Publicado: 28.09.2015 21:23 |Actualizado: 28.09.2015 21:23

El PP admite que sus votantes
vieron "más útil" el voto a Ciutadans que a García Albiol

Cospedal rebaja la opinión de Aznar a la categoría de la de "cualquier militante" y asegura que no se le echó de menos en el Comité Ejecutivo.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ofrece una rueda de prensa al término de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, en la que se han analizado los resultados de las elecciones catalanas, en la sede del partido

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ofrece una rueda de prensa al término de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, en la que se han analizado los resultados de las elecciones catalanas, en la sede del partido en Madrid. EFE/Juanjo Martin

MADRID.- La secretaria general del PP compareció esta tarde en la sede nacional del partido para informar sobre la reunión del Comité Ejecutivo del PP presidido por Mariano Rajoy celebrado un día después de las elecciones en Catalunya. Dolores de Cospedal, que no comparecía en la calle Génova desde el pasado mes de enero, admitió con claridad inusual lo que en su partido suele comentarse en voz baja o no demasiado elevada: Ciudadanos es ya el gran problema del PP en los comicios.

"Nuestros votantes han considerado que era más útil en Catalunya votar a Ciudadanos", reflexionó la número dos del PP y aunque se negó a hacer vaticinios sobre las elecciones generales en este sentido, en el PP llevan desde el domingo completamente superados por una situación inédita: por primera vez desde la refundación de AP en PP, hay un partido de "centro derecha liberal" (como se define la nueva cúpula conservadora al PP) que les 'roba' los votos. Fuentes del partido consideran que Ciutadans es un partido que, habiendo nacido en Catalunya, gozaría de más "implantación" allí, sobre todo, "para frenar la independencia".



Con todo, la secretaria general no ha querido extrapolar los resultados del 27-S a las generales del 13 ó 20 de diciembre y ha confiado en que dentro de menos de tres meses, el PP será el "voto útil". Ahora, aseguró Cospedal, el PP se felicita por haber conseguido movilizar a los votantes no independentistas, aunque fuera hacia Ciutadans.
La participación "era lo más importante para el PP y creo humildemente que hemos colaborado en esa incentivación del voto y que los ciudadanos vayan a votar, con independencia de que no hayamos sido los más elegidos", argumentó.

La secretaria general del PP relegó a José María Aznar a la categoría de "cualquier militante"

Aznar, un ruido molesto

Cospedal apenas quiso entrar a valorar la durísima reflexión que el expresidente del Gobierno y presidente de Honor del PP hizo este lunes sobre el resultado del PP en las elecciones catalanas del domingo. Más bien, la secretaria general del PP relegó a José María Aznar a la categoría de "cualquier militante" asegurando que todos éstos podían hacer las reflexiones que quisieran.

Además, preguntada sobre si habían echado de menos que el presidente de FAES acudiera al Comité Ejecutivo presidido por Rajoy en calidad de presidente de Honor a expresar sus opiniones en lugar de colgar un texto en su web personal, Cospedal contestó con un rotundo "No", sin matices.

La secretaria general no está dispuesta a hacer de "intermediaria" entre Rajoy y Aznar y así lo reconoció al ser preguntada por esta posibilidad

La secretaria general no está dispuesta a hacer de "intermediaria" entre Rajoy y Aznar y así lo reconoció al ser preguntada por esta posibilidad, ya que ella conserva una buena relación con ambos dirigentes; no desmintió, en cambio, la distancia existente entre el sucesor y quien le eligió como tal.

Fuentes del partido sostuvieron, además, que Rajoy nl dio mayor importancia a la feroz crítica de Aznar, sólo "en su justa medida". Lo cierto es que los ataques del expresidente a Rajoy, Gobierno y PP han pasado de ser noticia a formar parte del panorama posterior a acontecimientos como las elecciones y, tanto Génova como la opinión pública empiezan a pasar de largo por las valoraciones de Aznar.