Público
Público

PP y C's: primera reunión sin acuerdo para la investidura de Miras en Murcia

Los de Albert Rivera exigen la eliminación de los aforamientos mientras los conservadores insisten en ligar esa cuestión a la posible restricción a los partidos políticos para que no puedan ejercer como acusación popular.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del PP en el Parlamento murciano, Víctor Martínez (4i); y el portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez (4d); con sus equipos negociadores, en la Asamblea Regional, en Cartagena (Murcia). EFE/Marcial Guillén

Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos no han llegado a un acuerdo para facilitar la investidura al 'popular' Fernando López Miras. Al menos, no en esta primera reunión en la que tanto el portavoz de la formación naranja, Miguel Sánchez, como el del Grupo Parlamentario Popular, Víctor Manuel Martínez, han coincidido de calificar como de "primera toma de contacto" para llegar a ese futuro acuerdo.

Aunque hay algunos aspectos como el agua, la recuperación del Mar Menor o la bajada de impuestos en los que ambas formaciones coinciden, hay un punto esencial como es la eliminación de aforamientos en la que todavía no se han acercado posturas y que es una condición "sine qua non" para que Ciudadanos apoye al PP y López Miras pueda ser investido presidente de la Comunidad.

Mientras el PP dice que habría que estudiar para quién se eliminan los aforamientos y cómo se eliminan, Ciudadanos advierte que no están dispuestos a negociar "qué quién ni cuándo; esto no es una cuestión de personas, queremos que se elimine el aforamiento de manera total".

En este sentido, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha señalado que los problemas de la Región "no se pueden resolver en una reunión de dos horas", pero en el caso de los aforamientos se ha coincidido en trabajar en la fórmula para su eliminación, estudiar para quién se elimina, cómo se elimina y su partido, además, quiere circunscribir esa eliminación a una limitación de los partidos políticos para que ejerzan como acusación particular.

Ha aludido a PSOE y Podemos, de los que ha dicho que su práctica política consiste en denunciar a los adversarios políticos para intentar ganar en los tribunales lo que no consiguen en las urnas. "Ese riesgo debe ir vinculado a la limitación de la utilización de la justicia por determinados partidos políticos, hay que avanzar en esas fórmulas", ha dicho, antes de añadir que se han emplazado con Ciudadanos a reunirse en los próximos días y a intercambiar documentos para llegar a un acuerdo.

Ciudadanos no se fija de momento una fecha para que en la Asamblea se debata la eliminación de los aforamientos. Tras ese debate debería remitirse la propuesta al Congreso de los Diputados y al Senado, que se encargarían de ratificarlo. "La eliminación del aforamiento es una condición absoluta y debe ser antes del debate de investidura, es una exigencia", ha añadido el portavoz de la formación naranja.

Ciudadanos no condicionará la nueva investidura a que Pedro Antonio Sánchez deje su escaño

Además de eso, Sánchez ha dejado claro que están dándole "una segunda oportunidad" al PP y que lo hacen porque se ha apartado al anterior presidente, Pedro Antonio Sánchez, que "ya es pasado". "Le pedimos que entregue su acta de diputado, pero no vamos a condicionar la estabilidad de la Región a que entregue el acta", dice, pese a que el abandono del escaño en caso de imputación sí era una condición en el acuerdo de investidura anterior. 

La formación naranja ha reiterado que para votar ahora a favor de Fernando López Miras, el PP deberá aceptar las condiciones que les imponen. Esas condiciones pasan por la regeneración democrática, la eliminación de los aforamientos, de los imputados, la bajada de impuestos y otras cuestiones en materia de agua o empleo. "No vamos a permitir que el pacto se convierta en papel mojado o en lentejas. El PP no tiene mayoría, creemos que ya ha aprendido la lección del primer acuerdo", ha reiterado.

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha informado de que por su parte son innegociables cuestiones relacionadas con que llegue el agua a la Región, que se garantice el blindaje de los trasvases ya existentes, abrir la puerta a los nuevos trasvases a a Región, exigir el Plan Hidrológico Nacional; la bajada de impuestos, la eliminación en 2018 del impuesto de donaciones y sucesiones; simplificación administrativa para empresarios o la recuperación del Mar Menor.

"Hemos avanzado en un futuro acuerdo. Es el momento de intercambiar documentos y de seguir reuniéndose. No me pidan que en esta primera reunión alcancemos acuerdos. Los problemas de la Región de Murcia requieren mucho más que una reunión de dos horas", ha manifestado.

Los equipos negociadores

En esa reunión han estado presentes por parte de Ciudadanos Lola Jiménez, concejal en Alcantarilla; Juan José Molina, diputado regional; Miguel Sánchez, portavoz de Ciudadanos; Valle Miguélez, delegada territorial de Ciudadanos; y Antonio Puche, delegado de relaciones institucionales de Ciudadanos.

Mientras que por parte del PP, el equipo negociador ha estado formado por Víctor Manuel Martínez, portavoz del Grupo Parlamentario Popular; Francisco Jódar, diputado regional; María Robles, vicesecretaria sectorial; Maruja Pelegrín, secretaria general; y Enrique Ujaldón ,coordinador de relaciones institucionales.

Podemos: "C's es la muleta de la corrupción"

Por su parte, el secretario general y portavoz del grupo parlamentario de Podemos en la Región de Murcia, Óscar Urralburu, ha calificado a la reunión de este martes como  "un aperitivo previo al gran postre para el PP: la firma del pacto de investidura".

Podemos cree que C's sólo ayuda a dilatar los tiempos para que Pedro Antonio Sánchez siga siendo "un presidente en la sombra"

Según ha asegurado, si tras una reunión que se ha extendido durante dos horas, "el PP ve este encuentro como un principio de acuerdo, es porque la postura de Ciudadanos no es muy tajante ante la posibilidad de que el partido de la corrupción, siga en el gobierno".

"Ciudadanos, el partido que prometió la regeneración política, frente a las cámaras hablan de lucha contra la corrupción, pero de puertas adentro no tienen inconveniente en ser la muleta del partido de la corrupción, el PP", ha añadido.

En este sentido, el secretario general de Podemos en la Región de Murcia, ha explicado que aunque Ciudadanos ponga "líneas rojas al PP" para la investidura "de López Miras como presidente, lo único que está haciendo es una "negociación a la baja" que "permita dilatar los tiempos de la justicia, para que Pedro Antonio Sánchez siga siendo un presidente en la sombra, un ex-presidente, que no va a soltar su acta de diputado para seguir manteniendo los privilegios de su aforamiento y continuar siendo un miembro VIP frente a los tribunales".

Urralburu ha explicado que si nace un gobierno de López Miras, será más de lo mismo, "un gobierno donde se ha cambiado al presidente para no cambiar nada, un gobierno débil que carece de proyecto de futuro para la ciudadanía de la Región y que lo que sí tiene claro es su necesidad de mantenerse en San Esteban, vigilando que no se abra ningún cajón para que no se destape la caja de Pandora".

Por último, el líder regional de Podemos ha concluido en que "por muchas reuniones y conversaciones a puerta cerrada que Ciudadanos mantenga con López Miras", la situación es la misma que cuando gobernaba Pedro Antonio Sánchez.

"El PP sigue al mando del destino de la Región de Murcia, con un presidente títere, con un diputado-imputado y un gobierno corrupto sostenido por Ciudadanos", ha finalizado.