Público
Público

El PP se enronca en la exclusión de TVE de los cara a cara electorales

El PSOE propone que puedan emitirlos todas las cadenas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El debate sobre los debates vuelve al primer plano de la precampaña electoral. No es novedad el tira y afloja en cualquier negociación, más si se produce entre los dos grandes partidos y más aún si se produce en periodo electoral. La novedad es que en el pulso intervienen además cinco cadenas de televisión, que agregan sus intereses empresariales y la lucha por las audiencias a los intereses políticos de los partidos.

A veinticuatro días de la fecha pactada para celebrar el primer cara a cara televisivo entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, la negociación entre PSOE y PP no sólo está estancada, sino también embarrada por el mencionado cruce de intereses y las presiones derivadas.


El PP se ha enrocado en la defensa de que los dos debates pactados se celebren en Antena 3 y Telecinco, invocando el precedente de 1993, cuando fueron protagonizados en esas cadenas por Felipe González y José María Aznar.


Un precedente desfasado

Pero entonces las dos citadas eran las únicas cadenas privadas, TVE tenía una abierta dependencia del Gobierno y la cadena pública no ofreció su retransmisión. Ahora hay dos cadenas privadas más, el presidente de RTVE ha sido elegido por consenso en el Parlamento y la Corporación pública se adelantó a realizar la primera oferta, que obtuvo el aval de la Junta Electoral Central.

El secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, culpó ayer del desacuerdo al PSOE porque, según dijo, 'quiere vetar a una de las privadas', obviando en su argumento que la propuesta conservadora veta a dos canales privados -La Sexta y la Cuatro- y a la televisión pública.

Alegó también el portavoz conservador que Telecinco es la cadena más vista y Antena 3 la que tiene mayor audiencia en los informativos, y propuso que TVE, en su condición de cadena pública, 'asuma el coste' de retransmitir los debates sectoriales con segundos espadas.

Las declaraciones de Elorriaga acusando de un supuesto veto al PSOE provocaron una respuesta inmediata de los socialistas. Para demostrar la falsedad de la imputación, el PSOE propuso, a través de un comunicado oficial, que los cara a cara se realicen mediante una señal institucional que se ofrezca gratuitamente a todas las cadenas de televisión sin excepciones.

'No hay ninguna razón para que los partidos políticos elijamos a unas cadenas de televisión y excluyamos a otras. Los debates son acontecimientos de interés general. Todas las televisiones tienen derecho a emitirlo si lo desean y todos los ciudadanos tienen derecho a seguirlos desde la cadena que ellos mismos elijan', defiende el PSOE.

Añade el comunicado que 'no queremos favorecer a nadie ni vetar a nadie, sino servir al interés general', por lo que 'el Partido Socialista no va a suscribir acuerdos que supongan discriminar entre cadenas de televisión, porque eso sería lo mismo que discriminar a los espectadores'. 'Nuestra posición es debate para todos y en todas las cadenas que lo deseen', concluye.

Comisión de arbitraje

El PSOE han incluido en su programa electoral la propuesta de crear una 'comisión de arbitraje' para que se encargue de organizar estos debates y mediar para el acuerdo entre los partidos políticos.