Publicado: 04.03.2014 13:39 |Actualizado: 04.03.2014 13:39

El PP culpa a Andalucía de que el paro no baje más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En cuestión de escasas horas desde que se hicieron públicos los datos, el Partido Popular ha distribuido un optimista argumentario interno sobre el descenso del paro en febrero (1.949 personas, el primero en este mes desde 2007). Y matiza, ya en el propio encabezamiento del texto, que esta bajada se ha producido "a pesar del aumento de 10.000 parados en Andalucía", gobernada por la socialista Susana Díaz.

Sobre los datos de Castilla-La Mancha, la segunda comunidad en la que más sube el paro (2.435 personas en todas las provincias, salvo en Albacete) y gobernada por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el argumentario conservador no dice nada.

El PP destaca los datos positivos de la estadística de Empleo conocida hoy (caída del paro desestacionalizado en más de 55.000 personas; aumento de la afiliación a la Seguridad Social en 39.000 trabajadores, o un 7% más de contratación indefinida respecto a 2013), aunque evita empañar el triunfalista texto con la cifra total de paro: cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa (2011) el porcentaje de paro ascendía a 22,85%, mientras que ahora, más de dos años después, asciende al 26,03%. O, traducido a cifras, en diciembre de 2011, la Encuesta de Población Activa daba 5,3 millones de desempleados y hoy, da 5,9 millones.

El Partido Popular resalta asimismo en sus mensajes producto de la euforia por los datos del paro de febrero varios datos que considera señales inequívocas de la recuperación que viene pregonando el Ejecutivo de Rajoy desde finales del pasado año.

Por un lado, los conservadores informan de que "la contención de precios permite a asalariados y pensionistas recuperar parte del poder adquisitivo que perdieron con el Gobierno socialista" y subraya en este sentido que "el gasto en consumo de los hogares crece un 0,7% el último trimestre del año".

Las "exportaciones de mercancías", el retorno de la "inversión extranjera en España" (90.000 millones en 2013), la "balanza por cuenta corriente", que en 2013 arroja "saldo positivo por primera vez en 25 años"; los crecientes pedidos industriales (+8%) o "el descenso de los intereses de la deuda" gracias a "la confianza de los principales organismos internacionales" en España son otros de los datos que el PP repite en su argumentario interno de hoy para que sus dirigentes lo trasladen por todo el país.

Los conservadores, además, critican duramente que "los mismos que con su política económica provocaban la destrucción de 154.000 empleos en febrero de 2009, se oponen ahora a las medidas del Gobierno para crear empleo indefinido".