Diario Público
Diario Público

El PP da por hecho que Cospedal seguirá siendo su secretaria general

Dirigentes del partido prevén pocos movimientos tras el Congreso de febrero porque, recuerdan, "a Rajoy no le gustan los cambios". 

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
La ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, en una imagen de archivo. EFE

La ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, en una imagen de archivo. EFE

MADRID.- "No os vais a librar de mí". Esa fue la frase que María Dolores de Cospedal dedica siempre a los periodistas para insinuar que, pese a su nombramiento como ministra de Defensa, seguirá también como secretaria general del PP. Casi dos meses después, su permanencia en dicho cargo sigue siendo la gran incógnita de cara al XVIII Congreso Nacional del partido, aunque en la formación lo dan casi por hecho. 

"Al jefe le gustan poco los cambios", recuerdan varios altos cargos del PP. Muestra de ello es el continuismo por el que apostó Mariano Rajoy a la hora de formar su nuevo Ejecutivo y las escasas (y obligadas) crisis de Gobierno que hubo durante la legislatura anterior, sólo provocadas por la marcha de Cañete a Europa, la dimisión de Gallardón y Wert, la imputación de Mato y el escándalo de Soria. 

Por ello, las citadas fuentes confían en que no habrá grandes cambios en la directiva del partido tras su cita de los próximos 10, 11 y 12 de febrero. El vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, incluso bromeó en una entrevista en Cope con la idea de que, dada la coincidencia de fechas, será más interesante para los medios cubrir la Asamblea de Podemos en Vistalegre que el Congreso del PP.

En Génova recuerdan, además, que no hay nada que impida a Cospedal compatibilizar ambos cargos y que ya se han dado otros casos similares en el pasado. Es más, según la ponencia propuesta por la cúpula directiva, tampoco se prevé un cambio en los Estatutos para prohibirlo. 

Hay quien asegura en los mentideros que la ministra aceptó su nuevo cargo pactando con Rajoy su permanencia en la Secretaría General del PP. Era una buena fórmula para equiparar el poder de Cospedal con el de su 'enemiga', Soraya Sáenz de Santamaría, que sigue siendo la todopoderosa vicepresidenta del Gobierno. En cualquier caso, sólo ella y Rajoy podrían confirmarlo, recuerdan las fuentes consultadas. 

El mismo argumento esgrimen para evitar aventurar otras posibles modificaciones en el organigrama de los populares, como el rumor sobre la creación de un cargo intermedio entre Cospedal y los vicesecretarios con el fin de poder premiar a Maíllo con un ascenso o permitir la vuelta de Alfonso Alonso a Madrid. En el PP niegan que a día de hoy exista un borrador al respecto, aunque tampoco descartan al 100% que Rajoy pueda tenerlo en mente. 

"Sólo Rajoy lo sabe", insisten los consultados por Público, que usan esa misma fórmula al ser preguntados sobre el citado regreso de Alonso, sobre la retirada de la primera línea de Javier Arenas, o sobre posibles 'premios' a los 'delfines' Alberto Núñez Feijóo o Cristina Cifuentes. El primero se comprometió a acabar su legislatura en Galicia, recuerdan. La segunda, opinan, está consolidada como dirigente del PP de Madrid aunque ahora sólo esté al frente de la gestora provisional.

Todo apunta, por tanto, a que no habrá grandes sorpresas. De haberlas, éstas dependen únicamente de las órdenes directas del presidente del Gobierno y del partido, poco dado a anunciar sus intenciones. En febrero se despejarán todas las incógnitas.