Publicado: 24.11.2016 18:07 |Actualizado: 24.11.2016 18:07

El portavoz de Defensa del PP, a una diputada de ERC que pedía reducir el gasto militar: "Usted no es nadie"

La desautorización se ha producido en la comisión de Defensa, que ha aprobado crear una subcomisión para estudiar cómo solucionar el problema de los militares que son despedidos a los 45 años en "un debate sosegado"

Publicidad
Media: 3
Votos: 6
Comentarios:
Ricardo Tarno (der), portavoz del PP en la comisión de Defensa, charla con Ramón Álvarez de Miranda, presidente del Tribunal de Cuentas, en una imagen de archivo. EFE

Ricardo Tarno (der), portavoz del PP en la comisión de Defensa, charla con Ramón Álvarez de Miranda, presidente del Tribunal de Cuentas, en una imagen de archivo. EFE

MADRID.- La Comisión de Defensa del Congreso ha rechazado este jueves una iniciativa de ERC para recortar el presupuesto militar tras un debate en el que se han cruzado acusaciones al exministro Pedro Morenés y alusiones al proceso independentista de Catalunya.

En el tramo final de su intervención para defender la proposición no de ley, la diputada de ERC Ana Surra ha lanzado la siguiente acusación dirigida a los anteriores gobiernos del PP y al actual: "Roban derechos de los ciudadanos para comprar juguetitos militares. Son unos ladrones y unos mentirosos".

"Roban derechos de los ciudadanos para comprar juguetitos militares. Son unos ladrones", ha afirmado la diputada de ERC

La afirmación ha motivado la reacción airada de la delegación del PP en la Comisión, especialmente del vicepresidente segundo de la Mesa de dicho órgano, el popular Teófilo de Luis, quien ha pedido la palabra para exigir la retirada del acta de la sesión de dicha ofensa, así como de una anterior efectuada por Surra.

El secretario segundo de la Mesa, Félix Alonso, de Unidos Podemos, ha pedido que prevalezca en el debate "la libertad de expresión".

José María Barreda, socialista y presidente de la comisión, debido a la polémica generada y en apelación de la cortesía parlamentaria, ha preguntado a Surra si retiraba sus menciones, a lo que la diputada se ha negado.

Ana Surra, diputada de ERC, muestra su tarjeta de refugiada de los años 70, cuando huyó de la dictadura de su país de origen, Uruguay. REUTERS / ANDREA COMAS

Ana Surra, diputada de ERC, muestra su tarjeta de refugiada de los años 70, cuando huyó de la dictadura de su país de origen, Uruguay, en una imagen de archivo. REUTERS / ANDREA COMAS

En este clima, en cuanto ha llegado su turno, el portavoz del PP en la comisión Ricardo Tarno ha salido en defensa de Morenés, a quien ha considerado "un servidor del Estado con rigor y honestidad". Y ha añadido: "Señora Surra, no ofende quien quiere, sino quien puede, y usted es muy pequeña para ofendernos a nosotros, usted no es nadie".

Tras ello, ha proclamado que la misma libertad de expresión que puede amparar descalificaciones como las anteriores también da cobijo a sus intervenciones.

El único grupo que se ha adherido a la iniciativa ha sido el de Unidos Podemos, cuyo portavoz en este debate, Txema Guijarro, ha censurado que durante la crisis se derrumbaran ámbitos como la dependencia o la educación al mismo tiempo que Defensa cerraba negocios millonarios.

En contra de la iniciativa, UPN, Ciudadanos, PSOE y PP. Entre los grupos socialista y popular la diferencia ha estribado en la gestión de sus pasados gobiernos.



Subcomisión para tratar los despidos a los 45 años

En la comisión de Defensa del Congreso sí se ha aprobado crear una subcomisión para estudiar la situación profesional y laboral de los militares de tropa y de marinería, que son expulsados de las Fuerzas Armadas cuando cumplen 45 años sea cual sea su condición física o preparación técnica.

Por unanimidad, al igual que en la breve legislatura pasada, la Comisión de Defensa del Congreso ha respaldado la puesta en funcionamiento de una subcomisión que buscará cómo mejorar las circunstancias de los soldados de tropa y de marinería de las Fuerzas Armadas, antes que promover modificaciones legislativas o trasladar al Gobierno peticiones concretas en este campo.

Ésta ha sido la posición común de los grupos, aunque el de Unidos Podemos había llevado a la Comisión una iniciativa para empezar desde ya a cambiar la ley que regula este sector del Ejército español.

Unidos Podemos ha propuesto empezar a cambiar la ley desde ya, argumentando que los soldados de tropa y marinería se encuentran en "situaciones urgentes"

Considera este grupo que existen los soldados de tropa y marinería se encuentran en "situaciones urgentes" y que, por tanto, reclaman soluciones "urgentes". La concentración que profesionales de este campo protagonizarán en Madrid el próximo sábado es un ejemplo. Sin embargo, la mayoría ha preferido abrir antes un "debate sosegado" que circule a través de la subcomisión.

En lo que coinciden todos los grupos, incluido el PP, para el que cabe margen de mejora en la regulación, es que estos soldados, una vez cumplen 45 años y pasan a ser "reservistas de especial disponibilidad", se enfrentan a coyunturas de incertidumbre profesional y precariedad laboral, ya que no se les facilita la reinserción o la llegada a otros puestos de trabajo.

Igualmente, disponen de plazas en otros estamentos de la administración, tanto dentro del Ministerio de Defensa como en otros departamentos. Y recuerdan las fuentes que los soldados de tropa y marinería, al cumplir 45 años y ser reservistas de especial disponibilidad, cobran unos 7.200 euros anuales hasta los 65 años, a no ser que accedan a una de las plazas citadas o logren puestos de trabajo en otros sectores. 600 euros no contributivos: no cuentan para la pensión ni otorgan seguridad social. 

La diputada socialista Zaida Cantera se ha mostrado a favor de que una subcomisión, a la que acudan asociaciones de militares, cargos de Defensa, sindicatos, empresas y otros actores sociales, elabore un dictamen que sea, a su vez, la base de la nueva regulación legal. Por lo mismo ha abogado el diputado del PP Ricardo Tarno, así como los parlamentarios de Ciudadanos.

En suma, "un debate abierto y sosegado", en palabras de Cantera, que comience a pergeñar una ley que dé estabilidad a los militares de tropa y marinería.

Quieren los partidos introducir cambios en la promoción interna de estos soldados, en el reconocimiento de sus cualidades profesionales y en las vías de acceso al mercado laboral una vez cumplidos los 45 años, entre otros campos.