Publicado: 09.04.2014 12:10 |Actualizado: 09.04.2014 12:10

El PP designa candidato a Cañete, que "no sabía nada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de meses de mutismo en los que los favoritos de las quinielas jugaban al despiste, el PP ha despejado hoy las gran duda pendiente sobre su lista para las elecciones europeas del próximo 25 de mayo. Será el titular de Agricultura, Miguel Arias Cañete, quien encabece la formación conservadora por ser "un gran conocedor de la política comunitaria que ha defendido los intereses de España como ministro y como eurodiputado".

Así lo ha definido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha sido la encargada de realizar el anuncio con el que se confirmaba un secreto a voces. Cospedal (que ha eludido desvelar si ha sido el dedo del presidente quien ha designado a Cañete) tampoco ha querido dar el resto de nombres de la lista. "Mañana llevaremos nuestra propuesta al Comité Electoral y de ahí saldrá la lista definitiva", se ha limitado a responder. La presentación oficial de la candidatura al completo se producirá el un acto del partido que tendrá lugar el próximo sábado en Toledo.

Hasta el momento están confirmados el expresidente de Murcia Ramón Luis Valcárcel y, desde ahora, Cañete, que en los últimos meses se ha dedicado a jugar con la prensa cuando le preguntaban por su posible candidatura. "Yo no sé nada", "Haré lo que diga Rajoy" o "Me queda una segunda parte de la legislatura apasionante como ministro", son algunas de las frases que ha repetido el titular de Agricultura.

Por otro lado, Cospedal tampoco se ha pronunciado sobre cuándo tendrá lugar la crisis de Gobierno que se producirá cuando Cañete ponga rumbo a Bruselas. Ese tema lo ha dejado en manos del presidente, Mariano Rajoy, y ha bromeado, parafraseando al propio Cañete, tras ser preguntada sobre si le gustaría ocupar su puesto en el Gobierno. "A mí lo que me gusta es ser presidenta de Castilla-LaMancha", zanjó.

Por otro lado, la secretaria general del PP ha hecho una valoración del debate soberanista de ayer en el Congreso y, apelando al "espíritu de la Transición", ha destacado que lo más importante fue "la unidad de las principales fuerzas políticas para defender que la soberanía reside en todo el pueblo español, que no es indivisible, que no se puede trocear, que no se puede negociar con un derecho de todos".

Repitiendo las palabras de Rajoy, ha insistido en que "la democracia es el imperio de la ley", y ha criticado que el presidente del Govern, Artur Mas, haya retado al Ejecutivo central a reformar la Constitución. "Será él quien tenga que presentar esa propuesta, pero poner día y hora para una reunión cuando ayer su ausencia fue notable, no es la mejor actitud", concluyó.