Público
Público

Madrid El policía que denunció el chat contra Carmena vuelve a recibir amenazas

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento asegura que el agente que destapó el caso está "fastidiado".

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 12
Comentarios:

Un policía municipal en las calles de Madrid, | EP

El policía que alertó y dio a conocer el grupo de whatsApp en el que algunos agentes de la Policía Municipal vertieron amenazas e insultos graves a la alcaldesa, Manuela Carmena, a inmigrantes y periodistas, ha vuelto a recibir amenazas "en distintos canales".

El concejal de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, confirmó estas nuevas amenazas en una entrega de premios. A la entrada, Barbero aseguró que el policía que destapó el chat está "fastidiado".

"No he tenido contacto directo con él por respeto a la situación, pero está fastidiado, ha seguido habiendo amenazas en distintos canales... es una historia muy fea, se le ha ofrecido cuidado policial, y vamos a intentar cuidarle lo más posible, como con todos los funcionarios", añadió Barbero.

Respecto al tipo de amenazas recibidas, Barbero ha leído un "pseudopoema insultante" realizado por "sinvergüenzas" a los que "no hay que darles más bulo".

En opinión del concejal, estas amenazas responden a la estrategia de "matar al mensajero", algo que demuestra la "catadura moral" de quien lo hace. "Parece que como has denunciado una situación, eres el culpable, pero no, eso es distinto; él lo puso encima del tapete", sentenció.

La Policía Municipal ya ha impuesto medidas cautelares de aplicación inmediata, que incluyen la suspensión temporal de funciones y la retirada del arma y la placa, al incoar el miércoles expedientes disciplinarios a los agentes identificados en el chat.

"Despacio y buena letra"

Javier Barbero destacó que desde el Ayuntamiento se trabaja de forma "prudente". "Despacio y buena letra", señaló, para añadir que "desde el comienzo se pusieron en marcha los mecanismos de avisar al juzgado, de dar cuenta a la Fiscalía, del proceso de información reservada".

Además, Barberó confirmó una nueva vez más que continuará la investigación para ver si "alguna persona está inculpada o si tiene falta grave o muy grave". "Con prudencia, pero siendo muy contundentes, porque no quiero que ningún policía este haciendo servicio a los ciudadanos haciendo apología del nazismo o diciendo que hay que incrustar casquillos de bala a martillazos en la cabeza de inmigrantes", afirmó.

Si bien, Barbero remarcó que estos "sinvergüenzas" suponen "un porcentaje muy pequeño" en la Policía Municipal, donde "el 99,99% actúan de manera ejemplar".