o pistas que puedan conducir al efectivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Judicial estaba registrando la tarde de este lunes los domicilios de la expresidenta del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar, en Costitx (localidad del centro de la isla), y del exvicepresidente de la misma institución, Miquel Nadal, en Palma, por orden de la Fiscalía Anticorrupción, en relación con el caso Can Domenge.

Los investigadores buscan dinero que pudieran haber cobrado ambos políticos de Unión Mallorquina por la supuesta venta irregular del solar de Can Domenge en 2006, en la que habrían beneficiado a la empresa Sacresa, o bien datos que puedan conducir a encontrar dicho efectivo.

Tras los registros, Munar, que también fue presidenta del Parlamento balear, ha revelado que los agentes de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía que han registrado esta tarde su casa de Costitx y de Palma de Mallorca 'se han llevado recortes de periódicos y escrituras públicas de mis propiedades'.

En declaraciones a Europa Press, Munar ha considerado que el registro de sus dos viviendas es una actuación 'normal' tras la denuncia realizada este lunes en los Juzgados por el exconseller insular de Territorio Bartomeu Vicens, respecto a las supuestas irregularidades cometidas en la venta del solar de Can Domenge a la mitad de precio de lo estipulado.

La también expresidenta de Unió Mallorquina ha desvelado que en el registro de su vivienda de Costitx, que se ha prolongado desde las 18.30 hasta las 20.00 horas, estuvieron presentes los fiscales Anticorrupción Miguel Ángel Subirán y Ana Lamas, así como el jefe de la Policía Judicial, Antoni Cerdà.

Munar ha aseverado que 'no queda más remedio' que entender que ambos registros se enmarcan en una actuación normal, tras la denuncia de Vicens, al tiempo que ha esperado que en próximas fechas, le llamen a declarar sobre este asunto, si bien desconoce si será como imputada o como testigo.

Tras indicar que ha sido la primera vez que registran sus viviendas, Munar ha señalado que la Policía Nacional también ha registrado la vivienda en Palma del exvicepresidente del Consell de Mallorca y exconseller de Turismo del Govern, Miquel Nadal.

Vicens fue condenado en 2010 a tres años de cárcel y seis meses de inhabilitación absoluta por el delito de malversación en el caso Son Oms, si bien tiene otras causas pendientes, por las que podría ser condenado a 20 años de cárcel.

El Tribunal Superior de Justicia condenó a Vicens por pagar con 12.000 euros de fondos públicos a su contable Tomás Martín al que encargó un estudio inmobiliario sobre el valor del suelo en la isla, informe que el tribunal consideró innecesario y que Martín plagió de internet.

Por otro lado, la Audiencia de Palma ya ha fijado fecha para la celebración del juicio de Can Domenge, que comenzará el próximo 5 de junio, en el que también están encausados los exconsellers de Territorio Bartomeu Vicens y de Economía Miquel Àngel Flaquer, todos ellos de la extinta Unió Mallorquina (UM), así como un abogado y un empresario.

La Fiscalía Anticorrupción cree que los cuatro políticos diseñaron 'un traje a medida' al crear un concurso para beneficiar a la empresa Sacresa con la venta de la finca de Can Domenge, un solar de más de 52.000 metros cuadrados con capacidad para edificar para 600 viviendas, que se adjudicó a la unión de empresas Sacresa-Ferratur por la mitad de lo ofertado por el Grupo Núñez y Navarro, 30 millones de euros frente a 61.

El registro se ha producido tras trascender la noticia de que la Audiencia de Palma de Mallorca celebrará a partir del 5 de junio el juicio del caso Can Domenge, que sentará en el banquillo por segunda vez a Munar por la venta presuntamente corrupta del solar que da nombra al procedimiento.

También está acusado en el mismo caso el exvicepresidente del Gobierno balear Miquel Nadal, cuya casa también estaba siendo registrada esta tarde por la Policía.

Del mismo modo, están encausados los entonces consellers de Territorio, Bartomeu Vicens, y de Economía, Miquel Àngel Flaquer, todos ellos de la extinta Unió Mallorquina (UM), así como un abogado y un empresario.El juicio abordará el plan presuntamente trazado por los cuatro políticos para beneficiar a la empresa Sacresa con la venta de la finca de Can Domenge en 2006.

La venta de este solar de más de 52.000 metros cuadrados con capacidad para edificar 600 viviendas, ubicado en el centro de Palma, se adjudicó a la unión de empresas Sacresa-Ferratur por la mitad de lo ofertado por el Grupo Núñez y Navarro (30 frente a 61 millones), impulsor de la querella que inició la investigación.

La Fiscalía Anticorrupción considera que los políticos diseñaron un 'traje a medida' para lograr sus fines y que el plan se trazó con total desprecio de las normas administrativas y legales, facilitando información confidencial privilegiada y con grave perjuicio del patrimonio público.

Por este caso de supuesta corrupción la Fiscalía pide 6 años de cárcel para Munar, Nadal, Flaquer y Vicens por los delitos de fraude a la Administración y revelación de secretos, así como entre 8 y 10 años de inhabilitación para cargo público por prevaricación.La acusación pública considera que Munar fue quien impartió las órdenes pero los cuatro políticos idearon, prepararon y desarrollaron los actos administrativos que hicieron posible la venta del inmueble de mayor valor del Consell, fingiendo un interés público y simulando el motivo real.

El ministerio público pide también un año y medio de prisión para el abogado Santiago Fiol por fraude y revelación de secretos, y para el empresario dueño de Sacresa, Román Sanahuja, solicita 2 años por fraude y uso de información confidencial.

Está previsto que el juicio comience el 5 de junio y la Sección Segunda de la Audiencia ha reservado un total de 13 jornadas para la celebración de la vista oral, que podría finalizar el 5 de julio.En febrero de 2012 se decretó el embargo preventivo de once inmuebles propiedad de la expresidenta del Consell y la retención del dinero de sus cuentas, para cubrir la fianza civil de 37,1 millones de euros impuesta por la juez del caso, así como de doce inmuebles de Nadal y uno de Flaquer.

Este juicio será el segundo contra Munar, después del celebrado en mayo del año pasado por el caso Maquillaje, en el que fue condenada a 5 años y medio de cárcel por desviar 240.000 euros del Consell de Mallorca a través de la productora Vídeo U, una pena que recurrió su defensa al Tribunal Supremo y que aún no es firme.

Para Nadal podría ser la tercera condena después de la de 2 años y 7 meses por el mismo caso Maquillaje en el que fue considerada culpable Munar, y la de 4 años de cárcel por regalar 13.000 euros al exconcejal de Turismo de Sóller Tomás Plomer a través del Instituto de Estrategia Turística (Inestur), en una pieza del caso Voltor.