Público
Público

El polémico tratado comercial con Canadá La portavoz del PSOE aprecia "dudas" jurídicas en el CETA

Margarita Robles adelanta que la Ejecutiva socialista decidirá el próximo lunes el sentido del voto en el Pleno cuando llegue el tratado de libre comercio de la UE con Canadá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, al inicio del pleno en el Congreso de los Diputados. EFE/Emilio Naranjo

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, aprecia "dudas jurídicas" en el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá, conocido como CETA, aunque no ha avanzado aún qué votará su partido cuando el tratado pase por el pleno de la Cámara Baja de la próxima semana.

Robles, juez de carrera, ha destacado que se trata de un tratado "controvertido" que ya generó un profundo debate en el Parlamento Europeo y que incluso contó con el voto en contra de los socialistas canadienses.

Tras reconocer que no es una especialista en la materia, sí considera que presenta algunos aspectos jurídicos que le generan dudas como los tribunales arbitrales que contempla el tratado o que el Consejo General del Poder Judicial no haya emitido ningún dictamen sobre su contenido. "Son cuestiones de forma, pero también de fondo", ha insistido.

El PSOE dio su visto bueno al CETA el pasado martes en la Comisión de Exteriores del Congreso, pero horas después la nueva presidenta del partido, Cristina Narbona, avanzó que el partido no lo apoyaría.

Robles ha confirmado que la Comisión Ejecutiva del PSOE decidirá el próximo lunes el sentido del voto, sin descartar incluso un "sí" al tratado. "Vamos a esperar a que la Ejecutiva adopte una decisión", ha respondido la portavoz del PSOE al ser preguntada si los socialistas se mueven solamente entre el "no" y la "abstención".

Robles ha rechazado de forma tajante las acusaciones del Gobierno y del PP de que el PSOE se está "podemizando" con este cambio en sus políticas. "El PP debería preocuparse en gobernar y dar una respuesta a lo que ocurre en Catalunya que es especialmente grave y no dedicarse a otros partidos", ha denunciado.

Elorza admite que siempre tuvo dudas "razonables" sobre el tratado con Canadá

Otros diputados socialistas cercanos a Pedro Sánchez también han expresado este jueves sus reservas al tratado de la UE con Canadá, como Odón Elorza, quien ha decladado que  siempre ha tenido dudas "más que razonables" sobre el CETA, aunque ha asegurado que "no hay nada cerrado de antemano" sobre qué votarán finalmente.

Para el diputado socialista es necesario que, para llegar a una decisión sobre el sentido del voto del CETA, se produzca "un debate interno" y que se escuche a la dirección del partido para ver "las razones, los motivos, en qué consiste el cambio y cuál puede ser el voto", ha dicho.

Zaida Cantera, sobre las críticas del PP: "Que dejen de levantar el brazo Cara al Sol"

Por su parte, la diputada del PSOE Zaida Cantera ha negado, como ha alertado el PP, que su partido se esté "podemizando" tras cambiar su postura sobre el Tratado de Libre Comercio con Canadá: "Que dejen de hacer el sinvergüenza, de robar y de levantar el brazo Cara al Sol, no nos estamos podemizando para nada".

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Cantera ha dicho que no ve "mal" que el PSOE pueda recapacitar su postura sobre ese tratado y ha añadido que ello no significa "para nada" que haya cedido a las presiones de Podemos.

Ha recordado que en su partido ya existía un debate interno sobre este tratado que se ha materializado ahora con la llegada de Pedro Sánchez a la Secretaría General del partido. "Ha ganado una candidatura en el PSOE, con unas ideas de izquierdas, con posiciones diferentes a las que había", ha subrayado Cantera, que sí ha reconocido que ese debate interno podía haberse zanjado antes para evitar que su grupo apoyara el tratado el pasado martes en la Comisión de Exteriores del Congreso.

Por su parte, el diputado andaluz del PSOE Antonio Pradas, cercano a Susana Díaz, también ha rechazado que su partido se esté "podemizando" como denuncia el PP y también Ciudadanos. Pradas no cree que el CETA sea una cuestión "ni de derechas ni de izquierdas", y ha recordado que el tratado ya planteó controversia en el seno del PSOE, sobre todo en lo referido a los derechos laborales y sindicales.