Publicado: 08.07.2014 17:19 |Actualizado: 08.07.2014 17:19

El PP forma nuevo gobierno en Santiago con concejales no electos a pesar de las protestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres alcaldes sin haber cumplido tres años de legislatura. El exconselleiro de Agricultura de la Xunta de Galicia Agustín Hernández se ha convertido hoy en el nuevo primer edil del Ayuntamiento de Santiago y ha formado un nuevo gobierno municipal con siete concejales que no fueron elegidos por los votantes. Frente a esta situación se rebelaron miembros de la oposición y otros colectivos sociales que organizaron una protesta frente al Pazo de Raxoi (sede del consistorio compostelano) en la que dos personas resultaron detenidas.

Mientras en el interior del edificio se celebraba el pleno extraordinario que ratificaba el relevo en el bastón de mando de Ángel Currás a Hernández, en el exterior un centenar de personas se manifestaron a grito de "Gobierno no electo, democracia sin efecto", "¿La culpa de quien es? De los que votan al PP" o "Tercer alcalde, tercer cofraude". Y es que ha sido la corrupción —la condena por fraude fiscal al primer alcalde conservador de la ciudad, Gerardo Conde Roa, y la imputación de Currás en el caso Pokemón, así como la implicación de numerosos ediles en diversas tramas ilegales— la que ha provocado esta situación en el Gobierno municipal.. En medio de un nutrido dispositivo policial, dos sindicalistas fueron detenidos tras saltarse el cordón que alejaba a los manifestantes de la entrada de autoridades en el Pazo de Raxoi.

Cuando el vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, se disponía a acceder al ayuntamiento compostelano, los dos detenidos se saltaron las vallas que limitaban el perímetro de la protesta, por lo que fueron perseguidos por agentes y uno de ellos fue reducido en el suelo. Este último es el miembro del sindicato nacionalista CIG Renato Núñez, mientras que el otro es Manuel Dacal, de la Federación Rural Galega (Fruga). Ambos fueron trasladados en un vehículo de la Policía Nacional ante el malestar de los manifestantes. Previamente ya se habían vivido momentos de tensión entre el cordón policial y los manifestantes, de forma que el portavoz municipal del BNG, Rubén Cela, reprobó el operativo, al considerarlo "desproporcionado".

La protesta estaba convocada por la Asemblea cidadá de Compostela, que integra a diferentes colectivos como Stop Desahucios, Asemblea Aberta, Santiago de Corruptela, Anova, BNG, Candidatura do Povo, CxG, EQUO, Espazo Ecosocialista Galego, EU, Nos-UP, Partido da Terra y Podemos. ¿Los motivos? Según un miembro del colectivo, Miguel Serrano, ha explicado que consideran esta toma de posesión "legal pero ilegítima", además de ver en ella la representación de "la continuidad de la Operación Pokémon" en el Consistorio.

Por su parte, el nuevo regidor se ha comprometido a "poner fin inmediato a la excepcionalidad" que ha marcado la capital gallega, al tiempo que ha pedido la implicación de "todos" para retomar la "normalidad institucional". "Esta ciudad nunca se puede construir desde la óptica de una única opción política. Precisa de la implicación de todos. Por eso voy a trabajar desde ahora y para eso convoco a todos, ciudadanos y oposición, con la mano tendida", ha apelado Hernández, elegido alcalde con el voto a favor de los 13 ediles populares y el rechazo de los ocho del PSOE, ya que los concejales del BNG abandonaron el pleno en señal de protesta.

Frente a las dudas suscitadas por un gobierno conformado por una mayoría de concejales no electos, Hernández ha defendido que el relevo es "fruto de la aplicación estricta de la ley", si bien ha admitido que también de un momento "excepcional". Así, ha incidido en las circunstancias "especiales" que acompañan su toma de posesión y que han "condicionado la vida" del Ayuntamiento. Se refería, entre otras y aunque no lo mencionó expresamente, a la sentencia que inhabilitó a siete ediles por prevaricación. De estas "circunstancias", ha señalado que el PPdeG asume "la cota de responsabilidad" que le corresponde, para añadir que también se hace cargo de "toda la responsabilidad" para su "inmediata resolución, desde ahora y para el futuro". "Hoy se abre una nueva etapa en el Ayuntamiento de Santiago", ha prometido.