Público
Público

¿Renovación en el partido conservador? Rajoy impone la unidad en el PP: sólo cuatro autonomías disputan el liderazgo

Cospedal, Cifuentes, Alonso, Moreno, Bonig, Monago, Albiol y hasta Pedro Antonio Sánchez, entre otros, tienen asegurado su liderazgo. Los presidentes de Cantabria, Baleares, La Rioja y Castilla y León aún son una incógnita. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

(De izqda a dcha y de arriba a abajo) Los candidatos a la Presidencia del PP balear: Gabriel Company y José Ramón Bauzá; del  PP de Castilla y León: Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván; del cántabro: Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga; y del riojano: José Ignacio Ceniceros y Concepción Gamarra. 

'Primarias', sí. Candidatura única, también. Ese es el doble juego del PP: por un lado, ha aceptado que sus Congresos regionales se celebren con el nuevo sistema de doble vuelta donde todos los militantes votan -en la primera- a su candidato favorito. Por otro, Génova reconoce que su opción favorita sigue siendo la presidencialista: mejor lanzar un mensaje de "unidad" dando todo el apoyo a una sola persona. 

Por ello, tan sólo cuatro Comunidades mantienen aún la incógnita sobre quién será su nuevo líder del PP territorial de turno. Se trata de Illès Balears, Castilla y León, Cantabria y La Rioja. En el resto, los barones mantienen su Presidencia sin que haya existido apenas un atisbo de renovación. 

Por distintos motivos, Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía, Catalunya o Euskadi, entre otros, seguirán con sus actuales líderes. Cristina Cifuentes y María Dolores de Cospedal lograron imponerse a sus correspondientes contrincantes (Luis Asúa y Tomás Medina, respectivamente), no sin antes haber levantado polémicas sobre los censos inflados donde incluso constaban fallecidos y recibido acusaciones de juego sucio, presiones y boicots. 

En muchas regiones ha habido acusaciones de irregularidades en los procesos internos. Algunos incluso acabaron en los tribunales

Juan Manuel Moreno, Xavier García Albiol y Alfonso Alonso, por su parte, no tuvieron rival. Tampoco lo tuvo José Antonio Monago en Extremadura. Y lo mismo le ocurrió al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que no tuvo adversario y se convertirá oficialmente, este fin de semana, en sucesor de Ramón Luis Valcárcel. Pese a estar imputado en el caso Auditorio y pendiente de una posible moción de censura -sus socios de Ciudadanos le dieron de plazo hasta el 27 de marzo para buscar a un sucesor-, recibió el apoyo de todo el aparato de Génova, por lo que nadie osó siquiera intentar hacerle sombra.

En Valencia, la actual presidenta de la Gestora, Isabel Bonig, se quedó como candidata única tras retirarse el otro aspirante, también entre sospechas de que las elecciones internas podrían no celebrarse con todas las garantías necesarias. Así lo denunció el expresidente de Nuevas Generaciones José Luis Bayo, que incluso intentó impugnar las primarias en los tribunales al considerar que se estaban vulnerando sus derechos fundamentales. 

En Canarias, el candidato oficialista, Asier Antona consiguió imponerse a sus otros tres rivales; en Navarra, Ana Beltrán fue la única candidata de una "lista integradora"; en Asturias, Mercedes Fernández se impuso en la primera vuelta a Carmen Rodríguez Maniega; y en Aragón sólo el alcalde de Zaragoza, Luis María Beamonte, se presentó como candidato a la sucesión de Luisa Fernanda Rudi. 

Tampoco ha habido sorpresas en Ceuta y Melilla. En ambas, los actuales presidentes de las ciudades autónomas, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda, respectivamente, han sido los candidatos únicos a las presidencias de sus organizaciones territoriales del PP.

Cantabria y la Rioja, los congresos más broncos 

Sólo queda por determinar, por tanto, el liderazgo de cuatro comunidades. En el PP balear la pugna está entre el expresidente José Ramón Bauzá y quien en su día -entre 2011 y 2015- fue su consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Gabriel Company. En el cántabro, cuya batalla se prevé más bronca, la número dos de Ignacio Diego, María José Sáenz de Buruaga, consiguió mantenerse en pie tras la primera vuelta, cuyo proceso llegó a estar también en manos de tribunales

En La Rioja tampoco se prevé un viaje calmado hacia la presidencia. Tras la renuncia de quien lleva 24 años al frente del PP territorial, Pedro Sanz, se abrió la lucha entre el actual presidente de la Comunidad, José Ignacio Ceniceros, y la alcaldesa de Logroño, Concepción -Cuca- Gamarra. Ella contaba con el apoyo de su antecesor, de Génova y su preferencia por las "listas integradoras". Él decidió presentarse de todos modos. 

Y en Castilla y León, donde la continuidad de Juan Vicente Herrera estuvo en el aire hasta el último momento, existen varias teorías sobre el proceso interno. Hay quien considera que Herrera sólo decidió retirarse tras una pelea con Rajoy. También quien cree que la existencia de dos candidatos es un mero maquillaje y que al final acabarán pactando e integrándose en el mismo equipo ejecutivo. Y quien sostiene que el debate será a cara de perro. De momento, lo único constatado es que son los alcaldes de León y Salamanca, Antonio Silván y  Alfonso Fernández Mañueco, respectivamente, quienes se disputarán la sucesión.