Publicado: 17.11.2014 13:29 |Actualizado: 17.11.2014 13:29

El PP se aviene ahora a hablar con el PSOE de una reforma constitucional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, afirmó este lunes que su partid0 está dispuesto a dialogar con el PSOE sobre la reforma de la Constitución de 1978, pero con una serie de condiciones: que los socialistas concrenten su propuesta de reforma constitucional, que exista el mayor consenso posible y, sobre todo, que se haga sin insultos ni descalificaciones.

A Floriano en cualquier caso no se le vio muy entusiasmado con la idea. Lo de hablar sobre la reforma constitucional lo dijo con la boca pequeña: el PP no es en absoluto partidario de tocar la Constitución, al menos no a corto plazo. Pero la insistencia del PSOE es tanta que el PP ha pasado de dar largas al asunto a decir que está dispuesto a estudiar el asunto. No en vano, la reforma de la Constitución es una de las grandes apuestas que Pedro Sánchez, secretario general de los socialistas, tiene para el futuro: ayer, domingo, acordó plantear el Consejo de Política Federal del PSOE la llamada Declaración de Zaragoza, que promueve una revisión de la Constitución pero con respeto y sobre las bases del pacto constitucional de 1978.

Pero para Floriano no es suficiente y ha vuelto asimismo instar al PSOE a que concrete su propuesta de reforma constitucional y, aunque ha asegurado que los conservadores  no se niegan a hablar "nunca de nada", ha dejado claro que esperan "un mínimo respeto al diálogo" por parte de los socialistas, que sería el de concretar dicha propuesta.

La respuesta le ofreció el propio Pedro Sánchez desde Zaragoza precisamente. El líder socialista dijo este lunes que su partido no ha planteado la reforma de la Constitución "para satisfacer la sed de los independentistas" sino porque, basados en su concepción de un estado federalista, es la "mejor fórmula para un país como España".

Sánchez ha pedido a quienes "identifican inmovilismo con la fortaleza" que miren a los países del entorno, como Francia, que ha renovado su Carta Magna veinticuatro veces, Alemania sesenta o Portugal, que lo ha hecho siete veces, mientras que España en los últimos 36 años lo ha hecho "solo dos veces y siempre por mandato exterior".

Se trataría, ha explicado, de una actualización de la actual Norma "como mejor manera de garantizarla para evitar que se rompa como propone Podemos o los independentistas", que contemple los hechos diferenciales de los distintos territorios y reconozca sus identidades pero "desde un espacio compartido de ciudadanos y ciudadanas".

Su propuesta se basa en reformar la estructura del Estado en sentido federal que "no es más que la evolución del actual Estado autonómico", pero con "reglas claras" y una clarificación de competencias.

En este sentido, no ha descartado que el Estado gestione competencias que antes eran de las Comunidades autónomas pero sin olvidar el principio de proximidad.

Sánchez propone asimismo revisar el sistema de financiación autonómica para establecer una igualdad fiscal entre las Comunidades autónomas y que tenga en cuenta cuestiones como la despoblación.

En su charla, Sánchez ha explicado el proyecto político de su partido para afrontar un cambio que "no va a venir de un gobierno agotado, de un presidente resignado y de un partido atenazado y asediado por la corrupción, que no reconoce los aciertos del pasado y no acierta a presentar propuestas de futuro".

 


http://www.quoners.es/debate/crees-que-las-proximas-elecciones-generales-en-espana-tendran-como-unico-tema-de-votacion-un-proceso-constituyente