Público
Público

El PP de Madrid da el ultimátum a Rajoy con Eurovegas: "Está obviando el empleo de 200.000 personas"

El Gobierno echa balones fuera poniendo en duda que Adelson disponga del dinero para los casinos, aunque asegura que el proyecto es bueno para toda España 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Administración madrileña está al límite: han perdido la posibilidad de ser sede olímpica en 2020 y, ahora, el Gobierno de Mariano Rajoy se empeña en poner en riesgo el macroproyecto de casinos Eurovegas que debería empezar a construirse en la localidad madrileña de Alcorcón en los próximos meses. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, se lamentó ayer: si el Ejecutivo central sigue sin cambiar la ley antitabaco para permitir fumar en las instalaciones impulsadas por el magnate norteamericano Sheldon Adelson, 'corremos el riesgo de que Eurovegas se vaya a otro sitio'.

El sucesor de Esperanza Aguirre -que cuando anunció que el complejo de ocio se instalaba en Madrid, confirmó que el Gobierno cambiaría la ley antitabaco- desmentía así a la vicepresidenta del Gobierno, que el viernes pasado, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, negaba haber oído la posibilidad de que la Comunidad perdiese Eurovegas. Soraya Sáenz de Santamaría dejaba la puerta abierta a la modificación de la norma, asegurando que se estaba estudiando, pero también echaba balones fuera al afirmar que el Ejecutivo autonómico podía ejecutar ese cambio, algo que la Comunidad ha negado por activa y por pasiva, pues carecen de competencias.

Esta mañana, el alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), se ha sumado con más vehemencia a las advertencias de González y ha acusado al presidente del Gobierno de magnificar 'el tema del tabaco' mientras se está 'obviando la situación de estar personas con esa necesidad imperiosa de encontrar empleo'. Pérez, cuya localidad sería la que acoja el complejo de Adelson, ha concretado que son 200.000 empleos los que se están rechazando al no modificar la norma que prohíbe fumar y que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, precisamente, con las mayores críticas procedentes de Esperanza Aguirre, entonces presidenta de la región madrileña.

A pesar de las presiones y críticas que llegan de sus propias filas, el Gobierno permanece al más puro estilo Rajoy: dejar pasar el tiempo. Sin embargo, en esta ocasión, la resistencia del Ejecutivo podría poner punto y final a un proyecto que no ha llegado ni a empezarse. Los conservadores, además, están convencidos de que el Ejecutivo acabará cediendo, por lo que no se explican la demora en anunciar el cambio de la ley.

Sólo el ministro de Industria y Turismo, José Manuel Soria, ha respondido esta mañana a Ignacio González, asegurando que el problema no es el marco legal en España, sino la 'financiación del promotor', poniendo en duda la capacidad de Adelson para conseguir el presupuesto necesario. Soria, que dijo ignorar a qué se refería el presidente madrileño con que Madrid podía perder Eurovegas, sí alabó, en cambio, que el macrocomplejo se instale en Madrid: 'Creo que una inversión como la de Eurovegas sería muy bueno no sólo para Madrid, sino para toda España, porque cualificaría la oferta turística de la comunidad madrileñas y de todo el país'. Pero lo que vaya a decidir Rajoy sigue siendo un misterio.