Publicado: 29.01.2014 14:44 |Actualizado: 29.01.2014 14:44

El PP se empeña en restar trascendencia a su fractura por el ala derecha

Cospedal sostiene que no hay ni división ni convulsión en el partido, sólo "normalidad" en el plantón de Aznar a la Convención de Valladolid, el portazo de Mayor Oreja, las críticas de San Gil, la mar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni fractura, ni convulsión, ni crisis interna, ni preocupación. Los movimientos de filas y las críticas al Gobierno de Mariano Rajoy que salen del Partido Popular entran en la "normalidad" de su funcionamiento democrático, ha asegurado su secretaria general hoy, en la rueda de prensa de presentación de la Convención Nacional del PP, que se celebra este fin de semana en Valladolid.

María Dolores de Cospedal se ha referido a todos los movimientos que, particularmente esta semana, están teniendo lugar en el PP y tienen muy preocupados a su dirección y al propio Jefe del Ejecutivo, aunque se nieguen a admitirlo en público y que incluyen el rechazo de José María Aznar a participar en la Convención, el portazo de Jaime Mayor Oreja a la lista europea, la salida de Alejo Vidal-Quadras del PP y su fichaje por Vox, la fundación de este partido encabezado por José Antonio Ortega Lara, un referente en el PP, o las críticas de María San Gil (aún con carné del PP) sobre la situación de los conservadores y las víctimas del terrorismo en Euskadi.

La número dos del partido ha justificado la ausencia de José María Aznar en la Convención de Valladolid apelando a la agenda internacional "muy complicada" del expresidente y a los esfuerzos que le consta que éste hizo para estar con los conservadores en una cita tan importante. La secretaria general ha echado balones fuera asegurando que "hay gente a la que le gusta especular", pero que, tras hablar dos veces con Aznar, constata que el asunto "es como es y no tiene más trascendencia".

Sin embargo, aunque el presidente de Honor del PP no irá a Valladolid (una tierra con especial simbolismo para él, pues fue presidente autonómico de Castilla y León antes de serlo del Gobierno central) y así lo hizo público ayer, sí ha querido estar presente a través de FAES, la fundación que encabeza. Esta misma mañana, a apenas 24 horas de rechazar la invitación de Rajoy para participar en la inauguración del cónclave del PP, el think tank conservador hacía público un documento sobre Catalunya y la forma en que debe hacerse frente a la creciente reivindicación independentista.

El texto de FAES ('20 preguntas con respuesta sobre la sucesión de Cataluña') ahonda la brecha que, precisamente, Aznar ha contribuido a abrir entre Rajoy y los críticos del ala dura por la respuesta tibia, dicen, del Gobierno a la Generalitat y a los nacionalismos, en general. De hecho, la Convención del PP ya incluye una ponencia dirigida por Esteban González Pons, vicesecretario de Estudios y Programas, y titulada 'España, una gran nación', que, según Cospedal, pretende reivindicar el Estado de las Autonomías y la soberanía nacional residente en todos los españoles.

FAES, sin embargo, ha querido hacer llegar a la Convención sus indicaciones para trabajar por la unidad de España y aunque la secretaria general ha intentado quitar hierro a una propuesta en la que aún no ha podido "profundizar", el documento del equipo de Aznar ya ha abierto una nueva polémica a las puertas del cónclave conservador, sobre qué camino es el más adecuado para atajar el independentismo catalán, el de Rajoy o el del sector más a la derecha del partido que encabeza el expresidente.

La secretaria general del PP se refirió también a la ausencia de Jaime Mayor Oreja en la Convención Nacional de Valladolid, a la que el aún portavoz del PP en el Parlamento Europeo declinó asistir en el último momento. Cospedal informó de que había hablado con Mayor y éste le justificó su decisión "personal" asegurando que, puesto que no iba a ser el candidato del PP a las europeas de mayo, quería evitar ser "el foco de atención" en el foro de Valladolid, por lo que no asistiría.

La número dos del PP, que alabó el "sentido común" del exministro del Interior por esta decisión, aseguró además que, aun entendiendo el interés suscitado, ni se conoce aún quién sustituirá a Mayor Oreja al frente de la lista del PP para los comicios europeos ni el nombre —que depende íntegramente de Rajoy— se hará público durante el fin de semana.

Cospedal incluyó en el programa de la Convención un acto que se celebrará el sábado 1 de febrero de "respaldo, consideración y defensa de las víctimas del terrorismo". La secretaria general evitó concretar qué asociaciones participarán en este homenaje, aunque advirtió de que "contamos con todas y que vengan las que quieran, porque siempre serán bievenidas".

Precisamente, la relación de las víctimas de ETA con el Gobierno de Rajoy es otro de los grandes motivos de fricción interna en el PP desde que éste ganó las elecciones en 2011 y Cospedal se ha visto obligada hoy a insistir en que la política antiterrorista de los conservadores es "la misma" en la oposición que en el Ejecutivo. Las declaraciones de la número dos del PP llegan tras las duras críticas de la expresidenta del PP vasco, María San Gil, que ayer acusó a la formación conservadora de "consentir" la "pesadilla" que a su juicio se vive en Euskadi "en relación con ETA, Batasuna, los presos, Sortu, Bildu y demás entramado etarra".

Aunque Cospedal no quiso entrara a comentar "opiniones personales", lanzó un mensaje contundente a todos los que critican la gestión del final de ETA por parte de Rajoy: "Éste es el partido que siempre ha tenido una política antiterrorista clara y que nunca ha cambiado. El PP nunca ha negociado con los terroristas y nunca ha producido fracturas con las víctimas. Hay muchos en este partido que hemos trabajado directamente con las víctimas. Aunque algunos quieran ahora crear fracturas y divisiones", ha admitido.