Publicado: 27.02.2014 12:23 |Actualizado: 27.02.2014 12:23

La Policía limita el uso de pelotas de goma "sólo a casos extremos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional se ha comprometido a limitar el uso de pelotas de goma en manifestaciones "sólo a casos extremos y debidamente justificados", según se desprende del informe anual del Defensor del Pueblo. En él se explica que Soledad Becerril trasladó a la Dirección General de la Policía la necesidad de elaborar estudios "para valorar" la "peligrosidad" de las pelotas de goma y le solicitó "información sobre las previsiones que existan para establecer una nueva regulación" sobre su uso.

La Policía informó positivamente y explicó que "la ausencia de una casuística numerosa de hechos graves, ha hecho que se trabajara con instrucciones antiguas en el adiestramiento a los funcionarios policiales, en el manejo de los distintos elementos que conforman el material antidisturbios". Por ello "consideró necesaria la elaboración de un estudio técnico que permitiera concretar los riesgos de lesividad de las pelotas con el fin de redefinir los parámetros de su utilización". En dicho estudio, según el informe del Defensor del Pueblo, "la Policía concluyó que el mencionado material antidisturbios solo debía utilizarse en casos extremos debidamente justificados y previa autorización del jefe de la fuerza actuante". 

Asimismo, la Policía concluyó que "debía hacerse un uso preferente del reductor de energía en la posición abierta y que debían utilizarse dos tipos de cartuchería, reservando el empleo del cartucho de mayor potencia únicamente para supuestos de extrema gravedad y con un riesgo muy alto para la integridad física de terceras personas y funcionarios policiales". Fuentes policiales han explicado que el reductor de energía es la manera reducir la potencia con la que son proyectadas las pelotas de goma.

El informe del Defensor del Pueblo añade que "la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, con la aprobación de la Dirección Adjunta Operativa (DAO), ha difundido a todas las jefaturas superiores de Policía una circular, de fecha 3 de septiembre de 2013, sobre el empleo del material antidisturbios en el que se regula el lanzamiento de artificios fumígenos y lacrimógenos y de pelotas de caucho, distinguiendo entre dos tipos de cartuchos de proyección". "Dicha comisaría general se ha comprometido a regular los procedimientos de utilización del material antidisturbios, estableciendo un sistema de control que refleje documentalmente la utilización de los mismos", sentencia el informe.

A partir de la tragedia que tuvo lugar en Ceuta el pasado 6 de febrero con la muerte de 15 inmigrantes, la Guardia Civil también ha dictado una instrucción verbal que persigue "limitar aún más" el uso de pelotas de goma para disuadir la entrada irregular de inmigrantes en las fronteras de Ceuta y Melilla. Se trata así no de una prohibición, sino de restringir su uso a "circunstancias extremas" que sopesará en cada caso, el oficial al mando.

Por otra parte, el Defensor del Pueblo, a raíz de numerosas quejas recibidas por el uso de la fuerza por parte de los agentes antidisturbios recomendó a la Secretaría de Estado de Seguridad que elaborase "un protocolo de actuación del uso de la fuerza, por las Unidades de Intervención Policial (UIP), en las grandes concentraciones de personas en lugares de tránsito público".

Esta iniciativa pretendía que se regulase "de forma clara y precisa la manera y las circunstancias en las cuales dichas unidades pueden hacer uso de la fuerza, de las armas reglamentarias y del material antidisturbios". No obstante, según se indica en el informe "la Secretaría de Estado de Seguridad no ha aceptado la recomendación de esta Institución, al considerar que un protocolo no puede dar cabida a la diversidad de situaciones diferentes en las que los agentes policiales deben hacer uso de la fuerza, ni a la variada casuística de los modos en que ello debe llevarse a efecto".