Publicado: 23.05.2015 21:46 |Actualizado: 23.05.2015 21:46

La Policía impide la celebración de la asamblea "no partidista" del 15-M

Decenas de agentes han disuelto a los pequeños grupos de manifestantes amedrentándolos con identificaciones y multas

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4
Comentarios:
Agentes de Policía 15-M. PD

Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD

MADRID.- "Libertad de expresión y de manifestación". Eso es lo que han reclamado varias decenas de manifestantes que acudieron a la convocatoria del 15-M, que pretendía celebrar una asamblea "no partidista" en la puerta del Sol de Madrid donde hace cuatro años nació el movimiento, también durante una jornada de reflexión preelectoral.

Igual que en la noche de ayer, la Policía ha impedido el evento amedrentando a los asistentes —y hasta a los curiosos que sólo paseaban por allí— con identificaciones y multas, así como invitando a los pequeños grupos de viandantes a "disolverse". Decenas de agentes —casi más que manifestantes— establecieron un cordón en el centro de la plaza para impedir la reunión.

En protesta por ello, varias personas comenzaron a pasear alrededor de la estatua de Carlos III —simulando, según anunciaron en su cuenta de Twitter (@mayoglobal), a las protestas de las Abuelas de la Plaza de Mayo— a gritos de "Esta democracia es una basura, no la diferencio de una dictadura", "Basta ya de Estado policial" o "La voz del pueblo no es ilegal". Alguno incluso amenazó con volver estar noche para acampar, una cuestión bastante improbable, teniendo en cuenta el gran número de furgones policiales que custodian la emblemática plaza, así como los helicópteros que la vigilan desde las alturas.



Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD
Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD
Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD
Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD
Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD
Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD
Agentes de Policía 15-M. PD
Agentes de Policía 15-M. PD
Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD
Agentes de Policía cercan la emblemática Puerta del Sol para impedir la asablea "no partidista" convocada por el movimiento 15-M. PD

"Yo sufrí a 'los grises' con Franco y vosotros no sois muy diferentes", increpaba un asistente a la Policía 

Algunos de los afectados que han sido identificados protestaron por lo que consideran una "ilegalidad". "No nos han dado ninguna explicación. Les hemos preguntado por qué nos identifican y sólo nos han dicho que son órdenes de su jefe, nada más", asegura Elena, una de las fichadas por la policía. "Nos han advertido de que si ocurre algo, nos multarán", agrega.

Mientras un agente le tomaba los datos a ella y a su compañero de batallas, un señor increpa a los agentes: "Yo sufrí a los grises con Franco y vosotros no sois muy diferentes", les espeta. Francisco, de 59 años, ha tenido peor suerte. Exaltado, asegura que recurrirá la multa que le acaban de poner. "Yo sólo paseaba por aquí como todos los días, me han pedido el DNI, he preguntado por qué y, alegando que no quería identificarme, me han multado", se queja. "Le he pedido la identificación al agente y voy a hablar con abogados, a ver qué puedo hacer", explica. Una periodista también ha sido identificada por los agentes tras sacar una foto "por no llevar a la vista su acreditación".

Mientras, los turistas seguían paseando entre predicadores que proclamaban que "Jesús no ha muerto", un grupo de chicos celebraban una despedida de soltero y los mimos y los personajes infantiles intentaban hacer negocio con las fotos de recuerdo. Una hora después de la marcada como inicio de la convocatoria, los agentes seguían custodiando la plaza sin que se hubiera producido, al menos de momento, ningún altercado.

Un centenar de personas permanecían canturreando —mientras paseaban— que "la voz del pueblo no es ilegal" y que quieren "que se vayan". Haciendo ver que no era una manifestación política sino la celebración de un aniversario, entonaban el cumpleaños feliz en honor del movimiento 15-M. Pero sin pedir el voto para ningún partido porque, como siempre han explicado los quincemayistas, ellos no son políticos, sino sólo "ciudadanos".