Publicado: 01.11.2015 13:43 |Actualizado: 01.11.2015 13:43

El PP ignora el aborto en su programa electoral por las discrepancias internas y la posible pérdida de votos

Los conservadores deciden que el aborto no va a formar parte de su programa electoral de cara a las próximas elecciones generales del 20-D, mientras que el resto de partidos políticos apuestan por la Ley de Plazos de 2010.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El PP ignora el aborto en su programa electoral por las discrepancias internas y la posible pérdida de votos

El PP ignora el aborto en su programa electoral por las discrepancias internas y la posible pérdida de votos

MADRID.- El PP ha decidido que el aborto no va a formar parte de su programa electoral de cara a las próximas elecciones generales de este 20 de diciembre, según han confirmado a Europa Press fuentes 'populares', mientras que el resto de partidos políticos apuestan por la Ley de Plazos de 2010.

De hecho, estas mismas fuentes señalan que no se arriesgan una legislatura más a incluir este asunto que tantas discrepancias internas y posibles pérdidas de voto les ha generado en estos últimos cuatro años.

Es más, se aferran a la idea de que el Tribunal Constitucional todavía no se ha pronunciado sobre el recurso que los 'populares' presentaron a la ley socialista en junio de 2010, que fue admitida entonces a trámite y cinco años después sigue sin resolverse.



A finales de verano, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ya avanzó que su partido pretendía incluir en su programa para las elecciones generales de final de año una Ley de maternidad con medidas que "acompañen a la mujer" al decidir "su modelo de vida" y no iba a retomar la reforma de la Ley del Aborto hasta que el Tribunal Constitucional sentencie sobre el recurso que los propios 'populares' presentaron.

No obstante, desde el Congreso, el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, así como el ministro de Justicia, Rafael Catalá, este mismo verano no cerraban la puerta a futuras reformas en materia de aborto, siempre y cuando se pronunciase el Tribunal Constitucional sobre el recurso planteado.

PSOE: Volver a la ley de 2010 y campañas informativa

El PSOE, por su parte, ha centrado uno de los capítulos del borrador de programa electoral para las próximas elecciones en 'Derechos Sexuales y reproductivos', con el compromiso de regresar al marco legal de 2010, impulsado por el entonces presidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero, una norma que "contó con los apoyos de todos los grupos salvo el PP".

A su vez, quiere impulsar campañas informativas sobre métodos anticonceptivos y de planificación familiar a nivel general, especialmente entre los jóvenes, además de favorecer el buen funcionamiento de una red de centros de salud sexual en las comunidades autónomas.

Entre otras, también se compromete a restablecer la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud los tratamientos de reproducción asistida para todas las mujeres, incluidas las parejas de lesbianas.

Ciudadanos: "El aborto no es un derecho"

Coincidiendo con la reforma de la Ley del Aborto en el Senado, tanto Ciudadanos como Podemos se estrenaron en la Cámara con este tema. Ambos están trabajando en su programa electoral y no lo tienen cerrado, si bien no comparten la presente reforma emprendida por los 'populares' y abogan por la ley consensuada en 2010. En concreto, la formación que lidera Albert Rivera ha asegurado en más de una ocasión que "el aborto no es un derecho". También ha defendido una legislación en la que se combinen los plazos con los supuestos.

Eso sí, en la votación de este verano en el Senado, los dos senadores se abstuvieron porque no veían responsable "meter con calzador esta votación a estas alturas de Legislatura". "Creemos que estos temas merecen grandes consensos y poco oportunismo electoralista", defendieron. En este sentido, Rivera dijo que abogaba por cambiar la ley en la parte que se refiere a las menores, pero difiere del PP en que él exigiría simplemente que lo comunicasen a los padres, sin que fuera obligatorio el consentimiento.

Podemos: Potenciar la libertad de decisión

Podemos, que sigue trabajando en su programa electoral, presentó un veto a la reforma del Aborto en el Senado, y en su programa para las autonómicas del pasado mes de mayo se comprometía a garantizar la cobertura de la interrupción voluntaria del embarazo por el sistema público de salud (ahora ya se hace), garantizar el acceso de todas las mujeres a todos los métodos anticonceptivos (también se hace).

Además, planteó el abastecimiento de la "píldora contraceptiva de emergencia" en todos los centros de atención primaria y urgencias (en la actualidad no todos tienen por qué disponer de ella, sí las farmacias y se puede conseguir sin receta).

Otra de sus propuestas es potenciar la libertad de decisión sobre la medicalización del embarazo y el parto, con el fin de devolver a las mujeres el protagonismo en estos procesos, así como garantizar el acceso a la reproducción asistida a todas las mujeres en el sistema público de salud, donde tendrían cabida las parejas homosexuales de mujeres.

IU: Ir más allá de la ley de 2010

Izquierda Unida es la formación que plantea una Ley del Aborto más amplia. Según confirmaron a Europa Press fuentes de Izquierda Unida, el programa electoral de las próximas elecciones generales contempla suprimir la modificación que el PP ha realizado esta legislatura, por la que es obligatorio el consentimiento paterno para las jóvenes de 16 y 17 que deseen interrumpir de forma voluntaria su embarazo.

Considera que la legislación de 2010 avanzó pero mantiene "muchas limitaciones", y por ello comparte cualquier reforma del aborto que esté encaminada a ampliar los derechos de las mujeres, de forma que éstas puedan decidir sobre si quieren o no ser madres. Quiere también que el aborto sea reconocido como un derecho.

Asimismo, ha defendido la puesta en marcha de campañas informativas de educación sexual en los colegios, o un acceso universal a métodos "seguros y eficaces" que permitan regular la fecundidad, así como su inclusión en la prestación farmacéutica del SNS y con financiación pública.