Publicado: 01.02.2014 15:45 |Actualizado: 01.02.2014 15:45

El PP cierra filas con las víctimas afines frente al sector crítico

Rajoy avala el discurso moderado del hijo de Manuel Giménez Abad, asesinado por ETA en 2001, pronunciado en ausencia de las principales asociaciones

 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, la cúpula del PP y del Ejecutivo, dirigentes autonómicos, locales y orgánicos han respaldado a última hora de esta mañana el discurso del hijo del presidente del PP de Aragón, Manuel Giménez Abad, asesinado por ETA en 2011. Un discurso alejado de las críticas por "traición" que Mariano Rajoy y su Ejecutivo han estado recibiendo durante los dos años en el poder de la asociación de víctimas más numerosa, la AVT que preside Ángeles Pedraza, y de otras como Covite o Voces contra el Terrorismo (VcT). Todas ellas han estado ausentes del acto, que sólo ha contado con la presencia de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, dependiente del propio Gobierno y presidida por Mari Mar Blanco, la hermana del concejal secuestrado y asesinado en 1997, Miguel Ángel Blanco.

Manuel Giménez, aplaudido calurosamente durante varios minutos al principio y al final de su discurso, ha asegurado que ETA languidece y que las mejores armas para derrotarla definitivamente son "la unidad de todos los partidos y el Estado de derecho". En este sentido, y contra el discurso de la AVT, el hijo del dirigente conservador ha dejado un mensaje muy claro sobre la derogación de la doctrina Parot por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) "Estoy de acuerdo con la posición del Gobierno, aunque me repugnan sus consecuencias", ha asegurado Giménez en medio de aplausos, y ha explicado que es precisamente el cumplimiento de esta sentencia, el cumplimiento de la ley, lo que permitirá llevar a cabo la "investigación" de los asesinatos de ETA no resueltos o "impedir la amnistía" que reclaman los familiares de presos de la banda.

El hijo de Giménez Abad ha apelado al "pragmatismo cívico" como razón de peso para cumplir las resoluciones judiciales, incluidas la de instancias como la de Estrasburgo. Con todo, Manuel Giménez ha advertido de que "ETA sigue armada", de que "ningún Gobierno debe negociar" con ella y de que "los demócratas" son los que tienen que controlar "el discurso sobre el final de ETA".

El presidente del Gobierno ha subido al escenario a aplaudir, felicitar y abrazar a Giménez cuando éste ha concluido su discurso, a continuación del cual se ha proyectado un vídeo con testimonios de familiares de asesinados por ETA, como Blanco, Pilar Elías (concejal del PP, viuda de Ramón Blagietto, asesinado en 1980, y que la semana pasada abandonó la asociación Covite por discrepancias con su presidenta Consuelo Ordóñez) o el propio Manuel Giménez.

El vídeo ha concluido con imágenes de Rajoy, Aznar y ministros del PP acompañando a los familiares de las víctimas de ETA en los momentos más duros, en capillas ardientes o funerales. Una voz en off ha emitido el mensaje final: "En memoria de nuestros compañeros y de todos aquellos miembros de otros partidos políticos, guardias civiles, policías, hombres, mujeres y niños que dieron su vida contra el terror y por la democracia. (...) Nunca vais a perder nuestro respeto, nuestro apoyo y nuestro cariño, porque la memoria reside en el corazón".