Publicado: 10.08.2015 22:12 |Actualizado: 10.08.2015 23:30

El PP deja que Fernández Díaz se cueza en su jugo tras su cita con Rato

La Moncloa y la calle Génova guardan silencio tras conocerse la reunión del ministro del Interior con el exvicepresidente imputado en el despacho del jefe de la Seguridad del Estado. Malestar entre los conservadores por la "torpeza" de Fernández Díaz.

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 10
Comentarios:
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en los cursos de verano de El Escorial. / EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en los cursos de verano de El Escorial. / EFE

MADRID.- La reunión entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y quien fue ministro de Economía, vicepresidente y presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de Bankia, Rodrigo Rato, imputado por varios delitos fiscales, ha dejado solo al máximo responsable de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado.

Sólo la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, se ha referido a este asunto preguntada al respecto este lunes en El Programa de Verano de Telecinco, cerrado antes del fin de semana, cuando saltó la noticia en El Mundo que informó sobre la reunión entre Fernández Díaz y Rato en el despacho oficial del primero y a instancias del segundo. La sustituta de Alberto Fabra al frente de los conservadores en la Comunitat fue contundente: el ministro debe dar "explicaciones", aunque Bonig ha recordado que Rato "ha sido y es un referente en el PP" por su gestión económica.



La presidenta del PP valenciano ha pedido explicaciones a Fernández Díaz, aunque ha recordado que Rato "ha sido y es un referente en el PP"

Por otro lado, y mientras los dirigentes del resto de partidos de la oposición, formaciones emergentes, Guardia Civil y portavoces judiciales respondían a la reunión del ministro pidiendo, desde su comparecencia en el Congreso de los Diputados hasta su "dimisión" inmediata, en La Moncloa y en la sede nacional del Partido Popular, en la madrileña calle Génova, guardan silencio hasta el momento y los portavoces de guardia se remiten a las explicaciones del Ministerio del Interior.

El departamento de Fernández Díaz, sin embargo, no ha dado muchos detalles más allá de insistir en la transparencia del encuentro mantenido en el despacho del ministro, precisamente, para evitar tergiversaciones, y en su negativa a que durante la reunión entre Rato y Fernández Díaz se haya tratado la situación "procesal" del exvicepresidente, un requisito previo que se hizo saber a Rato para que se accediese a la reunión el pasado 29 de julio. Sobre por qué Rato pidió verse con Fernández Díaz o el contenido de la conversación, los portavoces del Ministerio del Interior guardan silencio.

En el PP recuerdan la indiscreción del ministro del Interior en otras ocasiones, como cuando adelantó a la prensa una operación antiterrorista antes de que se ejecutase

El martes, y puesto que esta semana es la de menor actividad política dentro de un mes de agosto inusualmente agitado, no se esperan muchas novedades sobre el asunto, al menos, en el ámbito conservador, subrayan fuentes del mismo consultadas desde que saltó la noticia. 

Las mismas fuentes abogan por que Rajoy evite pronunciarse sobre un asunto que no es más que una "soberana torpeza" por parte de Fernández Díaz, un ministro del círculo de la máxima confianza del presidente y que, recuerdan, no se caracteriza por su "discreción". El titular de Interior ya ha sido noticia en otras ocasiones por su indiscreción cuando, por ejemplo, adelantó nada menos que una operación antiterrorista y la puso en peligro al hacerla pública en medios de comunicación momentos antes de que se ejecutase.

Mariano Rajoy, de vacaciones en Galicia, participa hoy al mediodía en un acto de partido en el Balenario de Mondariz, en Pontevedra, aunque, de momento, no está previsto que comparezca ante los medios. Por su parte, la agenda del Gobierno se limita a un par de apariciones públicas del ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, muy activo desde que sustituyó a José Ignacio Wert el mes pasado.