Público
Público

Un portal de Belén desahuciado y con el niños Jesús en la beneficiencia

Un sacerdote de un pueblo de Lugo, conocido por sus iniciativas sociales y sus críticas a la jerarquía eclesiástica, monta un belén poco convencional en su parroquia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El belén de la parroquia de Momán, en Xermade (Lugo), no es un nacimiento corriente, ya que en lugar de acunarlo en el pesebre, la virgen María entrega al niño Jesús a San Antonio, patrón de la caridad porque 'no dispone de recursos para alimentarlo'.

Además, a la vez que sucede esta escena, los tres Reyes Magos dan media vuelta 'rumbo a Oriente' con sus presentes de oro, incienso y mirra.

El artífice de la idea es Luis Rodríguez Patiño (A Coruña, 1957), un cura poco convencional y bien conocido por sus iniciativas sociales y sus críticas a la jerarquía eclesiástica.

Patiño se ocupa de cinco parroquias rurales -Momán (Xermade), Xestoso y Val Xestoso (As Pontes), Labrada (Guitiriz) y Cambás (Aranga)- repartidas entre las provincias de A Coruña y Lugo, que pertenecen a dos obispados: las cuatro primeras a Mondoñedo-Ferrol y la última, a la diócesis de Santiago.

Todos los belenes que él y sus feligreses han montado este año para adornar las capillas e iglesias de sus parroquias tienen algo de particular: el portal de Belén está precintado, la familia del niño Jesús ha sido 'desahuciada' y el suelo está plagado de pegatinas de la plataforma 'Stop Desahucios'.

Su última idea ha sido que la virgen María entregue a su hijo a la beneficencia porque 'es una familia humilde y no tienen recursos para hacerse cargo del niño', explica Patiño.

'Después de haber peleado y luchado tantos años por alcanzar el Estado de Bienestar, ahora regresamos al Estado de la Beneficencia', reflexiona este párroco.

'La beneficencia forma parte de todo un aparato ideológico y no deja de ser una herramienta para manejar a la gente', insiste Patiño, diplomado en Trabajo Social, y que además ha cursado estudios de Derecho, Filosofía y Enfermería.

Este párroco, bien conocido por sus críticas al Vaticano, habla sin tapujos del aborto, la homosexualidad y el celibato, que defiende como opcional y hace una década, fundó el primer consejo de ancianos de España e impulsó una universidad sénior para los mayores de la zona rural.