Público
Público

El PP aprovecha la citación de Rajoy para arremeter contra la acusación particular

Los conservadores continúan su propia batalla para intentar prohibir que los partidos políticos puedan ejercer como acusación particular. Aseguran respetar las decisiones judiciales, pero acusan al tribunal de Gürtel de haberse dejado influenciar por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), "vinculada al PSOE"

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5
Comentarios:

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, durante la reunión que el Consejo de Dirección de grupo parlamentario popular ha celebrado hoy en la Cámara Baja. EFE/Javier Lizón

La citación de Mariano Rajoy para declarar como testigo en el juicio de Gürtel le ha venido al PP como anillo al dedo. Al menos, para incidir en su batalla contra la acusación particular, una figura judicial que pretenden limitar y prohibir a los partidos políticos que la ejerzan.

En Génova no ha sentado nada bien la decisión del tribunal, pero los conservadores han sabido utilizar su enfado para motivar su causa. Así, argumentan que respetan "todas las decisiones judiciales", pero también acusan a los jueces de haberse dejado influenciar por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) para cambiar de opinión y citar, por fin , al presidente del Gobierno y del partido.

Tanto el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, como el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, se expresaron así en sus intervenciones de este miércoles. Ambos incidieron en que ADADE, la acusación particular de Gürtel, está "vinculada al PSOE" y aprovecharon la ocasión para arremeter contra lo que, dicen, no es más que una "treta" para utilizar los juzgados para ganar guerras políticas. 

"Esta es una utilización perversa y espuria de la figura penal de la acusación popular con fines políticos. Todo el mundo conoce que ese proceso (la citación de Rajoy) tiene que ver con la presión de una organización de tipo político en los tribunales. El cambio de criterio del tribunal viene producido por la presión de una asociación de abogados que todo el mundo sabe que está vinculada al PSOE y dirigida por dirigentes del PSOE", opinó Hernando en una rueda de prensa en el Congreso. 

En la misma línea se pronunció Maillo en Onda Cero: "Todo el mundo sabe que es una acción del PSOE. Y yo no les he visto en el caso de los ERES de Andalucía (donde es el PP la acusación popular), sólo en los que afectan al PP", espetó.  "ADEDE es una asociación de abogados, pero son exdirigentes socialistas que utilizan la justicia para tratar de dañar al PP y eso no puede ser", añadió el número tres del Partido Popular.

Tanto Maillo como Hernando defendieron que Rajoy no tenía responsabilidad económica alguna sobre las campañas electorales de Majadahonda y Pozuelo de 2003 a las que se refiere la pieza de Gürtel por la que ha sido citado a declarar. Aunque en aquel entonces el hoy presidente del PP era ya el secretario general del partido, "nadie tiene capacidad de saber cómo se desarrollan las campañas de las elecciones locales. En España hay 8.000 municipios", argumentó Hernando. "Rajoy no tiene nada que ocultar, pero tampoco nada que aportar a este proceso. Va como testigo de algo que no conoce", defendió Maillo en sendas entrevistas en Onda Cero y la Cadena Ser. Ambos mantuvieron, pese a todo, que en el PP se respetan "todas las decisiones judiciales". 

Hernando equipara a ADADE -la asociación de abogados que ejerce la acusación particular en el caso Gürtel-  con la 'Manos Sucias' del PSOE

Pero, si la dimisión forzosa de Pedro Antonio Sánchez en Murcia -se fue tras ser imputado en el caso Auditorio, salpicado por la Operación Púnica y amenazado con una moción de censura de la oposición- le sirvió al PP para iniciar el debate, la citación de Rajoy como testigo les ha servido para echar más leña al fuego.

La misión de los conservadores parece ser ahora desacreditar toda actuación judicial que provenga de acusaciones populares, especialmente, si éstas consiguen poner en la cuerda floja a uno de los suyos. En esta ocasión, ni Hernando ni Maillo dudaron a la hora de comparar ADADE con la trama de Manos Limpias y Ausbanc, que presuntamente extorsionaron al poder financiero en beneficio propio.

"La acusación popular se puede ejercer bien o mal. Y tenemos experiencias en las que se ha ejercido mal, como el caso de Ausbanc y Manos Limpias", argumentó el coordinador general del PP. "En este caso, la citación de Rajoy ha llegado después de que esta asociación vinculada al PSOE hiciera la misma petición hasta en tres ocasiones. Eso demuestra que sólo se pretende hacer daño político y utilizar las instituciones con esa finalidad", concluyó tras aventurar que dicha escena "tendrá poco recorrido judicial, aunque sí mediático".

Hernando expresó su misma idea con algo más de ironía en sus palabras. "Esta asociación (ADADE) es como el Ausbanc del Partido Socialista. Y no voy a decir que es el Manos Sucias del PSOE. No lo voy a decir", bromeó. "Esto es una vendetta. Su único objetivo es crear escándalo y desprestigiar a alguien llevándole a los tribunales, a sabiendas de que no tiene nada que decir ni tiene responsabilidad alguna sobre ese asunto". "El objetivo de la acusación particular es difamar, desprestigiar y triturar el honor de las personas", zanjó el portavoz parlamentario.