Publicado: 22.05.2014 12:46 |Actualizado: 22.05.2014 12:46

Pons, comprometido con Valencia: "Me llevaré una naranja a Bruselas para recordar mis obligaciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Esteban González Pons juega con ventaja de calidad porque tiene la Denominación de Origen de Valencia". Así elogió ayer la alcadesa de la ciudad del Turia, Rita Barberá, al número dos de la candidatura del PP a las elecciones europeas. Hoy, ha sido él mismo quien presumió de raíces para mostrar su compromiso con sus paisanos: "Me llevaré una naranja a Bruselas para recordar cuáles son mis orígenes y mis obligaciones", anunció, con una fruta en la mano. 

No obstante, el gesto no ha sido idea suya. Se lo copió al dirigente de Unión Valenciana Vicente González Lizondo, que en su día entregó una naranja a Felipe González en pleno Congreso de los Diputados; alguien con quien, dice, se siente "identificado". González Pons, que ha intervenido en un desayuno informativo organizado por Forum Europa, Tribuna Mediterránea, ha planteado a los valencianos un "contrato" con diez compromisos "irrenunciables" para la eurodiputada y candidata al cargo Eva Ortíz y para él mismo, con los que defenderán la economía, las señas de identidad y la lengua de la Comunitat Valenciana en Europa.

Al acto, en el que González Pons ha sido presentado por el vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, han asistido el presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra; la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero; la delegada del Gobierno en la Comunitat, Paula Sánchez de León, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, entre otros políticos, así como representantes empresariales de esta autonomía.

Al comienzo de su intervención, el también vicesecretario general de Estudios y Programas del PP ha recordado que hace años Lizondo mostró en el Congreso de los Diputados una naranja al entonces presidente del Gobierno, el socialista Felipe González, "para denunciar que sólo tenía ojos para algunas regionales, siempre las mismas, pero no la nuestra".

"Yo no soy Vicente González Lizondo, pero me identifico con él. Tampoco es esta naranja aquella —ha dicho con una en la mano— pero representa trabajo, esfuerzo y orgullo". "Y me la llevo a Bruselas para recordar cada día cuáles son mis orígenes y mis obligaciones", ha manifestado. En este sentido, se ha comprometido "a trabajar por mi tierra con esfuerzo y orgullo". "La Comunitat Valenciana se lo merece y esta naranja se viene a Bruselas", ha resaltado.

Esteban González Pons, quien ha asegurado que su "cuerpo" se irá a Bruselas, pero que él se quedarán con los valencianos, se ha comprometido a defender el Corredor Mediterráneo "como una infraestructura vital", a "apoyar desde el centro de Europa la reindustrialización de la Comunitat" y a llevar "la voz" de los agricultores a Bruselas.

También se ha comprometido a defender a los pescadores, a ser el "abogado" del sector turístico tras "las campañas de desprestigio injustificadas e injustas" y a oponerse "con todas mis fuerzas" a las prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo. "Prefiero el oro verde del turismo que el oro negro del petróleo", ha subrayado Pons, quien también ha criticado dos "apuestas" del PSOE, en concreto, el almacén del proyecto Castor y las desaladoras.

Otros de sus compromisos electorales giran en torno a la lengua valenciana y las señas de identidad de la Comunitat, "las Fallas tendrán en mí un aliado para defenderlas como Patrimonio de la Humanidad", ha dicho. Del mismo modo, ha asegurado defenderá "la marca Valencia, Alicante y Castellón frente a los que la hunden para ganar algunos votos". "No dejaré que se vuelva a jugar jamás con el nombre de nuestra tierra", ha manifestado.

El dirigente conservador ha señalado que la Comunitat es "la primera que nota las crisis, pero también la primera que sale de las crisis". "Ahora, con un Gobierno del PP la Comunitat Valenciana está demostrando que sabe salir antes de las crisis y tirar del resto de España para salir también". "Los valencianos somos los primeros que estamos al principio de la recuperación", ha subrayado, aunque cree que "aún queda".

Durante su intervención también ha hecho referencia a la financiación "insuficiente e injusta" que sufre la Comunitat, por el modelo aprobado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y ha criticado que "aquellos que ahora se indignan tanto, el día que se votó el sistema de financiación eran los que sujetaban el puñal que nos clavaron por la espalda".

"Vidal-Quadras está actuando como los peores tránsfugas"

Por otro lado, preguntado por si aspira a ocupar el puesto de vicepresidente del Parlamento Europeo, ha contestado que Alejo Vidal-Quadras, actual cabeza de lista de Vox, ya no está en el Partido Popular pero sigue ocupando el "puestazo" y el "sueldo" de vicepresidente del europarlamento. "Está actuando como los peores tránsfugas", ha manifestado, ya que "se va de un partido y se lleva el sueldo en el bolsillo". "Critica que el PP les ha tratado muy mal. Habrá tratado muy mal a los que salen contigo en la foto, pero lo que es a ti, cuenta lo que has cobrado por ser vicepresidente del Parlamento Europeo", ha manifestado el conservador, quien ha añadido: "A ninguno de los que estamos aquí nos ha tratado así el PP".

Inquirido por el cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, y la polémica suscitada por sus declaraciones sobre los debates con mujeres, González Pons ha respondido que todo el mundo tiene "días buenos y días menos buenos" pero que "a las personas hay que juzgarlas por una trayectoria de 30 años, no por 30 segundos". "Miguel Arias Cañete es bueno en el buen sentido de la palabra bonachón", ha destacado.

Por otro lado, Esteban González Pons, ha mostrado hoy su apoyo al titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, en sus intenciones de poner límites a Twitter. Abogó por que  "en Twitter debe ser delito lo que es delito fuera de él", de modo que en esta red social "se tiene que permitir lo mismo que se permite fuera" y denunció que tiene la sensación de que en Twitter no tiene "seguidores", sino "perseguidores"

"Todas la mañanas tengo que hacer un esfuerzo para salir a la calle sin miedo"

"Todas la mañanas tengo que hacer un esfuerzo para salir a la calle sin miedo", aseguró. "Si atendiera a lo que me dicen en Twitter, me daría la sensación de que el mundo me odia y es obvio viéndolos a todos ustedes —ha dicho a los asistentes al encuentro— que no es así". A su juicio, "Twitter es lo que es y no hay que darle más valor que el que tiene".

Así, ha destacado que se trata de "un sitio donde la gente va a decir lo que quiere y lo dice en 140 caracteres". De este modo, considera que "no tiene el prestigio el peso, ni la sensatez de un periódico, una emisora de radio o una cadena de televisión", pero tampoco "la irrelevancia de un comentario hecho en el mercado o circulando por la calle". "No sé si hacen falta muchas regulaciones más porque en Twitter debe ser delito lo que es delito fuera de Twitter y dentro de Twitter se tiene que permitir lo mismo que se permite fuera", insistió.