Publicado: 30.04.2014 19:51 |Actualizado: 30.04.2014 19:51

El PP impide evaluar las contraindicaciones sanitarias y jurídicas de la reforma del aborto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP se ha opuesto hoy en el Congreso a una iniciativa socialista para pedir al Gobierno que realice un estudio para conocer las consecuencias sanitarias, psicológicas y jurídicas que tendrá para las mujeres la reforma de la ley del aborto elaborada por el Ministerio de Justicia que preside Alberto Ruiz-Gallardón.

Lo ha hecho en la Comisión de Igualdad de la Cámara baja, en la que la diputada socialista Ángeles Álvarez ha señalado que si se aprueba la ley, se producirán 100.000 abortos clandestinos y 20.000 mujeres recurrirán a personas que no están cualificadas para interrumpir el embarazo o se lo autoinducirán.

El resto de grupos de la oposición ha respaldado la iniciativa si bien la mayoría absoluta del PP ha impedido que salga adelante.

Álvarez ha afirmado que si una mujer quiere interrumpir su embarazo lo hará "en cualquier circunstancia" y el aborto clandestino conlleva riesgos que debe dar a conocer el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad porque es su competencia.

Así, ha propuesto que Sanidad informe, entre otros, del número previsible de intervenciones quirúrgicas de urgencias por abortos clandestinos que se producirán si se aprueba la nueva legislación, debidas, por ejemplo, a perforaciones uterinas y de vejiga.

La diputada del PP Felicidad Rodríguez ha señalado que el PSOE lo único que pretende con la iniciativa es "enturbiar" el futuro debate de la ley en el Congreso en la que, a su juicio, la seguridad de la mujer ocupa "un lugar primordial", por lo que ha insistido en que la propuesta quiere crear "alarmas injustificadas". Rodríguez ha opinado que el anteproyecto aprobado por el Gobierno trata de proteger los derechos tanto de la mujer como los del concebido y no nacido, tal y como ha dicho que establece el Tribunal Constitucional.

Por su parte, Lourdes Ciuró, de CiU, ha señalado que su grupo no se podía oponer a realizar un estudio como solicita la proposición no de ley del PSOE, en tanto que Caridad García, de Izquierda Plural, ha deseado que la reforma del aborto "esté guardada en el cajón no solo después de las elecciones europeas, sino para siempre".

El diputado de UPyD Toni Cantó también ha dicho estar a favor de la propuesta porque pide informar sobre las consecuencias sanitarias y jurídicas de los abortos clandestinos.