Publicado: 01.10.2015 21:14 |Actualizado: 01.10.2015 21:47

Posada recurre a informes
burocráticos para zanjar el
incidente del diputado Sabino Cuadra

El presidente del Congreso anula el encuentro con el parlamentario de Amaiur tras expulsarlo de la tribuna de oradores al no discul`parse por romper dos páginas de la Constitución

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente del Congreso, Jesús Posada, expulsa de la tribuna de oradores del Congreso al diputado de Amaiur Sabino Cuadra. EFE/Zipi

El presidente del Congreso, Jesús Posada, expulsa de la tribuna de oradores del Congreso al diputado de Amaiur Sabino Cuadra. EFE/Zipi

MADRID.- El presidente del Congreso de los Diputados, el popular Jesús Posada, no quiere más jaleos en torno al incidente protagonizado por el diputado Sabino Cuadra, de Amaiur, cuando hace dos semanas rompió dos páginas de un ejemplar de la Constitución durante su intervención en el debate sobre la reforma de la ley del Tribunal Constitucional (TC). Para ello este mismo jueves ha encargado un informe a los servicios jurídicos de la cámara para que se pronuncien sobre lo sucedido.

La decisión de Posada, un residente que se ha caracterizado en los casi cuatro años que lleva al frente de la Cámara baja por huir de las confrontaciones polémicas y apostar por el mantenimiento de los modales incluso en momentos de alta tensión política, ha tomado esa decisión tras suspender un encuentro con el diputado Sabino Cuadra, previsto para primeras horas de la tarde, en el que le iba a pedir al parlamentario de la formación abertzale que se retractase de su comportamiento durante el pleno del pasado día 16 de septiembre.



La suspensión del encuentro, sobre la que se había creado cierta expectación, se ha producido tras registrase otro incidente en la mañana de este jueves cuando intervenía parlamentario vasco en la sesión plenaria de la cámara en la que, precisamente, se debatían las enmiendas a la proposición de ley del PP para reformar el TC. Durante su turnio, Cuadra a vuelto a referirse al incidente de hace dos semanas y el presidente Posada le ha pedido que se retractase in situ.

Ante la negativa a hacerlo (“No tuve intención de ofender a nadie, fue un argumento político, por lo que no hay ofensa alguna que retirar”, ha dicho Cuadra), el presidente le ha llamado al orden y, finalmente, le ha expulsado de la tribuna de oradores. Esto ha ocurrido cuando el parlamentario ya había concluido su exposición sobre el asunto sometido a debate. Tras la “orden” del presidente el diputado Cuadra ha abandonado la tribuna.

Fuentes cercanas al presidente de la Cámara baja han explicado a Público que los informes solicitados por Posada a los servicios jurídicos de la institución “no estarán en la mesa del presidente hasta la semana próxima”. Otras fuentes parlamentarias no oficiales consideran que de esta forma “el presidente entierra este asunto con el ánimo de zanjar la polémica creada en torno al incidente protagonizado por el parlamentario de Amaiur”.

Se da la circunstancia de que la polémica ha sido alimentada especialmente desde el propio grupo parlamentario popular al que pertenece el presidente. Esta misma mañana el diputado Gómez de la Serna, al llegar su turno, ha exigido de nuevo – previamente lo había solicitado el portavoz mediante una carta dirigida a Posada – para que se aplicase con todo rigor las medidas disciplinarias al diputado Cuadra. La portavoz de UPyD, Rosa Díez, también se ha pronunciado hoy en similares términos desde la tribuna de oradores.

La máxima sanción que se le puede aplicar al parlamentario de Amaiur es la suspensión de su condición de diputado durante un mes, decisión que debe adoptar el pleno de la cámara en el caso de que lo proponga la Mesa de la institución. La semana próxima, cuando el informe jurídico estaría listo, el Congreso de los Diputados no celebrará reunión plenaria; el siguiente cónclave está previsto para la semana del 13 de este mes.

Pero, no obstante, se da como seguro que las cámaras parlamentarias serán disueltas el día 20 de octubre – tras aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 el día anterior, el lunes 19 - en el decreto que firmará el presidente del Gobierno en el que convocará las elecciones generales para el día 13 de diciembre. “Con este calendario previsto no tiene sentido mantener la polémica sobre este asunto; se zanja y ya está”, reiteraron las citadas fuentes consultadas por Público.