Publicado: 24.07.2015 11:11 |Actualizado: 24.07.2015 13:45

El PP inicia una 'guerra' por los símbolos monárquicos en el Ayuntamiento de Barcelona

El presidente del grupo municipal del PP de Barcelona, Alberto Fernández, ha colgado una foto de Felipe VI en el lugar donde estaba situado el busto de Juan Carlos I, retirado ayer. Instantes después, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, lo ha quitado.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:
Momento en el que Fernández y Esteller colocan la fotografía de Felipe VI en el salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona.

Momento en el que Fernández y Esteller colocan la fotografía de Felipe VI en el Ayuntamiento de Barcelona.

BARCELONA.- El Partido Popular ha iniciado una 'guerra' por los símbolos monárquicos en el Ayuntamiento de Barcelona, desafiando las decisiones tomadas por la actual alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau.

Este viernes a primera hora de la mañana, el presidente del grupo municipal del PP de Barcelona, Alberto Fernández, y la concejal Àngels Esteller han colgado una foto de Felipe VI en el lugar donde se encontraba el busto de Juan Carlos I del salón de plenos del Ayuntamiento, retirado este jueves. Instantes después ha tenido que ser el primer teniente de alcalde de BComú, Gerardo Pisarello, el que pusiera cordura a la situación y retirara el marco con la imagen del actual monarca.

Fernández ha llegado a la sala de plenos del consistorio rodeado de periodistas con un cuadro de Felipe VI, que ha situado sobre una silla en el lugar donde se encontraba el busto del exjefe del Estado, Juan Carlos I.



Colau defendió este jueves que la medida es mucho más amplia que retirar el busto, y ha destacado que se procederá a una revisión de la simbología de la ciudad, ya que la monarquía está "sobrerepresentada", y a su juicio, no se reflejan otros símbolos de la tradición local como el republicanismo.

La regidora argumentó que con la retirada del busto se resuelve "una situación anómala", dada porque Don Juan Carlos "no es Jefe del Estado desde junio de 2014" y además, hay un sobredimensionamiento de la simbología monárquica en el ayuntamiento.

La alcaldesa, Ada Colau, ha intervenido en la sesión extraordinaria de este viernes para proponer abrir un turno de palabras de un minuto al inicio del pleno para que los grupos expresasen su opinión y para insistir que sólo se ha procedido a "retirar el busto de un exjefe que por normativa no tenia sentido su presencia".

PP, CiU y C's, en contra de la retirada del busto

Tras ella ha intervenido el popular Alberto Fernández, que ha aceptado la propuesta y ha denunciado que en el pleno se estaba "incumpliendo la legalidad" por la ausencia del retrato del jefe del Estado y que el gobierno municipal no podía alegar que no se disponía de él porque el PP le ha entregado uno para que la irregularidad "pueda ser subsanada".

La intervención de la alcaldesa ha provocado las quejas de los presidentes de los grupos de CiU y C's, Xavier Trias y Carina Mejías, respectivamente. En su intervención, el exalcalde Xavier Trias ha considerado "una pantomima" quitar la imagen del anterior monarca "con nocturnidad y sin debatirlo", como en su opinión se hizo ayer.

Trias ha señalado a la alcaldesa que sobre su cabeza seguían estando el retrato de la reina regente María Cristina y de Alfonso XIII y le ha comentado que "igual quería sacarlo todo", algo que Colau ha descartado sin consultarlo con los grupos.

La presidenta del grupo municipal de Ciutadans, Carina Mejías, ha criticado la decisión unilateral del gobierno de Barcelona En Comú y les ha advertido que "esta casa es la de todos los barceloneses, no la suya". El republicano Alfred Bosch ha apoyado la retirada del busto del anterior jefe de Estado y ha felicitado al gobierno por haber hecho una "limpieza a fondo".

Sobre la colocación del retrato del actual jefe del Estado, Bosch ha defendido que quien debe presidir los plenos debe ser el "busto del único soberano, que es el pueblo de Catalunya". "Queremos una Barcelona republicana libre de Borbones", ha considerado Bosch, que ha apuntado que "cuando toque llenaremos (el lugar) con alguien que represente a la República catalana"

El socialista Jaume Collboni ha manifestado su pesar porque un pleno extraordinario en el que se había de hablar de medidas sociales y políticas económicas haya empezado con este debate y ha acusado al gobierno de hacer "política espectáculo". El popular Alberto Fernández ha insistido en que ayer se escenificó ante los medios una decisión unilateral del gobierno que fue un "escarnio" de la monarquía y ha exigido que figure el retrato de Felipe VI.

El concejal de la CUP Josep Garganté ha citado a Arnaldo Otegi y ha manifestado su satisfacción porque se haya retirado de la sala el busto "del viejo jefe de los torturadores", y ha pedido que también se retire la bandera de España del edificio consistorial.