Publicado: 25.05.2015 11:24 |Actualizado: 25.05.2015 11:24

El PP azuza el fantasma de la "extrema izquierda" tras los resultados en Madrid y Barcelona

"¿Qué pensaríamos si el PP se fuese a apoyar en un partido de extrema derecha para tener el gobierno?", dice Carlos Floriano. Pablo Casado asume que donde el PP no pueda gobernar habrá obtenido "un mal resultado".

Publicidad
Media: 1.75
Votos: 8
Comentarios:
El vicesecretario de Organización y director de campaña de los populares, Carlos Floriano, tras comparecer ante la prensa anoche. /EFE

El vicesecretario de Organización y director de campaña de los populares, Carlos Floriano, tras comparecer ante la prensa anoche. /EFE

MADRID.- El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, ha expresado este lunes su temor por las políticas que pueda llevar a cabo la "extrema izquierda" en ayuntamientos tan importantes como Madrid, Barcelona y Valencia y se ha preguntado qué se pensaría si el PP se apoyara en un partido de extrema derecha.

Floriano ha reconocido en una entrevista en TVE el nuevo momento político que vive España tras los comicios autonómicos y municipales y ha dicho que hay que "acostumbrarse" a las "cohabitaciones", a lo que el PP "no tiene ningún problema".



Pero ha querido alertar sobre los pactos con determinadas formaciones, como Podemos, que, ha recalcado, "es un partido de extrema izquierda". Y, en este sentido, ha preguntado: "¿Qué pensaríamos si el PP se fuese a apoyar en un partido de extrema derecha para tener el gobierno?. Las cosas que estaríamos escuchando", ha concluido.

Ha insistido en que el PP es la primera fuerza política en "multitud" de capitales de provincia y en la mayoría de las capitales autónomas y se ha mostrado convencido de que su resultado es "envidiado" por el resto de partidos. Sin embargo, el PSOE, pese a tener peor resultado que en 2011, se da por ganador, ha criticado el "número tres" del PP, que ha asegurado la voluntad de su partido de buscar consensos con su programa electoral como "guía".

Si el PP no puede gobernar será "un mal resultado"

Mientras, el portavoz del comité de campaña del PP, Pablo Casado, ha admitido que donde su partido no pueda gobernar habrá tenido "un mal resultado", puesto que el PP es un "partido de gobierno", no "bisagra", y ha vuelto a apelar a que se permita gobernar a la lista más votada. A su juicio, lo principal es que el resultado no traiga "ingobernabilidad e inestabilidad en España porque aunque la crisis está encauzada es la principal prioridad y hay que seguir trabajando".

Preguntado si el mal resultado puede suponer cambios internos en el PP, el dirigente conservador ha replicado que el PP ya ha ido renovando sus estructuras y que ahora afrontan las generales con "humildad" y habiendo comprendido el mensaje de que habrá autonomías y ayuntamientos más plurales y que la búsqueda de consenso será fundamental.

Sin embargo, cree que en el Congreso de los Diputados eso no sería nuevo, puesto que de 11 legislaturas democráticas en 7 han hecho falta pactos y el PP ha sabido pactar. "No nos da ningún miedo este nuevo panorama, queremos que haya estabilidad, gobernabilidad y una capacidad de hacer gobiernos de la mayoría que espero que la izquierda esté a la altura para mantenerlo y para respetarlo", ha remachado.