Público
Público

El PP insiste en apuntar a Rubalcaba y éste dice que el Supremo tendrá la última palabra

Rosa Díez (UPyD) califica el fallo de "desvergüenza, injusticia y falta de respeto a las víctimas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP considera que la investigación de la Audiencia Nacional sobre el chivatazo a ETA en 2006 se ha quedado 'coja' porque los dos policías que han sido condenados no pudieron actuar 'motu proprio', sino que tuvieron que hacerlo tras recibir órdenes. Tras la sentencia, el PP sigue apuntando al entonces ministro del Interior y actual líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quién exigen pedir 'perdón' a los españoles por haber negado que se dió un soplo a la banda.

Pérez Rubalcaba, por su parte, ha señalado que respeta la sentencia de la Audiencia Nacional, aunque aún no la había leido, y ha añadido que, como se han anunciado recursos de los policías condenados, será el Tribunal Supremo quien 'tendrá la última palabra'.

La reacción más desaforada desde el ámbito político ha salido de la líder de Unión Progreso y Democracia (UPyD), que ha tachado el fallo de la Audiencia de 'desvergüenza, injusticia y falta de respeto a las víctimas'.

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha mostrado su respeto por la sentencia, pero ha lamentado que no se haya 'llegado hasta al final' sobre la 'verdad de quiénes fueron los responsables reales' de que los policías decidieran dar el soplo.

Según ha declarado, los recursos que han presentado los condenados deberían servir para avanzar en esa investigación, aunque también ha destacado que ya ha quedado claro que 'el chivatazo existió'.

Por eso ha emplazado a Rubalcaba, quien 'lo negó de forma reiterada', a reconocer 'que se equivocó' y a 'pedir perdón a los españoles por un hecho que 'no habla nada bien del funcionamiento normal de lo que debería ser un funcionamiento normal de las Fuerzas de Seguridad en un Estado de Derecho'. 'Cuando el Estado de Derecho se hipoteca sobre los vaivenes o conveniencias políticas, pasa lo que pasa', ha sentenciado Hernando.

En una línea similar se ha pronunciado la vicepresidenta de la Comisión de Interior del Congreso, Ana Belén Vázquez, para quien la investigación se ha 'quedado muy coja'. 'Respeto las decisiones judiciales, pero políticamente habría que ir un poquito más allá y saber quién ordenó el chivatazo', ha dicho.

Vázquez, que es inspectora de la Policía Nacional, ha confesado que siente 'un poco de tristeza' porque 'la responsabilidad política ha quedado impune y no debería de ser así'. Y es que se ha mostrado convencida de que Pamies y Ballesteros no pudieron actuar sin haber recibido 'órdenes de un superior', máxime cuando en este momento se estaban produciendo negociaciones entre ETA y el Gobierno socialista.

'Se ha quedado muy coja, nosotros en la oposición señalábamos a Rubalcaba para que diera explicaciones y no las ha dado. A ver si hoy, por respeto a los dos policías que han sido condenados, las da', ha apostillado.

 

'Una falta de respeto a las víctimas'

 Por otro lado, la líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha criticado la decisión de la Audiencia Nacional que condena a los policías del presunto chivatazo policial a ETA a año y medio de cárcel por revelación de secretos y no por colaboración con banda armada'. 'Es una injusticia, una desvergüenza y una falta de respeto a las víctimas', ha sentenciado.

'Estas decisiones evidencian el nivel en el que está España', ha declarado Díez

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación para ejercer su cargo a los dos mandos policiales acusados del chivatazo a ETA, que se produjo en el bar Faisán de Irún (Guipúzcoa), el 4 de mayo de 2006. 'Que hacer una llamada anunciando a unos terroristas que no vayan a una cita porque les pueden detener se haya considerado revelación de secretos y no colaboración con banda armada es algo absolutamente vergonzoso', ha manifestado Díez en declaraciones a Europa Press.

A juicio de la portavoz de la formación magenta en el Congreso, la decisión de los tribunales 'es una injusticia, una desvergüenza y una falta de respeto al Estado de Derecho y a las víctimas del terrorismo'. Pero, además, ha apuntado que este tipo de decisiones evidencian el nivel en el que está nuestro país 'en términos de defensa de lo sustancial, el Estado de Derecho, y de la ley, que es mucho más que la legalidad'.

También ha hablado sobre el caso el diputado del PP Ignacio Gil Lázaro, que interpeló cientos de veces la pasada legislatura a Rubalcaba sobre este asunto. Cree que  los agentes hoy condenados 'se equivocaron al cumplir órdenes que nunca debieron cumplir', y considera que la sentencia del caso Faisán demuestra que Pérez Rubalcaba se pasó tres años 'mintiendo' al Congreso, y en consecuencia a la sociedad, sobre el 'chivatazo' a ETA.