Publicado: 12.02.2016 14:37 |Actualizado: 12.02.2016 21:34

El PP se niega a declarar sobre los discos duros de Bárcenas mientras presume de colaborar con la justicia 

Su representante procesal se limita a leer un escrito donde manifiesta la "maxima voluntad" del partido para ayudar a la juez, pero se acoge a su derecho a no declarar. El abogado 'salva' a Cospedal y asume la orden de la destrucción de los discos

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6
Comentarios:
La tesorera del PP, Carmen Navarro, llega a los Juzgados de Plaza de Castilla donde declara hoy ante la jueza de Instrucción 32 de Madrid, que investiga el borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero del partido Luis Bárcenas. EFE/Fernan

La tesorera del PP, Carmen Navarro, llega a los Juzgados de Plaza de Castilla en una imagen de archivo. EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- El Partido Popular se ha negado a declarar ante el Juzgado que instruye la causa abierta por la destrucción en 2013 de los discos duros de su extesorero Luis Bárcenas donde se investiga si se pudieron cometer los delitos de daños informáticos y encubrimiento.

El PP se ha acogido a su derecho a no declarar como persona jurídica investigada (antes imputada), y su representante se ha limitado a leer un escrito en el que la formación política proclama su compromiso de “máxíma colaboración con los Tribunales”. 

Así ha estrenado el PP la figura de la responsabilidad penal de los partidos políticos y los sindicatos, una de sus medidas estrellas para la lucha contra la corrupción y que introdujo en su reforma del Código Penal de 2012. Esta era la primera ocasión que una formación política era citada como investigada en una causa penal.

El PP manifiesta que ha actuado “como hace siempre dentro del más escrupuloso respeto por la legislación”

El representante del PP se ha negado a responder a las preguntas de la juez Rosa María Freire, titular del Juzgado de Instrucción 32 de Madrid, así como a la Fiscalía y las acusaciones.

En su lugar, se ha limitado a leer en voz alta un escrito en el que este partido manifiesta que ha actuado “como hace siempre dentro del más escrupuloso respeto por la legislación”.

La lectura del escrito la ha realizado Alberto Durán, asesor jurídico del partido y quien ha comparecido como su representante procesal  (otra novedad jurídica introducida por el PP en la Ley de Enjuiciamiento Criminal de 2011).

La comparecencia de Durán ha sido doble, porque primero ha declarado en el Juzgado como persona física investigada en la misma causa y donde ha asumido haber dado la orden directa de destrucción de los dos discos duros. De esta forma ha "salvado" a su superior jerárquica, María Dolores de Cospedal,  la secretaria general popular.




En su escrito, el PP asume y ratifica las declaraciones realizadas ante el Juzgado de tres investigados: su tesorera, Carmen Navarro, su asesor jurídico -Durán- y su director de Sistemas de Información, José Manuel Moreno, quien aún no ha declarado en el Juzgado.

“En ningún momento se han destruido o borrado ninguna información del Sr. Bárcenas, dado que los ordenadores, propiedad del Partido, que en su día usó en el mismo fueron abandonados sin información

“En ningún momento se han destruido o borrado ninguna información del Sr. Bárcenas -sostiene el escrito-, dado que los ordenadores, propiedad del Partido, que en su día usó en el mismo fueron abandonados sin información, dato, archivo, registro o programa de ningún tipo, como el citado declaró en el Juzgado Central de Instrucción número 5”.

El PP proclama ante el Juzgado que desde que Luis Bárcenas "abandonó la gestión del partido, ha sido y sigue siendo empeño constante de la nueva tesorera y gerente la profesionalización de la gerencia, con especial atención a la prevención de posibles actuaciones ilícitas".

El PP argumenta en su nota que la reclamación que realizó hace tres años Bárcenas para el retorno de sus ordenadores ya ha sido juzgada y archivada. Y concluye:  “El Partido Popular ha ofrecido siempre la máxima colaboración con los Tribunales para el total esclarecimiento de cualesquiera actuaciones ilícitas que hayan podido cometer personas que estén o hayan estado vinculadas al mismo, y tiene el firme compromiso de acometer cuantas medidas estén a su alcance para garantizar su persecución y evitar su repetición en el futuro”.

Previamente, Durán había declarado durante dos horas y media como investigado, en cuya decclaración ha asumido la responsabilidad del borrado de los discos duros de Luis Bárcenas.

El abogado 'salva' a Cospedal

Alberto Durán ha respondido a las preguntas de la juez instructora y de la Fiscalía, pero se ha negado a contestar a las planteadas por las acusaciones ejercidas por IU y la Asociación Libre de Abogados (ALA), que fueron quienes interpusieron la querella inicial, y por el Observatori de Drets Humans (DESC).

Durán ha reconocido que Cospedal tomó la orden de impedir la entrada de Bárcenas a la sede central del PP de la calle Génova de Madrid. Pero fue él la persona que en febrero de 2013 ordenó descerrajar la Sala Andalucía de dicha sede, que Bárcenas había dejado cerrada con llave y donde trabajó tras dimitir como senador por su implicación en el caso Gürtel.

Durán ha negado que comunicara a Cospedal la destrucción de los discos duros de los dos portátiles que encontraron en dicha Sala -un Toshiba y un Macintosh- y ha asegurado que se encontraban vacíos.

En el Juzgado ha quedado acreditado que la destrucción física de los discos duros se produjo posteriormente, el 3 de julio de 2013, seis días antes de que Bárcenas entrara en prisión preventiva.

Según su versión, la destrucción de los discos siguió en un protocolo interno de seguridad que rige en el PP cuando cesan empleados que han manejado información sensible.

El protocolo de seguridad se presenta como uno de los puntos clave de este caso, porque el exjefe de seguridad del PP y cuñado de Bárcenas, Antonio de la Fuente, aseguró en el Juzgado el pasado día 3 que no existía tal protocolo. También ha desmentido su existencia el jefe de Informática de este partido, Javier Barrero, quien este viernes ha sido exculpado por la juez ya que fue ajeno a la decisión del borrado.

Mientras, el PP entregó en la Audiencia Nacional en 2013 un supuesto documento donde sí que figuraban unas normas a seguir para este tipo de borrados y que coincidiría con la versión de Durán.